Mobbing de usuarios - Lección III: Recursos tecnológicos para librarse de usuarios superhormonados

Los días se alargan, el solecito (cuando no llueve) calienta con más fuerza, las plantas florecen por doquier y los animales, siguiendo sus instintos, se aparean en busca de perpetuar su especie... ¡¡¡Es la primavera!!!

Como no podía ser de otra manera, los adolescentes, ya revoltosos de por sí, se dejan llevar por un hipertrofiado e imparable flujo hormonal. Ésto, en el ámbito bibliotecario, se traduce en un incremento de las miraditas, las risas tontas y los comentarios en un tono más menos alto (por no hablar del incesante pitar de los móviles al entrarles cada dos por tres un nuevo SMS). Nada puede hacerse: es la naturaleza... ¿Nada?

Desde Frikitecaris, siempre atentos a los avances tecnológicos, nos ha llegado esta información publicada en La Vanguardia. En el citado artículo se nos habla de un aparato cuya utilidad consiste en que emite un ultrasonido que sólo afecta a los menores de 25 años. Dicho ultrasonido resulta altamente molesto para ellos por lo que se ven en la obligación de alejarse al menos unos 20 metros.

En el artículo sólo explora los usos de este aparato como medida preventiva (y harto polémica) frente al botellón u otros tipos de reuniones outdoor, pero a estas alturas, seguro que a ninguno de ustedes, avispados lectores, se les ha escapado las tremendas posibilidades de este aparato de cara a liberarnos de molestos adolescentes superhormonados. Atrás quedarían esas tardes de hacer callar una y otra vez a jóvenes de poco pelo.

Por otro lado, como el abanico de edad abarca hasta los 25 años, también nos puede valer para alejar a buena parte de los apuntófagos que llenan nuestros asientos.

En fin, un gran invento. El único problema que le veo es que dicho sistema no podrá utilizarse en bibliotecas donde haya bibliotecarios menores de 25 años... Claro que siempre podemos esperar a activarlo a la hora que se vayan a hacer el cafetito.

34 comentarios:

  1. Ooohhh, perfecto...no más risas hormonadas...

    ResponderEliminar
  2. Y este aparatito se puede comprar y todo. Para que luego digan que vendemos utopías.

    ResponderEliminar
  3. :O, qué gran idea... una pregunta, solo un pitido o se pueden meter mensajes subliminales? Podemos hacer creer que oyen voces mwajaja (bueno, yo tb las oiría pero una más una menos no molesta XD)

    ResponderEliminar
  4. ¿Y vale también para librerías? Sé de unas cuantas que pagarían millones por el aparatito, sobre todo los sábados por la tarde, y a última hora del día de Sant Jordi... eso sí, después de haber pasado por caja. :-P

    ResponderEliminar
  5. una más una menos no molesta XD

    ¡Claro! ahora lo entiendo! te chivan la cdu en los exámenes de clasificación, verdad? :p

    ResponderEliminar
  6. te chivan la cdu

    no... más bien dice "acaba con ellos" "sangraaaad" y cosas así, por lo que un pitido de fondo no se notaría, jeje

    ResponderEliminar
  7. solo un pitido o se pueden meter mensajes subliminales? Podemos hacer creer que oyen voces mwajaja

    Para ese aspecto en concreto le recomiendo la lectura de la lección II de este curso de Mobbing de usuarios.

    ResponderEliminar
  8. jajaja, es verdad, tengo que repasar la lección!

    ResponderEliminar
  9. A mi no me sirve... mis usuarios están más creciditos (pero la primavera les afecta igual...¡por dios!)

    Pero se trata de un gran invento...
    ¿Aparecerá una versión "oldie"???

    ResponderEliminar
  10. Bah! Donde esté un buen alzamiento de ceja no hay dispositivo que valga.
    ¡Me voy a sembrar el terror y la desesperación entre los tierrrnos adolescentes!
    ¡Se les van a caer todas las hormonas de golpe!
    jejejejjjjj

    ResponderEliminar
  11. Espera, que me atuso el moño y me saco brilloa a la berruga... así da mas miedo

    ResponderEliminar
  12. Pendón por la falta, es "verruga" con V de Varcelona

    ResponderEliminar
  13. No te olvides de llevar escoba para atizarles el culo, rosa! :DDD

