Bibliotecas ¿para qué?

Quien más quien menos, todos intentamos motivarnos cada día para levantarnos. En el aspecto personal, puede que el motivo sea esa persona que aprieta dulcemente tu mano mientras duermes y vigila tus sueños. O los amiguetes, esos dulces donettes de carne y hueso. En el aspecto laboral, las motivaciones suelen ser más variables, aunque se podría hacer un perfil según la profesión. Obviamente, los bibliotecarios no somos una excepción; un bibliotecario no será nunca per se ni rico ni famoso, así que tenemos que buscar las causas de su elección en otra parte. La mayoría de las veces lo mueve el pensar que con su trabajo la sociedad tiene un acceso mayor y más eficiente a la información y, por ende, que la sociedad es mejor y con herramientas para instruirse independientemente. Pero, claro, por el camino nos olvidamos de un dato esencial: que estamos hablando de esta sociedad, la nuestra, la occidental, la consumista, mercantilista y ombliguista. Ella crea una demanda informativa y nosotros debemos suplirla, sin juzgarla, ya que a fin de cuentas somos sencillamente una herramienta ligada a un lugar y a un momento específico.

Aunque ello implique a veces aparcar las motivaciones, propias más bien de una utopía.

______________________________________________________________

Bibliotecas, ¿para qué?

IOSU DE LA TORRE

El Periódico, 06-03-07

iCult detectó el sábado que las bibliotecas de Barcelona tienen colas de hasta un año para leer La catedral del mar. Con la novela de Ildefonso Falcones competían otros best sellers como los escritos por Carlos Ruiz Zafón, Dan Brown, Albert Piñol y Elisabeth Kostova. Nuestra idea era averiguar qué servicio se presta desde estos paraninfos de la cultura a quienes no cuentan con un presupuesto. Descubrir cuáles son los hábitos de las personas que disfrutan con la lectura y no tienen 20 euros para comprarse un libraco.
Las conclusiones son diversas.
A) Un gestor cultural se escandalizó al repasar la lista. "Está llena de best sellers. ¿Para esto han servido los cientos de millones que se han invertido en la red de bibliotecas de Barcelona? ¿Para leer a Dan Brown? Apaga y vámonos". Menos mal que no reparó en el consumo de vídeos, discos compactos y guías de viaje. ¿Para qué sirven las bibliotecas?
B) Una madre pragmática me advierte de que no merece la pena escandalizarse. Las bibliotecas solo son el espejo de la sociedad que consume. Si el márketing y la publicidad dirigen modas y estilos entre los que se gastan la pasta en cultura, por qué no van a tener idéntico efecto sobre los sin presupuesto (mileuristas, amas de casa, estudiantes y jubilados).
C) La diferencia está en el tiempo de espera, tercia un amigo que presume de no haber leído nunca un libro (si acaso el código de circulación) y de bajarse de internet todas las películas que todavía no se han estrenado por aquí. ¿Un año para leer a Falcones? Ya son ganas.
D) La opinión de una romántica pragmática, preocupada por la levedad del ser ante el cambio climático: la riqueza de las bibliotecas no está en si prestan o no muchos best sellers, sino en su capacidad de adaptarse al entorno. La de Nou Barris está especializada en el mundo del circo; la del Vapor Vell, en músicas urbanas; la de Montbau, en novela negra; la de la Barceloneta, en libros del mar y gastronomía costera; y la de Sant Pau (en el Raval), en libros en urdu y cine de Bollywood.
E) La del ladrón de libros: "Y a mí qué me importa".
Qué tiempos aquellos de estudiante en que ocupábamos pupitre en la sala de lectura y salíamos a tontear a la calle.

75 comentarios:

  1. arturo villarrubia7/3/07 10:55

    Francamente la Jeremiada me parece un genero que siempre es más agradecido para el autor que para el lector... hmmm esa comezon de superioridad moral que te recorre el cuerpo.
    El infeliz autor parece creer que hasta la llegada de Dan Brown viviamos en una arcadia feliz en la que los lectores solo conocian lo más selecto de la republica de las letras.¡Vade retro Harold Robbins!
    En realidad lecturas ligeras las ha habido siempre y tienen su sitio. La pregunta no es si existen dichas lecturas sino si hay algo más,o si se promueve algo ás.
    Sin ir más lejos la biblioteca de mi pueblo ha tomado las siguientes inciativas:
    - Cambio climantico. Poner en la entrada un aparador con los libros sobre el tema y un cartelito invitando a enterarte.
    - Idem: con la poesia de los paises del este.
    - Idem:Con la globalización.
    Y esto es lo que recuerdo a bote pronto.

