Las fábulas del maestro Frikite-Zen: El mandala frikitecario

Un día el maestro Frikiti-Zen encargó a su discípulo que cuidara de su sección de la biblioteca. El discípulo aceptó el encargo como si de su propia sección de la biblioteca se tratara y con buen ánimo se dispuso a mantener el sagrado orden decimal por el que los fondos bibliográficos se ordenaban.

Poco a poco, ese buen ánimo inicial fue tornándose en un profundo desespero; por más que trataba de mantener el orden, los malditos usuarios iban más deprisa que él a la hora de desmantelarlo. No sabía qué hacer. Parecía como si los usuarios esperaran agazapados a que él acabara de ordenar parte de la sección de la biblioteca para luego desordenarla sin miramientos.

El rostro de desánimo del discípulo era evidente, pero no le dijo nada a su maestro temiendo un nuevo golpe de su largo bastón. En cualquier caso, el maestro Frikite-Zen parecía ignorar las desdichas de su discípulo dedicándose a sus propios quehaceres. De vez en cuando comprobaba que el discípulo no errara a la hora de seguir el estricto orden decimal y poco más. Hasta que un día ni eso.

Ese día el maestro Frikite-Zen apareció con un papiro que desplegó sobre el suelo sujetándolo con una piedra en cada una de sus esquinas, sacó de su túnica un buen numero de saquitos que parecían contener arena de muy diversos colores y se dedicó a colocar cada grano de arena en la parte que le correspondía del dibujo que había estampado en el papiro.

Así fueron pasando tres largos días con sus no menos largas noches; el maestro colocando pacientemente los granos de arena sobre el dibujo y el discípulo tratando de mantener, inútilmente, el orden de esa sección de la biblioteca.

Finalmente, al amanecer del cuarto día, el maestro sonrió satisfecho. Al parecer había terminado su tarea. El discípulo, intrigado, se acercó a donde el maestro estaba para ver el resultado de sus tres últimos días de trabajo. Quedó paralizado ante la visión de tanta belleza. Sobre el suelo, perfectamente dibujado en arena de multitud de colores, podía contemplarse el conocido mandala llamado La Profecía.

Este mandala, como todo mandala, consistía en un círculo que encerraba un cuadrado en su interior, cuadrado que a su vez se dividía en cuatro cuadrados iguales que contenían sendas escenas. El círculo exterior que circunscribía el cuadrado estaba formado por el dibujo de cientos de libros. En los espacios entre la parte interior del círculo y la parte exterior del cuadrado podían verse cuatro medialunas semicirculares que contenían sendas imágenes de cuatro de los más poderosos Biblio-Dioses. En la medialuna superior podía verse al venerado Biblio-Dios Dewey rodeado por multitud de series numéricas que, evidentemente, seguían un perfecto orden decimal. En la medialuna que flanqueaba el lado izquierdo podía verse al Biblio-Dios Paul Otlet, así como en el lado opuesto podía verse al Biblio-Dios Ranganathan, ambos continuadores de la sagrada labor iniciada por el venerado Dewey. En la última medialuna, situada en la parte inferior, podía contemplarse el encapuchado rostro del gran Jorge de Burgos profiriendo lo que parecía ser una sonora y maligna carcajada mientras, de fondo a sus espaldas, podía verse arder una biblioteca. En el gran cuadrado se narraba la conocida historia de La Profecía dividida en las cuatro partes o escenas que conformaban los cuatro cuadrados más pequeños. Siguiendo el orden cronológico de la narración, en el primer cuadrado se podía contemplar la escena llamada El Orden originario donde se veía un gran número de anaqueles con sus libros en perfecto ordenamiento decimal. En el segundo cuadrado se narraba la escena llamada El Caos del usuario, en este cuadrado podía verse como cientos de malignos usuarios se dedicaban a desordenar la biblioteca de su perfecto orden originario. El tercer cuadrado estaba dedicado a la escena conocida como La Llegada de la Esperada, en ella se narraba como la profetizada bibliotecaria de poderoso arqueo de cejas llegaba para expulsar a los malignos usuarios. Esta escena era representada con una sobredimensionada efigie de la citada bibliotecaria arqueando la ceja mientras los usuarios aterrorizados y diminutos, en relación con la inmensa efigie, huían despavoridos a campo abierto. Finalmente, en la última escena conocida como La Venganza Biblio-Divina, podía verse como un inmenso libro, el cuál no era otro que el Libro del Sagrado Orden conocido como CDU, era blandido por una no menos inmensa mano mientras espanzurraba a los diminutos usuarios huidos por la acción de La Esperada.

