El santo de los cenutrousuarios: la primera víctima de la venganza del bibliotecario

Remontarse en la historia y conocer al primer bibliotecario es difícil, tan complicado como buscar al primer cenutrousuario de la bibliohistoria. Es evidente que allá donde hubiera un bibliotecario, habría también cenutrousuarios, en perfecta relación de simbiosis y de amor-odio. Dentro del subgrupo cenutrousuarios, seguro que ha habido desde el inicio de los bibliotiempos un tocapelotas especial a cada bibliotecario: todos tenemos uno particular al que odiar y cuya familia recordamos con bastante frecuencia.
Estaba yo una tarde en clase, mirando fijamente el lápiz y pensando en la relatividad y subjetividad del tiempo, que parecía infinito cuando decían mi nombre para traducir en voz alta. Y fue mirando el boli cuando me hablaron, sin darse cuenta, de nuestra primera víctima, allá por el s. IX. Al-Jahiz, la incauta víctima, fue un autor árabe de origen humilde que escribió numerosas obras, entre ellas el enjundioso Libro de los avaros. Físicamente era feo, feísimo, y a menudo decían de él que ni el mismísimo demonio podia ser tan feo. Su sobrenombre, Jahiz, significa "ojos saltones", así que os podéis imaginar cómo debía ser su careto. Bueno, por si hoy no tenéis el día imaginativo, aquí os va una ayuda:



Supongo que, al igual que a mí, en estos momentos os recorrá por la espalda un escalofrío y se os pondrán los pelos de punta. De esa manera me imagino que se sentiría su bibliotecario, quien al verlo día tras día se pondría enfermo, hasta que decidió que aquello debía acabar: su salud corría peligro si al-Jahiz seguía campando a sus anchas por la biblioteca, y la consecuencia fue trágica para nuestro cenutrousuario: murió aplastado cuando una estantería de la biblioteca le cayó encima. Dijeron que fue un accidente, y nadie pudo demostrar lo contrario.

Reí malévolamente al escuchar tan tierno final, incomprendida por el resto de compañeros, que me miraban como si vieran a la niña del exorcista reencarnada en Heidi.

27 comentarios:

  1. un tocapelotas especial a cada bibliotecario: todos tenemos uno particular al que odiar y cuya familia recordamos con bastante frecuencia.

    Efectivamente, el mío se llama Zacarías, ya os he hablado de él en alguna ocasión... estoy maquinando un final para él como el de la bonita historia que nos has contado, Cristina; sigues siendo eterna fuente de inspiración para mí... ;¬)

    ResponderEliminar
  2. A mí me inspira el bibliotecario que le tirase los libros por encima el pobre al-Jahiz, qué arte el suyo... ;)

    ResponderEliminar
  3. Estaba yo una tarde en clase, mirando fijamente el lápiz y pensando en la relatividad y subjetividad del tiempo
    Así va la universidad ejpañola...

    ResponderEliminar
  4. acolostico28/11/07 10:09

    Por feo, lo mataron por feo?

    Y esa tendencia tan violenta siempre...

    no es el camino, no es el camino...

    ;)

    ResponderEliminar
  5. El santo de los cenutrousuarios hombre ahí te has pasado, porque cenutrousuario santo no hay ninguno, Martir... tampoco han sido torturados tanto como para darles esa calificación, ESPECTROS y se acabó. :P

    ResponderEliminar
  6. Por feo, lo mataron por feo?

    Sasto, para que veáis que no amenazamos en vano MUAJAUAUAJAUAJJUAAA...

    ResponderEliminar
  7. Así va la universidad ejpañola...

    Me lo vas a decir tú a mí...;)

    ResponderEliminar
  8. ESPECTROS y se acabó. :P

    Buenoooo, si yo era por ponerles un referente de cómo acabarán...

    ResponderEliminar
  9. Por feo, lo mataron por feo?
    Sasto

    Oño! Qué racistas sois. Los feos también tenemos derecho a vivir.