    ResponderEliminar
  2. esa comezon de superioridad moral que te recorre el cuerpo

    pensé lo mismo :)
    Pero en cierto modo es verdad: la biblioteca refleja el estado de la sociedad. No sólo de Harrys Potters se alimenta el servicio de préstamo, pero es cierto que tienen mucha salida. ¿Es acaso malo? ¿Debo juzgar las lecturas de los demás?
    En todo caso, y afortunadamente, en nuestra mano está el promover otras lecturas :)

    ResponderEliminar
  3. manu o.e.g.c.7/3/07 11:07

    lo mueve el pensar que con su trabajo la sociedad tiene un acceso mayor y más eficiente a la información y, por ende, que la sociedad es mejor y con herramientas para instruirse independientemente
    Gracias.

    Leí el artículito de marras ayer. ¡Te iba a pasar el enlace!

    ¿Debo juzgar las lecturas de los demás?
    No vale la pena, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. No vale la pena, ¿no?

    Es que no soy quién, ni creo que nadie tenga esa capacidad :D

    Mira que no pasarme el enlace, niño malo... :p

    ResponderEliminar
  5. Luego os paso un listado de los diez libros más prestados en las bibliotecas británicas. Están peor que aquí, en el sentido de los libros de Dan Brown y similares.

    Explicación pesimista: esto es lo que hay, y, como he hablado con Cristina, la oferta no tiene más remedio que acomodarse a la demanda. Los libros más vendidos son también los más prestados en las bibliotecas, y los más vendidos en formatos «económicos» como el ebook.

    Explicación optimista: la gente lee.

    El reto para las bibliotecas es captar a esos lectores de un solo libro al año (Dan Brown, La catedral del mar o lo que vaya a tocar este año) sin dejar de cuidar a los lectores de esos libros que sólo se pueden encontrar en una biblioteca (y así se cumpliría su función social, y de camino se justificaría el porqué de nuestros impuestos sin darle motivos a los que pretenden cobrar un canon por préstamos) y cuidando de manera especial a los lectores jóvenes.

    Suena demasiado lógico, pero también demasiado utópico.

    ResponderEliminar
  6. Suena demasiado lógico, pero también demasiado utópico.

    Todos los que nos dedicamos a esto tenemos nuestra dosis de utópicos, me parece :) Aunque prefiero pensar que no es tan utópico, sólo algo complicadillo :p

    ResponderEliminar
  7. arturo villarrubia7/3/07 11:36

    Pero la realidad es que las bibliotecas estan llenas de autores olvidados e, insisto, nadie recuerda los bestsellers de antaño.
    Lo que ha quedado es porque hay quien se ha preoupado que quede.
    Sobre lo de juzgar las lecturas. Si, claro que se puede. ¿Nadie más que yo cuando entra en una casa desconocida se fija en la calidad y cantidad de los libros y saca conclusiones? ¿No dice el refran "Temed al hombre de un solo libro"?
    Lo que pasa es que todo hay que ponerlo en su contexto. No es lo mismo decir :
    - Quiero una lectura que no me haga ejercitar ni una neurona, quiero la chorrada esa del Codigo Da Vinci.
    que decir:
    - Donde este libro-libro que se quiten esos pesaos de Kundera y compañia.

    ResponderEliminar
  8. ¿Nadie más que yo cuando entra en una casa desconocida se fija en la calidad y cantidad de los libros y saca conclusiones?

    Sí,claro, pero una cosa es fijarse y sacar sus propias conclusiones (sobre las filias del susodicho) y otra es ponerse a juzgar.

    Lo que pasa es que todo hay que ponerlo en su contexto. No es lo mismo decir (...)