Tras ese instante de sublime contemplación el maestro fue quitado las piedras que sujetaban el mandala, lo cogió por dos de sus esquinas e indicó a su discípulo que agarrara las otras dos esquinas que quedaban libres. Ambos alzaron el mandala a la altura del pecho hasta que una brisa matinal diseminó la arena, que antes formaba el mandala, por toda biblioteca.

El discípulo quedo anonadado por la acción de su maestro. Tantos días de trabajo echados a perder en un momento.

-Nada permanece, mi discípulo -dijo el maestro Frikite-Zen como respuesta a la sorpresa mostrada por el discípulo-. Aún así, un solo instante de sublime belleza bien vale una vida entera.

Entonces el discípulo comprendió. El paciente trabajo de su maestro, colocando grano tras grano hasta completar el mandala, era igual que el suyo tratando de mantener el perfecto orden decimal de su sección de la biblioteca y la brisa, que había destruido tan magna labor en un solo instante, era como los usuarios que destruían su ardua labor en un abrir y cerrar de ojos.

Pese a todo valía la pena seguir ordenando para conseguir contemplar, aunque fuera por un infinitesimal momento, la sublime belleza de una biblioteca en perfecto orden. El discípulo, con ánimo renovado, se puso inmediatamente a ello. No sin antes recoger inadvertidamente uno de los saquitos de arena de colores de su maestro. El próximo cenutriousuario, que en vez de dejar el libro en el carrito o sobre una de las mesas tratara de ponerlo él mismo en la estantería, se llevaría un buen puñado de arena en los ojos.


90 comentarios:

  1. fuera por un infinitesimal momento, la sublime belleza de una biblioteca en perfecto orden

    Disiento! eso es porque no han tenido que luchar contra las fuerzas desordenadoras de las señoras de la limpieza...

    ResponderEliminar
  2. Perdonad la intrusión, queridos amiguitos frikitecarios, estamos buscando peña para formar un grupo punk neoliberal (toma castaña). ¿Interesad@s?

    Necesitamos que nos ayudéis con posibles letras de canciones (dada vuestra probada experiencia en haikus i frikirelatos)

    Y de premio, jugar 5 minutos con mi lanzallamas :P

    ResponderEliminar
  3. eso es porque no han tenido que luchar contra las fuerzas desordenadoras de las señoras de la limpieza...

    Demonios mayores aparecidos en la época del Caos del usuario. Esta claro que si hay Biblio-Dioses también hay Biblio-Demonios...

    ResponderEliminar
  4. acolostico11/12/07 10:16

    aummm aummm aummmm

    el ying y el yang

    tu ordena cataloga

    yo estoy para apilar

    el orden trae el caos

    el caos trae el temor

    el temor la venganza

    la venganza el lado oscuro...o algo asi decía Y0da...

    Y en el lado oscuro, esta la fiesta

    (y siempre me ha gustado más llamarlo reverso tenebroso que lado oscuro...)

    ResponderEliminar
  5. El próximo cenutriousuario, que en vez de dejar el libro en el carrito o sobre una de las mesas tratara de ponerlo él mismo en la estantería, se llevaría un buen puñado de arena en los ojos.

    Un final poc frikite-zen i molt frikitecari. Però espero amb ànsia el proper lliurament del mestre Frikite-Zen... mentre recullo una miqueta de sorra al parc. Sorra als ulls era, no?

