Normas victorianas

A veces nos ponemos un poco plastas con las normas...

Fuck!

21 comentarios:

  1. Le falta un erupto...ROOOOARRRRRRR...

    Creo que echo en falta también que se dedique a ligar con la perrina de al lado...

    ResponderEliminar
  2. acolostico14/4/08 09:57

    Pues nunca he visto un disco de prohibido ligar... COmo són?

    Y el de prohibido eruptar?

    ResponderEliminar
  3. Plastas? No, no lo creo; es más, creo que somos demasiado tolerantes. Si al dueño del primer móvil que sonara en la biblioteca, le diéramos una buena bronca y le echáramos de la biblioteca, no sonarían más móviles, estoy seguro. Pero la mayoría de las veces, reímos la gracia, y le decimos educadamente que, por favor, en la biblioteca el móvil tiene que estar apagado o sin música. Y si al primero que vemos cruzar a toda velocidad la biblioteca para ir a contestar una llamada lo paráramos y le dijéramos que no corra dentro de la biblioteca, lo mismo.

    Y lo mismo con los cafés, las latas de refrescos, la charlas a gritos, los pies sobre las sillas, etc. Hoy en día hay muchos estudiantes sin ningún atisbo de educación (y desgraciadamente son los que más se notan), porque alguien ha abdicado de darles un mínimo de educación para vivir en sociedad. Y lo pagamos los demás.

    Y hablo de estudiantes universitarios, a los que se les suponen ciertos mínimos.

    Desafortunadamente los carteles no sirven para nada: la mayoría ni los mira; y los que los miran, ni caso.

    No me he levantado con mal pie, es que este tema me cabrea. No me pagan para educar a maleducados ni para hacer de niñera (acepto bromas sobre niñeras supercalifragilísticas con paraguas :-p ).

    ResponderEliminar
  4. No me he levantado con mal pie, es que este tema me cabrea

    Normal que te cabree, es que no es para menos. No estamos de seguratas ni de educadores...

    Y ocurre en todos los espacios públicos. El otro día tuve que aguantar que una gilipollas en el vestuario del gim pusiera su mp3 con manos libres y ella se pusiera a cantar al mismo tiempo. La hubiera crujido, pero me contuvo que el resto de personas ni se inmutaron. A ver si el problema soy yo y mi nivel de tolerancia...

    Os juro que cualquier día salgo en las noticias...

    ResponderEliminar
  5. A ver si el problema soy yo y mi nivel de tolerancia

    Nooooo, es el nivel de idiotismo de la sociedad... la sociedad es la culpable.

    ResponderEliminar
  6. Pues nunca he visto un disco de prohibido ligar...

    Pues menos mal, porque se quedarían sin cenutriousuarios... Adiós, bibliotecas universitarias. Recuerdo la biblioteca de Buenavista, cuando servidor era opositor (y, por ende, cenutriousuario) y me iba allá a estudiar. Había un grupito mega chupiguay que casi parecía sacado de Sensación de vivir o de Friends. :P

    ResponderEliminar
  7. Lo de prohibir ligar... Chic@@@@s, reconoced que nos hemos pegado buenas panzadas de reir (silenciosamente, eso si) de los corrillos de "hormonas revolucionadas" que pululan por las biblios. Además, ahora en primavera, en cuanto se acorten las faldas y salgan los tirantitos las hormonas se pone frenéticaaaas (jejejejejjj).
    Tontosón, lamadre...

    ResponderEliminar
  8. las hormonas se pone frenéticaaaas (jejejejejjj)

    Uffff, la que se avecina...¿no se puede capar a los usuarios como a los chuchos? :p

    ResponderEliminar
  9. ¿no se puede capar a los usuarios como a los chuchos? :p
    No vale la pena, que eso da trabajo... y nos quedaríamos sin culebrón, que está supermegacachientretenido, oiga. Y también tenemos derecho a que nuestros hormonados circenses nos entretengan en nuestras tediosas tardes cataloguenses

    ResponderEliminar
  10. Lo de "hormonados circenses" va por lo de "payasos calentorros", que hay que leeer más allá ;PPP

    ResponderEliminar
  11. Y no penseis mal, que yo no ligo con el enemigo...

    ResponderEliminar
  12. yo no ligo con el enemigo...

    Si está muy bueno, se te perdona...:pppp

    ResponderEliminar
  13. Bueno, ejem... no comment
    :D

    ResponderEliminar
  14. Desafortunadamente los carteles no sirven para nada: la mayoría ni los mira; y los que los miran, ni caso.

    Pueden hacer la prueba: el otro día puse en la puerta de entrada un cartel bien grandecito en el que decíamos que regalábamos entradas para una actividad de la concejalía de cultura y doy fe de que nadie se lo leyó.

    Pero luego sí que se leen las chorradas de los anuncios de las carreteras o los cartelitos de los mensajes sms que pone cualquier programa con más tonterías varias...

    ResponderEliminar
  15. Yo siempre he abogado por los modelos conductistas tipo descarga eléctrica, pero hasta los del youtube me banearon el video que colgué al respecto :(

    ResponderEliminar
  16. Yo siempre he abogado por los modelos conductistas tipo descarga eléctrica,

    ¿Y dónde puedo encontrar uno que dé calambre a los portadores de móviles que suenan o a las mamás que les traen la merienda a la biblioteca a sus niños? Le encargo uno ahora mismo, voluntaria para ponerlo en prueba.

    ResponderEliminar
  17. Ese perro patina pelín colocao. Le tendríais que quitar todos los puntos del carné...

    ResponderEliminar
  18. me encantas normas!!!! es mi venganaza contra el maldit usuario!!!

    ResponderEliminar
  19. Las normas que seguro deberíamos hacer que se cumplan son las que nos propone que nos ofrece Warrior Librarian http://www.warriorlibrarian.com/ROFL/signage.html
    Por cierto, cómo deben ser los cenutrousario de la biblioteca de la University of Minnesota que entre sus normas se encuentra:

    *Engaging in sexual harassment and/or overt sexual behavior
    *Being under the influence of alcohol/illegal drugs, and selling, using or possessing alcohol/illegal drugs. Me gustaría ver estos carteles.

    ResponderEliminar
  20. *Engaging in sexual harassment and/or overt sexual behavior
    *Being under the influence of alcohol/illegal drugs, and selling, using or possessing alcohol/illegal drugs.

    Qui no voldria treballar en una biblioteca així....

    ResponderEliminar

 

Twitter

About