    Eso también es cierto ;)

    ResponderEliminar
  9. arturo villarrubia7/3/07 11:49

    sobre lo de juzgar en base a los gustos, hay un momento muy divertido en "Alta fidelidad"(*la novela*) en la que al protagonista le presentan un matrimonio encantador, gente majisima que le cae de maravilla ... con unos gustos musicales absolutamene anti-cool. Le cuesta mucho pero tiene que reconocer que a la gente no se la puede juzgar por sus gustos.
    Esto es una cosa que queda de la adolescencia cuando se suele pensar que a la gente que le gusta las mismas cosas debe por algún motivo parecerse a nosotros.
    Yo me referia a algo más sutil. La cantidad de libros y su estado.(P.ejemplo: si entro en una casa donde hay una magnifica colección de libro a los que no se le ha quitado el plastico para que no se manchen de polvo). Me refiero a la actitud. Por ejemplo, mi abuelo no era un gran lector pero tenia en su estanteria su puñado de clásicos, que incluia el paraiso perdido, fausto y el quijote, que habia leido hasta caerse a trozos.

    ResponderEliminar
  10. Uy, sí, por ahí se pueden adivinar multitud de cosas, por cómo están distribuidos los libros, el estado en el que se encuentran, tipo de encuadernación, dónde están (en sitio preferente o arrinconados)...Si eres bibliotecaria, con dos segundos tienes suficiente para hacer una valoración exhaustiva :D

    Le cuesta mucho pero tiene que reconocer que a la gente no se la puede juzgar por sus gustos.

    No, y lamentablemente el tufillo de intelectual sabiondo "lo mío sí son lecturas buenas" sigue estando de moda. Me repatea bastante, la verdad; si no pretendo que nadie comparta mis gustos ni imponerlos, al revés tampoco.

    ResponderEliminar
  11. arturo villarrubia7/3/07 12:00

    Borges puso el dedo en la llaga cando le preguntaron si habia leido el Ulises de Joyce y contestó que no, que él no leia por sentido del deber sino por placer.
    El tufillo del intelectual tiene su equivalente en el populista anti-intelectual ( que te cuente Juanma que el fandom se hace mucho gasto de eso). Luego queda el termino medio de los gustos individuales y el juzgar los libros en sus propios terminos. Henry James dijo que preferia una novela de aventuras perfecta como la isla del tesoro a los cientos de mediocridades pseudo-psicologicsa. Stephen King es fan de Cortazar y defiende como la mejor novela de terror de todos los tiempos "El señor de las moscas". Sus lectores tendrían que aprender algo de ellos.

    ResponderEliminar
  12. la mejor novela de terror de todos los tiempos "El señor de las moscas"

    Uy, no me lo recuerdes que aún tengo pesadillas con la cabeza del cerdo...

    ResponderEliminar
  13. arturo villarrubia7/3/07 12:17

    ¿Pero cuantos aficionados al terror la han leido? Yo creo que hay entra el papel del/la bibliotecaria.

    ResponderEliminar
  14. acolostico7/3/07 12:17

    Ah juzgar o no...no se

    Yo cuando miro los libros de otro es a ver si hay algo que no conozco y se me ha escapado...

    ResponderEliminar
  15. Los best sellers suelen ser libros malos y, como tales, sirven para distinguir entre lectores y leedores.

    ResponderEliminar
  16. Yo creo que hay entra el papel del/la bibliotecaria.

    Totalmente de acuerdo :) Y si alguien me dice que un biblioteario no tiene por qué tener una formación cultural y literaria tan amplia, para ello existen repertorios, críticas y demás...

    ResponderEliminar
  17. Acolostico...es que en tu caso eres hombre, friki y buenazo :p

    ResponderEliminar
  18. como tales, sirven para distinguir entre lectores y leedores.

    Mira por dónde, sabía que dirías algo así :p Mira que puedes llegar a ser elitista cuando te pones :pppp

    ResponderEliminar
  19. arturo villarrubia7/3/07 12:33

    lectores y leedores:
    Stevenson estaba en el cajón de los bestselleros, de un autor de aventuritas, hasta que Chesterton lo revindico. Ben-hur se considero una novela serie, importante, en su día.
    Las cosas cambian.

    ResponderEliminar
  20. Si hasta Shakespeare era un 'best-seller' (al estilo de la época, se entiende)...