    :-p

    ResponderEliminar
  6. Un final poc frikite-zen i molt frikitecari.

    Està en l'estil de la primera fábula. A més a més frikite-zen i frikitecari son gairabe sinònims ;-)

    ResponderEliminar
  7. El rostro de desánimo del discípulo era evidente, pero no le dijo nada a su maestro temiendo un nuevo golpe de su largo bastón.

    Veo que nos va espabilando el discípulo, ya era hora... aunque de nada le sirve porque como bien nos desvela el relato el maestro, como cualquier bibliotecario, es omnisciente y sabe tooodo lo que ocurre en su biblioteca sin necesidad de estar encima de las cosas (esto es una advertencia para los cenutrios, que se creen a salvo entre las estanterías para perpretar sus fechorías: sabemos quién eres, iremos a por tí)....

    ResponderEliminar
  8. perpretar sus fechorías
    Upss, perdón quise decir perpetrar; es mi dislexia galopante (y no sabeis lo mal que lo pasaba en las pruebas de ordenación por CDU, cuando había largas listas de números para ordenar, al final me parecían todos iguales, puf)

    ResponderEliminar
  9. Veo que nos va espabilando el discípulo, ya era hora...

    No sé, yo lo veo igual de pardillo, ahí ordenando como un lelo los libros día tras día...

    ResponderEliminar
  10. tu ordena cataloga

    yo estoy para apilar


    Acolostico, creo que los cenutrousuarios deberían nombrarte su patrón...

    ResponderEliminar
  11. esto es una advertencia para los cenutrios, que se creen a salvo entre las estanterías para perpretar sus fechorías: sabemos quién eres, iremos a por tí...

    Te ha faltado algo. Un...

    BWHA-HA-HA-HA-HA-HA-HA-HA-HA

    ;-)

    ResponderEliminar
  12. No sé, yo lo veo igual de pardillo, ahí ordenando como un lelo los libros día tras día...


    Es que aún no disponían de la máquina bibliotecaria...

    Por otro lado hoy le veo un espítitu bastante negativo.

    ResponderEliminar
  13. no sabeis lo mal que lo pasaba en las pruebas de ordenación por CDU, cuando había largas listas de números para ordenar, al final me parecían todos iguales

    BLASFEMA!!! A Dewey que vas...

    ResponderEliminar
  14. TEndrá que ver algo el hecho de que aún no me había quitado el abrigo y ya me estaban tirando de la oreja para ir a ordenar la biblioteca particular de un socio porque le venían a hacer una entrevista. Biblioteca desordenadísima, y no por culpa mía. Y eso se avisa y me traigo una muda, que ahora no veas...

    ResponderEliminar
  15. ¿Filosofoenparo es Medium? oye, de paso pídele a mi abuelita la receta de las sopas de ajo que las hacía muy ricas...

    ResponderEliminar
  16. BLASFEMA!!! A Dewey que vas...


    Desde luego no tiene corazón, una luchando contra su funesta dislexia (no hay mal peor para un bibliotecario) y usted ejerciendo de acusica; es usted maaaalo ;)

    ResponderEliminar
  17. Y eso se avisa y me traigo una muda, que ahora no veas...

    Yo guardo en mi taquilla una camiseta cutrañera para estas ocasiones (y una chaqueta para los días especialmente fríos con los que ni la calefacción puede); poco a poco, un guardarropa, oye :D

    ResponderEliminar
  18. ¿Filosofoenparo es Medium? oye, de paso pídele a mi abuelita la receta de las sopas de ajo que las hacía muy ricas

    Nope, se lo noto en las inflexiones verbales. Ya son unos meses leyéndola cada día :***.

    Respecto a lo de la sopa de ajo siempre podemos utilizar la ouija, aunque es poco recomendable... podría contestarnos cualquiera.