    ResponderEliminar
  10. Siempre y cuando no piséis una biblioteca...

    ResponderEliminar
  11. Siempre y cuando no piséis una biblioteca...
    Sasto, sasto, exacto. ;p

    ResponderEliminar
  12. Siempre y cuando no piséis una biblioteca...

    En la vida siempre tiene que haber un contrapunto a la perfección (que somos nosotros), así que vengan, que vengan... de este modo nuestras excelsas virtudes resplandecerán mucho más :)

    ResponderEliminar
  13. Y tener que trabajar, anda ya... :p

    ResponderEliminar
  14. Siempre y cuando no piséis una biblioteca...

    ¿Quién ha hablado de trabajar? Eso sólo si te levantas un día con ganas, si no... levantamiento de ceja y que le den... o_Ô

    ResponderEliminar
  15. Como sigáis excluyendo a los usuarios por su aspecto o su forma de ser, se os va a quedar la biblioteca vacía... que a lo mejor es lo que queréis.

    ResponderEliminar
  16. Pos va a ser eso, Geekteca ;)

    ResponderEliminar
  17. a lo mejor es lo que queréis.
    sasto, sasto, exacto, ji,ji, ji, ;P

    ResponderEliminar
  18. Pos va a ser eso

    Donde estoy entre semana, estoy solo, pero solo, solo. Y no os imagináis la alegría que supone que alguien aparezca por aquí. Además se quebraría un axioma inquebrantable de las bibliotecas: sin usuarios no hay bibliotecas... y tampoco pasta.

    ResponderEliminar
  19. Pero por soñar, soñamos con una biblioteca con infinito presupuesto y sin cenutrousuarios...

    ResponderEliminar
  20. sin usuarios no hay bibliotecas... y tampoco pasta.
    Una cosa son los sueños, bibliotecas silenciosas y con poca gente y otra cosa es la realidad y esta es que la biblioteca pública siempre tiene gente, en los sitios fríos porque buscan el calor los más y los menos la cultura, de lo que se trata es del aleccionamiento, más vale poco bueno que mucho y chungo, a molestar al centro comercial, :P

    ResponderEliminar
  21. la biblioteca pública siempre tiene gente, en los sitios fríos porque buscan el calor los más y los menos la cultura

    O porque los psiquiatras recomiendan a sus pacientes ir a la biblioteca a "socializarse", es un sitio con gente pero donde no es necesario interactuar, es de gratis total y además mientras están allí recogidos ellos vacian sus consultas y se dedican a otras labores más entretenidas.

    ResponderEliminar
  22. "el tocapelotas especial"... aisshh, cómo lo sabéis. Aunque yo lo diría en pliral LOS tocagüibels...
    Es que no sabría elegir sólo uno.

    ResponderEliminar
  23. ... el que te exige "porque en mi tierra (llamémosle X) lo hacen así"

    Odiosos... dan ganas de decirles, "pues aquí de esta otra forma" y escupirle en un ojo.
    Vamos, que para santos y mártires, nosotros.

    ResponderEliminar
  24. Siempre y cuando no piséis una biblioteca...
    Os espero afuera con el lanzallamas :P

    ResponderEliminar
  25. Disculpen que me salga del tema....
    a que les suena esta pagina ???

    biblioposiciones.com...

    ResponderEliminar
  26. Impresionante testimonio. Ya sólo falta encontrar el documento que demuestre fehacientemente que la Biblioteca de Alejandría la quemó un cenutrousuario... o un becario en prácticas que entendió mal el concepto "expurgo".
    :-PPPPP

    ResponderEliminar
  27. Espero que la razón de la muerte de este ancestro del cenutriousuario tuviera más a ver con que fuera un pelmazo que con su fealdad, ya que en caso contrario nos íbamos a quedar rápidamente sin estanterias...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About