    ResponderEliminar
  21. arturo villarrubia7/3/07 12:37

    y habia gente que puso a caer de un burro ese Quijote que tanto le gustaba a la chusma.( Lope de Vega dijio que lo realmente bueno de Cervantes eran las novelas ejemplares)

    ResponderEliminar
  22. Como nos pongamos a listar, no acabamos :DDDDD

    ResponderEliminar
  23. Hablando de libros sesudísimos:

    http://www.elpais.com/articulo/gente/libro/hija/Bush/elpepugen/20070307elpepuage_1/Tes

    ResponderEliminar
  24. En absoluto es elitismo. Es la diferencia entre ejercer la libertad o no hacerlo. Los lectores tienen inquietudes, buscan y realmente escogen. Los leedores son unos perezosos: van a la FNAC, mira cuáles son los libros más vendidos y lo único que escogen en si los compran o no. Pura perrería.

    Y el Quijote, efectivamente, ha tenido mucha trascendencia y ha influido sobre la literatura posterior. Muchas obras, incluso en el cine moderno, incorporan la figura de Sancho. (¿Habéis visto Wasabi?) Aun con todo, el Quijote no es una novela tan magnífica como nos la han pintado. De hecho, incluso hay educadores críticos que aconsejan desterrar el Quijote de las escuelas porque no es ni siquiera un libro apto para la juventud. Es un clásico, los clásicos no son libros fáciles y, por lo tanto, tampoco son la literatura idónea para animar a la lectura.

    ResponderEliminar
  25. Es la diferencia entre ejercer la libertad o no hacerlo

    Son libres de escoger, y escogen, sólo que su elección es muy específica...

    Por lo demás, no veo que las lecturas impuestas y obligatorias vayan a motivar a los más jóvenes a leer. Y Quijotes, Hamlets y demás aún menos...

    ResponderEliminar
  26. arturo villarrubia7/3/07 13:01

    ni siquiera un libro apto para la juventud.
    _____________________--
    Cuando yo era un niño, mi profesor de literatura consiguio que toda la clase se riese a carcajadas con los pasajes más comicos (Sancho besando a su burro) y hasta el día de hoy estoy convencido de que el humor de palizas de Ibañez tiene su raiz en Cervantes. Martin Amis por ejemplo pone a caldo el Quijote por ese motivo, lo que tiene su aquel considerando su obra.
    .
    El problema es el concepto de creer que a todo el mundo le tiene que gustar lo mismo, de la misma manera y con el mismo esfuerzo.
    Conozco los criticos del Quijote y no me convencen en absoluto.

    ResponderEliminar
  27. Pues enhorabuena por ese profesor. No es muy frecuente...en la época los chistes se debían entender mucho mejor que ahora. ¿Os hicieron leer la obra entera?

    ResponderEliminar
  28. arturo villarrubia7/3/07 13:08

    Los clásicos implican un esfuerzo que hoy por hoy es politicamente incorrecto: un esfuerzo en el ejercicio de la sensibilidad. Hamlet y Quijote son buenos ejemplos porque la obra no incluye un juicio explicito sobre si son buenos o malos, sabios o gilipollas. Al contrario que en los best-sellers no hay juicios morales evidentes. Y por el camino tenemos que tomar muchas decisiones :¿Van en serio los consejos de Polonio?¿Y los refranes de Sancho?¿Son Hamlet y Quijote la representación de una sabiduria superior?¿Tienen justificación en hacer lo que hacen?
    Son obras que piden un esfuerzo linguisto pero aún más un esfuerzo a la hora de ejercitar nuestra sensibilidad moral y nos obligan a entender más las emociones ajenas. El verdadero problema con libros como el Código no es tanto sus rudimentarias tecnicas narratiavs como su rudimentaria visión de la naturaleza humana y su analfabetismo emocional.

    ResponderEliminar
  29. arturo villarrubia7/3/07 13:10

    No, solo los trozos cómicos.
    Nos dijo claramente que habria trozos que solo entenderiamos al ser mayores y tener más experiencia de la vida. Los trozos "serios" fueron clavileño y la insula de barataria ( que cualquier niño con el que se han metido en el colegio puede entender).