    ResponderEliminar
  19. es usted maaaalo

    BWHA-HA-HA-HA-HA-HA-HA-HA

    Ahora en serio. La dislexía en nuestro trabajo es un problema serio. En mi curro tenemos una compañera que le pasa con los DVD's y, a veces, a la hora de encontrarlos es toda una odisea.

    ResponderEliminar
  20. La dislexía en nuestro trabajo es un problema serio

    Tranquilo, yo la tengo domesticada (y por lo tanto mis estanterías están a salvo), sólo reaparece cuando tengo la cabeza en tres o cuatro cosas a la vez... ;D

    ResponderEliminar
  21. se lo noto en las inflexiones verbales. Ya son unos meses leyéndola cada día :***.

    Ya no hace falta ni verme el careto para saber con qué pie me he levantado...jorl...qué poco misteriosa soy.


    La dislexía en nuestro trabajo es un problema serio.

    Uy, pues ahora te vas a reír. Aparte de cierta dislexia por mi parte, reconozco que a veces se me cruza por medio el árabe y tengo que pensar dos veces en el sentido de la escritura de lo que tengo en mano para ponerme a ordenar bien...estoy fatal...

    ResponderEliminar
  22. un guardarropa, oye :D

    Es que no tengo taquilla...snifffff....

    ResponderEliminar
  23. Ya no hace falta ni verme el careto para saber con qué pie me he levantado...jorl...qué poco misteriosa soy.

    No diga eso... es la reina del misterio, pero los filósofos somos especialistas en desentrañar misterios.

    ResponderEliminar
  24. Es que no tengo taquilla...snifffff

    Mujer, una camiseta cabe en cualquier cajón... en cuanto a lo del árabe no te preocupes, ordena como mejor te venga, total, al usuario le da lo mismo y al final quien tiene que acabar buscando las cosas vas a ser tú.... XDDD

    ResponderEliminar
  25. sólo reaparece cuando tengo la cabeza en tres o cuatro cosas a la vez...

    Ah bueeeeno, siendo así no le diré nada a Dewey :p

    En todo caso, y por si sirve de consuelo, en situaciones similares a mí también me pasa.

    ResponderEliminar
  26. Mujer, una camiseta cabe en cualquier cajón...

    Pero es que ya está lleno, el paraguas, la pasta de dientes, el neceser de urgencia...además, se me arrugaría y las bibliotecarias divas no vamos con camisetas arrugadas :ppp

    ResponderEliminar
  27. las bibliotecarias divas no vamos con camisetas arrugadas

    Y luego dirán de mí :p

    ResponderEliminar
  28. Pero yo soy chica Zara, mientras usted es chico Diesel...

    ResponderEliminar
  29. Pero es que ya está lleno, el paraguas, la pasta de dientes, el neceser de urgencia...

    Criatura, de imperiosa necesidad la taquilla... ya sabes, los reyes se acercan, es tu oportunidad ;)

    Pero yo soy chica Zara, mientras usted es chico Diesel...

    ¿A esto se le llamaba publicidad?
    ya sólo nos falta meter cuñas publicitarias entre comentario y comentario XDDDD

    ResponderEliminar
  30. mientras usted es chico Diesel...

    Sólo para mis pies. Es que son taaaan cómodas...

    Y Zara no es muy de Diva que digamos, sabesss :ppp

    ResponderEliminar
  31. Zara no es muy de Diva

    Una Diva no se mide por el precio de la ropa que lleva, sino por su actitud. Su Glamouuuur. Sabesss...
    Y tienen una tienda en Diagonal, sabesss...

    (luego te quejas, eh, querido?)

    ResponderEliminar
  32. ¡que bonita fábula! además lo es de verdad discípulo=perrucho.
    A partir de ahora el maestro Frikite-Zen será mi héroe y también maestro, qué profundidad de pensamiento, lo que más mallegao es que nada permanece, ahhhhh¡¡¡ como mi vestuario, también soy chica Zara, ¡viva inditex!

