La lucha por el conocimiento

Hagamos una pequeña encuesta.

Teóricamente, nosotros los bibliotecarios gestionamos el conocimiento. Las herramientas son muchas y muy variadas, así como las fuentes de las que recogemos la información. Nuestra función, supuestamente, es hacer de puente entre el conocimiento y el usuario. Y si somos eficaces y eficientes ya es la leche. A pesar de todo, nuestra figura es difusa, momificada en la ancestral viejeta de falda monjil y sempiterno mal humor.

Sin embargo, los tiempos corren y las cosas cambian. Llega el siglo XXI, las nuevas tecnologías y se hacen figuritas con un bibliotecario. ¿Qué le pondríais como arma? ¿un libro? ¿un ordenador?

Noooooooo, mucho mejor: una hacha doble y una daga:



Bueeeno, vaaale, ya sé que he hecho trampa, que Giles lucha contra vampiros y demás fauna sobrenatural, y que además a sus pies hay un libro, pero ¿desde cuándo las encuestas no manipulan al encuestado?

6 comentarios:

  1. Manu o.e.g.c.31/10/06 12:57

    Cuando vea a este sujeto en la biblio me abstendré de gritar y apagaré el móvil. Esas armas blancas le dan la justa autoridad al honorable cargo que ostenta.

    Y no digo más, que yo soy un gestor del desconocimiento, vulgo ignorancia.

    ResponderEliminar
  2. Ah, o sea que la manera para que haya tranquilidad en la biblioteca es amenazando la clientela...dejaré un cuchillo encima de mi mesa para la próxima vez que toquen las narices, a ver si así...

    ResponderEliminar
  3. Bueno, para casos de no devolución de libros en préstamo parece más contundente que una retirada temporal del carnet.:-P

    Besoooos. :-****

    ResponderEliminar
  4. Pues por aclamación popular, dejaré una hacha en mi mesa, a ver si los usuarios lo pillan...antes de liarme a mandobles :)

    ResponderEliminar
  5. Igual se creen que es un marcapáginas. :-P

    ResponderEliminar

 

Twitter

About