    ResponderEliminar
  30. Una de las cosas que supongo que ocurren es que se está perdiendo la costumbre de ver al bibliotecario como prescriptor de lecturas. En una biblioteca de pueblo o con poco tráfico a lo mejor es posible que siga habiendo trato directo entre usuarios y bibliotecarios, pero en una ciudad grande como Madrid o Barcelona es casi imposible, y los usuarios ya no es que no pregunten al bibliotecario, sino que ni siquiera se acercan a los estantes y expositores de novedades (donde, como decía Arturo, el bibliotecario puede aportar su granito de arena, con aparadores temáticos sobre asuntos interesantes); es más, con hacer una reserva por Internet ya ni siquiera es necesario que se acerquen a la biblioteca más que para recoger el libro en préstamo y devolverlo... Así que en cierto modo las bibliotecas se están convirtiendo en un Blockbuster, pero especializado en el préstamo de best-sellers.

    Pura especulación.

    ResponderEliminar
  31. Sí, pero para romper la barrera lingüística y alcanzar la sensibilidad moral oportuna se necesita algo de 'madurez moral', me temo.

    ResponderEliminar
  32. Nos dijo claramente que habria trozos que solo entenderiamos al ser mayores y tener más experiencia de la vida.

    Ok, justo lo que pretendía decir. Pero al menos vuestro profesor consiguió quitaros el miedo a enfrentaros a ese tipo de literatura. Sinceramente, un gran logro!

    ResponderEliminar
  33. Juanma, estoy de acuerdo, con una salvedad: tampoco debemos convertirnos en el dedo que guía el libro a leer. Ello implicaría conocer al usuario, sus gustos, aficiones, etc, y entre el miedo que damos y que no es nuestra función...:p
    Una cosa es fomentar la lectura de los libros que pasan más desapercibidos, o lecturas minoritarias, y otra ser los gurús intelectuales de los usuarios ;****

    ResponderEliminar
  34. manu o.e.g.c.7/3/07 13:44

    Hubo un tiempo en que yo también "juzgaba", según mi criterio, la lecturas de los demás.

    Hoy pienso: mejor que lean, sea lo que sea. Tal vez lo que para mí sea un truño, para él no lo sea; puede que lo que para mí tiene calidad para él sea un pestiño.

    ResponderEliminar
  35. Hubo un tiempo...

    Eso ha sonado a abuelete de Heidi ;)

    Creo que todos, o muchos, hemos pasado por ese periodo y nos hemos curado de espantos :)

    ResponderEliminar
  36. manu o.e.g.c.7/3/07 13:49

    Los clásicos implican un esfuerzo que hoy por hoy es politicamente incorrecto
    Bueno, un esfuerzo implica tiempo de dedicación, algo que muchos no pueden o quieren dedicar.

    ¿Lector, leedor? Buena distinción. Yo ya no leo para "cultivarme" sino para divertirme, pasar un rato agradable. Si eso me convierte en un lector unineuronal a los ojos de otros me importa bien poco.

    Cristina, ¿cuántos se dejan asesorar sobre lecturas o preguntan abiertamente pidiendo orientación?

    ResponderEliminar
  37. manu o.e.g.c.7/3/07 13:51

    Eso ha sonado a abuelete de Heidi

    Les pediré a mis pequeninjas que te entonen tan glorioso himno infantil.

    ResponderEliminar
  38. Ufff, ya hace mucho que dejé las bibliotecas públicas, así que no soy la mejor para indicarte...
    Pero, si mi memoria no me fallaba, pocos y normalmente los mismos. Les indicabas lecturas parecidas a lo que ya habían leído, porque claro, vete tú a saber qué gustos tiene la criatura (yo no soy House, y en cinco segundos no puedo descifrar cómo es una persona).
    Con los que tenía más trato era con los habituales, a los que no tenías que recomendar nada, porque la biblioteca era su segundo hogar y la lectura para ellos una gran afición; así que la relación era más bien al revés: ellos te indicaban que tal o cual iría bien comprarlos, que si podías hacer esto o aquello, etc.

    Me gustaría que algún bibliotecario con más experiencia en el trato al público respondiera, si puede ser...

    ResponderEliminar
  39. Les pediré a mis pequeninjas que te entonen tan glorioso himno infantil

    Ea, que estoy deseando conocerlos!!! :DDD

    ResponderEliminar
  40. manu o.e.g.c.7/3/07 14:04

    yo no soy House
    De la que has librao, Juanma.

    No sé cuál será la respuesta de los expertos, pero vaticino (fiufiu) que pocos piden asesoramiento.