    ResponderEliminar
  33. Una Diva no se mide por el precio de la ropa que lleva, sino por su actitud

    Exacto, una diva lo es hasta en pelotas, ¿a que sí Cristina? y si no, preguntadselo a cualquiera de las divinas bibliotecarias con las que os cruceis ;)

    ResponderEliminar
  34. Y tienen una tienda en Diagonal, sabesss...

    Pero, ¿arriba o abajo de la Diagonal? Ya sabe que hay mucha diferencia...

    (luego te quejas, eh, querido?)

    Si lo hago para alegrale un poco el triste día :***

    ResponderEliminar
  35. ¡que bonita fábula! además lo es de verdad discípulo=perrucho.
    A partir de ahora el maestro Frikite-Zen será mi héroe y también maestro, qué profundidad de pensamiento, lo que más mallegao es que nada permanece


    Gracias por la crítica. Trataremos de darle continuidad a las andanzas del maestro y su discípulo.

    ResponderEliminar
  36. Queridad con el Glamour se nace, por mucho que una quiera vestirse de Valentino..., si se tiene lo que hay que tener que se llama ESTILO Y CLASE, pues Zara cumple con todas las de la ley. ;P

    ResponderEliminar
  37. Para aclarar malentendidos, y pese a lo que puedan decirles, yo compro la mayoria de mi ropa en H&M...

    Excepto por los pantalones que mayoritariamente son del mismo modelo (aunque en diferentes colores).

    Aún así reconozco que tengo un cierto fetichismo por los zapatos...

    ResponderEliminar
  38. Queridad con el Glamour se nace, por mucho que una quiera vestirse de Valentino..., si se tiene lo que hay que tener que se llama ESTILO Y CLASE

    Querida, da la bibliografía completa del libro en el que aparece esta cita... o si prefieres la doy yo: Manual de divas bibliotecarias/ por ellas mismas.- España: Frikitilibros, 2007.- (Manuales prácticos para el bibliotecario de hoy en día. 4) :P

    ResponderEliminar
  39. compro la mayoria de mi ropa en H&M...

    Para acabar de aclarar malentendidos, el viernes pasado nos iba de Levi's, Diesel y Macson :pppp No recuerdo la marca del jersey que también era pijillo...

    ResponderEliminar
  40. Manual de divas bibliotecarias/ por ellas mismas.- España: Frikitilibros, 2007.- (Manuales prácticos para el bibliotecario de hoy en día. 4) :P

    Ejem, creo que habrá futuro post al respecto, gracias, sois mis divas bibliotecarias favoritas... :)

    ResponderEliminar
  41. sois mis divas bibliotecarias favoritas...

    Mil gracias, tú también estás en la lista... XDDDD

    ResponderEliminar
  42. Para acabar de aclarar malentendidos, el viernes pasado nos iba de Levi's, Diesel y Macson :pppp No recuerdo la marca del jersey que también era pijillo...

    Coincirá conmigo en que la ocasión lo merecía.

    ResponderEliminar
  43. sois mis divas bibliotecarias favoritas...

    No sé si podré resitir tanto glamour :ppp

    ResponderEliminar
  44. Levi's, Diesel y Macson
    Pufff ¡qué control marquil!... a mi no me saques de zara basics y poco mas... creo que el maestro frikite-zen debe hacer otro relato al respecto para enseñar a sus acolitos...;P

    ResponderEliminar
  45. Coincirá conmigo en que la ocasión lo merecía.

    La verdad que sí ;)

    ResponderEliminar
  46. Coincirá conmigo en que la ocasión lo merecía.
    ¿COMOOOORRRR?

    ResponderEliminar
  47. Uy, los detalles que los dé filosofoenparo...

    ResponderEliminar
  48. No sé si podré resitir tanto glamour

    Evidentemente no podrá, es demasiado para cualquier mortal.... XDDDD

    ResponderEliminar
  49. Jejeje, el maestro Frikite-Zen por Filosofoenparo. Abreviando como de costumbre, no?
    :PPPPPP
    Bromas aparte: yo quiero un discípulo que ordene la biblio. Loquieroloquiero... Me lo pido para Reyes. O para Papa Noel que llega antes.
    Porfa mamiiiiii!