    ResponderEliminar
  14. La escoba hoy está señoritinga... Dice que prefiere leerse "La ciudad de los libros soñadores", que allá yo con mis cenutrios

    ResponderEliminar
  15. "La ciudad de los libros soñadores"

    Un gran libro, sin duda, pero la faena es la faena, eeeeh XD

    ResponderEliminar
  16. Yo no leo en horas de faena, es la escooobaaa. (no veas como tengo el suelo desde que la puñetera se ha aficionado a la lectura)

    ResponderEliminar
  17. Bueno, era una prueba experimental para el próximo SIGB pero la descartamos por ser poco contundente. Preferimos la opción de soltar a King-Kong, nos parecía más disuasoria que el pitidito

    Altalego

    ResponderEliminar
  18. Atarplus, tu si que me entiendes
    :P

    ResponderEliminar
  19. Mientras King-Kong no se enamore de la bibliotecaria, porque entonces tendríamos un problema...:p

    ResponderEliminar
  20. Tambien pensamos en poner directamente una bocina con unos amplis de 2 metros y 2000 W de potencia pero se rompian los cristales y en invierno hacía frio ... Vamos que no cuajó la idea.

    ResponderEliminar
  21. Pues hay que perfeccionar esa técnica, Atarplus, porque creo que sería la más efectiva...

    ResponderEliminar
  22. Animalito, si era un solete y estaba bien amaestrado, sólo partía por la mitad a los cenutriosaurios. Y si le das un par de bananas los (puedo decir "ahostiaba") piiiii, por si estamos en horario infantil.

    Muy mono nuestro King-Kong

    ResponderEliminar
  23. Es fácil de dominar. Tu le dices "Ancagua Chita" y señalas al cenutriosaurio y se acabaron los problemas.

    Más majo, ahora mismo está trabajando en el dpto. contabilidad, pagos pendientes.

    ResponderEliminar
  24. Sí, pero acuérdate del día que estaba en información bibliográfica y no hacía más que dibujar corazoncitos a la bibliotecaria...

    ResponderEliminar
  25. Estamos pensando tb en unos caramelitos con bromuro que irían muy bien. Me han dicho que en las bibliotecas militares la idea cuajó muy bien hasta el punto que en la extinta mili lo echaban hasta en la sopa.

    Los caramelitos los poneis en un cestito sobre el mostrador y en vez de arquear la ceja se le ofrece al cenutriosaurio "en son de paz"

    ResponderEliminar
  26. También es sabido que la cicuta y el perejil se parecen muchooooo...que digo yo unos pinchitos de sepia a la plancha bien especiados y se los damos...

    ResponderEliminar
  27. Bueno, ejque King-Kong tb tiene su corazoncito.

    Estamos experientando los efectos del caramelo con bromuro sobre King-Kong y la misma dosis que le llegue a afeztar es la que añadiremos en los caramelitos de los cenutriosaurios.

    ResponderEliminar
  28. ¡No! nada de experimentos con pobres e indefensos animales! para eso tienes los cenutrousuarios, prueba con ellos lo que te necesites, nunca te faltarán!

    ResponderEliminar
  29. Sí, la cicuta y el perejil se parecen mucho, pero no podemos experimentar con nuestro mono King-Kong. Nos parecía un trato inhumano-primate.

    Pero vamos, que podeis decirle a algún cenutriosaurio que han ganado un viaje a Benidorm por el préstamo X mil, nos lo mandais para acá y le ponemos unos pinchitos de sepia a la plancha aderezada con cicuta-perejil y a ver que pasa.

    ResponderEliminar
  30. Bueno, que king-Kong anda por aquí y no he pagado esta semana la cuota de la primitiva.

    Altalego

    ResponderEliminar
  31. No he podido verlo hasta ahora!!! Dios mío, necesito dos docenas!! DÓNDE LO VENDEN, DÓNDEEEEEEEEE...

    Lo necesito, y otro para ahuyentar a mamás modernas, y... lo que necesito son explosivos. Estoy en infantil :****

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Buuu!

    No me gustó el aparatito. Aún tengo menos de 25.

    Pero cuando esté viejo quizá me interese la idea de comprar uno. Aparte de que ye estarán más baratos.

    ResponderEliminar
  34. Pues es el de arriba el mismo que dejó un comentario en nuestro blog... Yo lo borré todito sin tocar ni nada...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About