    ResponderEliminar
  41. manu o.e.g.c.7/3/07 14:51

    Oshe, y del día de la mujer trabajadora, ¿ningún comentario o entrada? ;-)

    ResponderEliminar
  42. Oshe, y del día de la mujer trabajadora, ¿ningún comentario o entrada? ;-)

    ¡Pero si es mañana! :DDDDD

    ResponderEliminar
  43. Eso, eso, queremos un post para celebrarlo. :-)))))

    ResponderEliminar
  44. Vaaale, pero me parece un poco machista eso de celebrar el día de la mujer trabajadora...

    ResponderEliminar
  45. manu o.e.g.c.7/3/07 20:16

    me parece un poco machista eso de celebrar el día de la mujer trabajadora
    Oído cocina.

    Hablemos pues de la bibliotecaria trabajadora (supongo que no son antónimos).

    ResponderEliminar
  46. La verdad es que yo uso poco las bibliotecas, me gusta poseer los libros que leo. Eso debe ser patológico también.

    ResponderEliminar
  47. supongo que no son antónimos

    si arquear las cejas lo puedes considerar un gran esfuerzo...:p

    ResponderEliminar
  48. me gusta poseer los libros que leo. Eso debe ser patológico también.

    El problema en ese caso es que como leas mucho los libros campan por tu casa y la invaden. Y el bolsillo queda afectado :) Pero patológico no es ;)

    ResponderEliminar
  49. La verdad es que yo uso poco las bibliotecas, me gusta poseer los libros que leo
    Hace tiempo leí una entrevista de Matías Vallés a un escritor cubano relativa a este fenómeno (que parece más bien el inicio de un monólogo de Buenafuente)
    ¿Porqué tenemos la manía de guardar una ingente cantidad de libros que sabemos a ciencia cierta que nunca volveremos a leernos?¿es la decoración el sentido de la mayor parte de bibliotecas caseras?
    ¿Acaso compramos películas que vamos a ver una sola vez?
    Recuerdo que el tío decía que con unos pocos libros tenía suficiente, el resto lo sacaba de bibliotecas o los compraba y los donaba altruistamente.
    Creo que aun así sabiendo que esa afirmación es cierta, todos tendemos a aglutinar ese "saber en potencia" en nuestras casas...
    PS: también decía que ahora se lee con menor profundidad por la amplia oferta que hay. Antes tenías 10 o 12 libros y los leías y releías con suma atención

    ResponderEliminar
  50. Sí, yo soy uno de esos pecadores que lee best sellers (aunque no compro porque vivo de regalos) y literatura fantástica (y no siempre de la mejor "calidad)
    Prometo fustigarme todas las noches al estilo del malvado Siles (aahhh, ahora hasta mento a Dan Brown)
    Tantos años de filosofía han saturado mi escaso intelecto.

    ResponderEliminar
  51. manu o.e.g.c.8/3/07 10:40

    Jaume, te envidio: qué suerte tantos regalos.

    ResponderEliminar
  52. Porqué tenemos la manía de guardar una ingente cantidad de libros que sabemos a ciencia cierta que nunca volveremos a leernos?

    Por el famoso 'por si aca...'. Y porque te ha costado un dinerito.
    Juanma, por ejemplo, tiene 2000 libros (y hay que añadir cómics y cd's...). No sé dónde lo vamos a meter :( Personalmente, la novela la pillo de las bibliotecas. Manuales y libros críticos, pues ya me lo pienso porque sí me puede ser de utilidad tenerlos en casa...

    ResponderEliminar
  53. Tantos años de filosofía han saturado mi escaso intelecto.

    :DDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  54. Jaume, te envidio: qué suerte tantos regalos
    No tengo muchos pero son monotemáticos. Maldigo el día en que dije que me gustaba la novela histórica!!!

    ResponderEliminar
  55. Maldigo el día en que dije que me gustaba la novela histórica!!!

    Ah, ummm...gracias por el comentario...será tenido en cuenta a la hora de pensar en obsequios :))))

    Por cierto, Jaume: ¿dónde está mi copo de nieve que me tenías que enviar durante tu semana blanca? ;) :ppppp

    ResponderEliminar
  56. La única nieve disponible en Mallorca no está alcance del sueldo de un bibliotecario, bueno, como casi nada por aquí...