    ResponderEliminar
  50. Aquí no tenemos Zara. Yo voy de marca "nitefijes".
    Pero diva, DIVA, eh!?
    ("arreglá pero informá, con mi chandá y mis taconeeees")

    ResponderEliminar
  51. Uy, los detalles que los dé filosofoenparo...

    Mmm... puede que en otra ocasión. En cualquier caso, si a un grupo de divosas burgotecarias le diera por visitar la ciudad Condal también me pondría de ventiún botones. Faltaría más.

    ResponderEliminar
  52. Me estoy poniendo pelusona, filosofoenparo...:p

    ResponderEliminar
  53. yo quiero un discípulo que ordene la biblio. Loquieroloquiero... Me lo pido para Reyes. O para Papa Noel que llega antes.
    Porfa mamiiiiii!


    Me paso estas fiestas y le echo una manita, pero sin abusar ;-)

    ResponderEliminar
  54. Coincirá conmigo en que la ocasión lo merecía.
    MAESTROOOOO... FEP........... ¿COMOOORRRR?

    ResponderEliminar
  55. Me estoy poniendo pelusona, filosofoenparo...

    La diplomacia (y más cuando no hay que fingir, como es el caso) es otra de mis cualidades... :p

    ResponderEliminar
  56. :p

    Pues ya no testoy, hala!

    ResponderEliminar
  57. MAESTROOOOO... FEP........... ¿COMOOORRRR?

    No insistan, mis labios están sellados. En todo caso, si van a la entrada del miercoles pasado y buscan entre los comentarios podrán hacerse una idea... Y hasta aquí puedo leer.

    ResponderEliminar
  58. Pues ya no testoy, hala!

    ¿Cuál es la razón de su desencanto?

    ResponderEliminar
  59. Cristina, siempre respetaremos tus dominios, faltaria más, pero hay que reconocer que FEP se lo curra bien, da gusto, educación exquisita, AAAYYY¡¡¡ ESO ES LO QUE MAS SE ECHA DE MENOS, NO PIENSES...;p

    ResponderEliminar
  60. FEP se lo curra bien, da gusto, educación exquisita

    ¿FEP? ¿Es como ZP en biblioteconomía? :D Volviendo al tema: tiene muchísimas más prestaciones, pero muchas muchas más, así que no pienso compartirlo :p

    ResponderEliminar
  61. da gusto, educación exquisita

    Para lo que poco que me sirve a veces...

    ResponderEliminar
  62. tiene muchísimas más prestaciones, pero muchas muchas más, así que no pienso compartirlo

    Qué acaparadora... Como si no le bastara con sus anomalías magneticas :p

    ResponderEliminar
  63. Esas me hacen levantar cada día con energía (y a veces con una mala hostia del copón)...:p

    ResponderEliminar
  64. muchísimas más prestaciones
    Cual utilitario de buena marca (cuna), bien haces, te repito que tranquila, pero sólo de momento porque en primavera en la ciudad Condal se tiene que estar de muuuueeerte, je,je,je. ;PPPPPPPP

    ResponderEliminar
  65. así que no pienso compartirlo

    Ahí tienes Mafaldia, para que luego digas que yo soy egoísta y lo quiero todo p'a mí, a ver si va a ser un rasgo de bibliotecaria....

    ResponderEliminar
  66. Ahí tienes Mafaldia

    Envidia...Claro que si venís y hacemos una quedadita, os lo presto un ratín...

    ResponderEliminar
  67. en primavera en la ciudad Condal se tiene que estar de muuuueeerte

    Yupiii! ¿tenemos viaje en primavera? Biieeen :D

    ResponderEliminar
  68. Es de ladylibrarian, na,na,nanaan

    ResponderEliminar
  69. Envidia...Claro que si venís y hacemos una quedadita, os lo presto un ratín...

