Educando a los usuarios

De sobras es conocida la genuina y exquisita educación victoriana de la que somos poseedores todos los bibliotecarios. No así nuestros usuarios, impertinentes la mayor parte de las veces, impresentables a menudo e inoportunos siempre. Merced a nuestra superioridad moral, nos vemos obligados a educarlos; lo hacemos para que aprendan modales y que el resto de la sociedad no tenga que soportar sus malos modos. Lo hacemos por vosotros.

De nada.




Nota: el curso de birrología ha comenzado. Interesados pueden pasarse por aquí.

18 comentarios:

  1. Parece mentira que aun osen interrumpir vuestra paz interior con sus desagradables vocecitas que solo demuestran su ignorancia... si es que merecen que los eduqueis, estos inconscientes usuarios... ;)

    ResponderEliminar
  2. Ahí, ahí...si no es por no trabajar, es por hacer un bien a la sociedad, hombre ya...;)

    ResponderEliminar
  3. acolostico17/4/07 11:07

    cualquiera que no use el Google y confie en una bibliotecaria se merece eso y más :-P

    jejejeje

    ResponderEliminar
  4. acolostico17/4/07 11:08

    a ver si hoy esquivamos ed nuevo esos tacones ninjas...

    ResponderEliminar
  5. Acolostico...le aconsejo que no se pase por ninguna biblioteca cuando vuelva a tierra patria. Ahora mismo envío una circular con su foto y el lema "persona non grata". Vigile su espalda...y no digo más...

    ResponderEliminar
  6. Y al próximo que se cachondee de mis ninjatacones...me comeré su corazón en cucharilla de postre...
    :p

    ResponderEliminar
  7. En mis tiempos como sufrido bibliotecario, me harté de responder con un «hola» a las peticiones de los usuarios, no acostumbrados a saludar antes de dirigirse a alguien. En el mejor de los casos, en lugar de lanzar la consulta a grito pelado según entraban por la puerta, aún acertaban a saludar primero. Pero lo hacían con un «¡oye!».

    ResponderEliminar
  8. Bueno, al menos decían algo. A mí van directos "necesito..."; eso cuando no me envían un mail escuetísimo con lo que quieren. Ya lo he dicho alguna vez, pero me siento una máquina expendedora la mayor parte del tiempo...dentro de poco hablaré con ecos metálicos ;)

    ResponderEliminar
  9. Y yo que creia que la mitad de los bibliotecarios os llamabais "perdona"... ;)

    ResponderEliminar
  10. Parece ser que los nombres de bibliotecario más comunes son "Perdona" "Disculpa" y "Necesito"
    :pppppppp

    ResponderEliminar
  11. Aunque en las bibliotecas escolares abundan los "Eh, tú". :-PPPP

    ResponderEliminar
  12. Y entonces comienzan a tirarnos cacahuetes :p

    ResponderEliminar
  13. Y al próximo que se cachondee de mis ninjatacones...me comeré su corazón en cucharilla de postre...

    Cada día que pasa me alegro más de ser tu biblioninja-alumna :D

    ResponderEliminar
  14. Sólo hay una cosa que me asuste más que sus ninjatacones: el arqueo de cejas que pone cuando te clava los ninjatacones. ;-PPP

    ResponderEliminar
  15. Cada día que pasa me alegro más de ser tu biblioninja-alumna :D

    Aún nos queda mucho sobre el arte biblioninja, querida Zapardiel-Nimrodelisa...;)

    ResponderEliminar
  16. el arqueo de cejas que pone cuando te clava los ninjatacones. ;-PPP

    Juanmita... ^.^

    ResponderEliminar

 

Twitter

About