    ResponderEliminar
  57. Ya se sabe que en tierras alemanas todo está muy caro...

    ResponderEliminar
  58. Sí y los no alemanoparlantes no tenemos derecho a leer las cartas de muchos restaurantes. Ves, en esos momentos me alegro de no poder pagarlos, jaja

    ResponderEliminar
  59. Siempre os queda la opción de pedir a boleo y señalando con el dedito...en plan 'sorpresa, sorpresa'...

    ResponderEliminar
  60. manu o.e.g.c.8/3/07 12:23

    Juanma, por ejemplo, tiene 2000 libros (y hay que añadir cómics y cd's...). No sé dónde lo vamos a meter
    A menor escala nos pasa a nosotros en la próxima mudanza. El mayor quebradero me lo está dando cómo llevar la dichosa librería a medida.

    ResponderEliminar
  61. librería a medida

    Ufff, que os sea leve. Además del problema de espacio, los muebles a medida, si tienes que moverlos son un auténtico dolor de cabeza...

    ResponderEliminar
  62. arturo villarrubia9/3/07 10:19

    Yo tengo 1500.
    Solamente en la habitación desde la que escribo.
    Sin contar las estanterias en doble fila...

    ResponderEliminar
  63. Pues espero que no tengas próximamente una mudanza...

    En serio que al precio que va el metro cuadrado tener esa cantidad de libros se está convirtiendo en un lujo al alcance de muy pocos...

    ResponderEliminar
  64. arturo villarrubia9/3/07 11:11

    En realidad me estoy planteando muy en serio medidas radicales. No tengo prevista mudanzar pero todavia me acuerdo de la ultima y de la experiencia de una caja de carton con unos cien libros desfondandose en una escalera...

    ResponderEliminar
  65. Uy, qué buen rollito te debía entrar, con cien libros esparcidos por toda la escalera...Hubieras podido aprovechar para regalárselos a los vecinos :) ¿Y qué harás con los libros?

    ResponderEliminar
  66. arturo villarrubia9/3/07 11:57

    Pues he donado a la bibliotec del pueblo cuatro bolsas de deportes llenas de libros.
    Y no. Mis vencinos no quieren libros.¿No ves que quitan el espacio para los platos decorativos y las figuras de LLadro?

    ResponderEliminar
  67. No ves que quitan el espacio para los platos decorativos y las figuras de LLadro?

    Cuánto daño están haciendo las figuritas de Lladró...:)

    ResponderEliminar
  68. arturo villarrubia9/3/07 12:18

    Que conste que a nivel social son una empresa modélica pero ¡ay la estética! Por no hablar de las películas con las que la heredera del imperio, Luna, nos castiga…

    ResponderEliminar
  69. Por no hablar del daño a la estética visual de los invitados a los hogares 'Lladró'...

    ResponderEliminar
  70. me gusta poseer los libros que leo. Eso debe ser patológico también.

    Poseerlos... ¿en un sentido bíblico? Pues sí, es elevar la bibliofilia a patología, sí.

    XDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  71. Poseerlos... ¿en un sentido bíblico?

    ¿Y cómo...? no, quita, mejor no saberlo...

    ResponderEliminar
  72. manu o.e.g.c.9/3/07 19:36

    ¡Latifundistas literarios! ¡Acaparadores de libros! Amos a tener que haser una revolusión para despojaros de vuestras riquezas culturales.

    ¡Especuladores de libros! ¡Recalificadores de papel! ¡Traficantes de pulpa!
    ¡Cómplices de la editorial Za Plana!

    ResponderEliminar
  73. Espera, que te paso el mechero. Quememos los libros...menos trabajo...:)

    ResponderEliminar
  74. arturo villarrubia11/3/07 13:49

    Manu...
    a otro canido con ese fragmento de calcio hosificado, que los libros que ha acumulado servidora ha sido privandome de otras cosas. De bagatelas y frulerias como comer etc.

    ResponderEliminar
  75. De bagatelas y frulerias como comer etc.

    Igual que Juanma, y supongo que igual que igual que todos los que tengan esa vena lectora...por eso no quiero que Juanma venda los suyos: me daría mucha pena que se deshiciera de ellos, con los sacrificios que le han supuesto.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About