    Cuanta magnanimidad y generosidad mi graciosa jefeidad :p

    ResponderEliminar
  70. Más quisiera pero no, otra vez se lo han llevado con malas arte :(

    ResponderEliminar
  71. Yupiii! ¿tenemos viaje en primavera? Biieeen

    Escrito está. Les tomamos la palabra. ;-)

    ResponderEliminar
  72. Más quisiera pero no, otra vez se lo han llevado con malas artes

    No se me quejen que últimamente se los estaba llevando todos la Jefa...

    ResponderEliminar
  73. Ya estamos metiéndonos con la jefa de nuevo...ya sabe que acabará invitándome a unos makis de pollo si sigue en esa línea...

    ResponderEliminar
  74. Ya estamos metiéndonos con la jefa de nuevo...ya sabe que acabará invitándome a unos makis de pollo si sigue en esa línea...

    No me metía con vos, sólo constaba los hechos. Aunque bien sabe que siempre está invitada a unos makis... siempre y cuando me invite a un buen menú yakiudon (fideos yum, yum)

    ResponderEliminar
  75. Iremos en primavera y comeremos makis de pollo, en el machiroku o como se llame, ¿verdad lady?, seguro que biblioteclaria está de acuerdo, no se donde anda creo que de vacaciones... se iba a León a bailar... o_o. ;P

    ResponderEliminar
  76. siempre y cuando me invite a un buen menú yakiudon (fideos yum, yum)

    Tienes mail al respecto. Para que luego digan que no cumplo mis promesas...si no te lees el correo, cariño...

    ResponderEliminar
  77. Iremos en primavera y comeremos makis de pollo, en el machiroku o como se llame, ¿verdad lady?

    ¡Las burgostecarias en Barcelona! :D

    ResponderEliminar
  78. ¿verdad lady?, seguro que biblioteclaria está de acuerdo, no se donde anda creo que de vacaciones... se iba a León a bailar

    Por mí encantada, en cuanto a Bilbioteclaria sospecho que se apuntará igualmente, por cierto... no iba a ir de ye-ye, uy uy uy... esto me huele a chamusquina; habrá que investigar su paradero :D

    ResponderEliminar
  79. Tienes mail al respecto. Para que luego digan que no cumplo mis promesas...si no te lees el correo, cariño...

    Ejke m'estaba preparando el rancho ke alas kuatro tengo klase, leñe...

    ResponderEliminar
  80. Cristina, échales la bronca. Excepto mi querido filósofo ningún frikitecari nos ha echao una mano todavía con el grupo :(

    ResponderEliminar
  81. ¡Rancho, makis de pollo, menú yakiudon ? al primero que se acerque le pego un ñisco que se entera ¡QUEREÍS DEJAR DE HABLAR DE COMIDA! por favor, es que aún me queda una hora de curro y dos para comer... :(

    ResponderEliminar
  82. Iremos en primavera y comeremos makis de pollo, en el machiroku o como se llame

    Iremos reservando mesa... Y suscribo la alegria manifesta pos nuestra Jefa:

    ¡Las burgostecarias en Barcelona!

    ResponderEliminar
  83. ningún frikitecari nos ha echao una mano todavía con el grupo

    ¿?¿?¿?¿?¿? (qué bonitos caracteres), en fin como sienpre me pierdo algo...

    ResponderEliminar
  84. en fin como sienpre me pierdo algo...

    La petición está indicada en el segundo comment de está entrada... es que como comentamos tanto se pierde el hilo ;-)

    ResponderEliminar
  85. Upss, es verdad; si es que se pierde, se pierde, se pierd, se pier, se pi....

    Gracias Filosofoenparo, que haría yo sin usted... ;)

    ResponderEliminar
  86. De las enseñanzas zen al consumismo "marquil" en 88 cómodos comentarios. Hay que ver, como está la profesión.

    Lo único que diré al respecto es que, como filosofoenparo, soy adicto a los zapatos... pero a mí que me los den con cordones!

    ResponderEliminar

 

Twitter

About