Se acerca el invierno

Como cada año, dirán nuestros ilustres e ilustrados lectores, aunque todavía nos faltan unos meses y un par de estaciones completas por medio. Los más frikis de los frikitecarios incluso se habrán dado cuenta de que la frase del título no es más que el lema de la casa Stark de Invernalia. Unos y otros seguramente no sabrán de qué puñetas quiere hablar el que suscribe: tal vez de la biblioteca escondida bajo los torreones del Castillo Negro, en el Muro?

Pues no. Su gozo en un pozo. No voy a hablar de Canción de Hielo y Fuego ni les voy a decir como terminan todos los capítulos de la serie. Bueno, sí, se lo diré: con un punto final. Han visto qué malo soy, haciendo espóileres... Pero no, amigos, no: el invierno que se acerca no es el frío invierno de cada año. Qué es el invierno? Una época gris, dura, de largas noches y cortos días que generalmente todos asociamos a cosas negativas. Exactamente como el "invierno" que se avecina a nuestras bibliotecas, ese "invierno" que sufrimos varias veces al año: la época de exámenes. Bueno, no exactamente: los días son largos, pero sí igual de duros y oscuros.

Dentro de nada, las bibliotecas que no estén ya llenas de ese ser llamado Escolasticus apuntofagus lo estarán. Los veremos deambular entre los estantes y por los pasillos con la mirada perdida en la lejana fecha del examen; veremos cómo intentant seducir a base de miraditas a su vecino/vecina de mesa; los veremos entrar y salir aferrados a sus móviles; veremos como se levantan para ir al baño en pareja o en grupo, nunca solos (a saber qué se esconde en los baños para que no puedan ir solos); veremos como devuelven tarde los libros que tienen en préstamo porque claro, tienen un examen y necesitaban ese libro (como tus otros compañeros de clase a los que has jodido, bonito); veremos sus miradas de odio hacia el vecino de mesa que no para de moverse o de golpear la mesa con el lápiz...

Y que es lo que no veremos? Pues a la mayoría no los veremos estudiar. No, porque para algunos la biblioteca no es ya siquiera una sala de estudios, sino un lugar de reunión y ocio. Tal vez deberíamos poner unos neones en la fachada, sustituir el mostrador de información y préstamo por una barra y la máquina de autopréstamo por un jukebox.

Pero resistiremos. Porque después del "invierno"... llegan las vacaciones.

17 comentarios:

  1. tal vez de la biblioteca escondida bajo los torreones del Castillo Negro, en el Muro?



    uuuuu, qué miedo...¿hará frío?...

    Y sí, dentro de poco llegan las vacaciones, y con un poco más de suerte, dejaré de ser una apuntófaga tuya :ppppp

    ResponderEliminar
  2. acolostico6/5/08 09:59

    Llega el invierno, y se despiertan los dragones...

    ResponderEliminar
  3. a saber qué se esconde en los baños para que no puedan ir solos

    Pos evidentemente nuestras mascotas , jeje van de dos en dos como los animales XD

    ResponderEliminar
  4. Nos invaden, nos invaden, sacad todas vuestras armas y poneos en forma... preparaos contra el Escolasticus apuntofagus.

    Yo ya estoy afilando el hachita ;)

    ResponderEliminar
  5. A mi entender, creo que nos hemos equivocado con el "spelling" del título: no llega el invierno, sino el INFIENNNNNOOOO.

    En micaso, ese infierno se llama Final de Curso, aunque también se le puede llamar Exámen MIR.

    Ash nazg durbatulûk, ash nazg gimbatul, ash nazg thrakatulûk, agh burzum-ishi krimpatul.

    ResponderEliminar
  6. veremos sus miradas de odio hacia el vecino

    Se odian entre ellos...aprovechémoslo, será esto un filón para conseguir que se eliminen sin tener que mancharnos?

    ResponderEliminar
  7. Darwinismo en estado puro...:DDDD

    ResponderEliminar
  8. Darwinismo en estado puro...:

    más bien la necesidad de eliminar una gran cantidad de cenútrios a contrarreloj

    ResponderEliminar
  9. aunque también se le puede llamar Exámen MIR.

    Esto sí que es un verdadero infienno. Lo conozco, lo conozco...

    ResponderEliminar
  10. ssssiííí´, mi Dragona se oculta en la oscuridad de los lavabos... No me extraña que de vez en cuado algun cenutrio se pierda "misteriosamenteeee"
    BWAHAAHA HAHAHAAA

    ResponderEliminar
  11. Joder, os tienen acojonados los cenutriosaurios, tanta dominación, tanta dominación y luego na'de'ná'. Esto no puede ser, al usuario hachazo en la nuca y patada en el trasero, ellos son los que deberían de tener miedo.

    ResponderEliminar
  12. tanta dominación y luego na'de'ná

    Ya se sabe que Un que passava es un frikitecario un tanto...abrazanenúfar...

    ResponderEliminar
  13. El invierno de mi descuensuelo...

    Ay, no... que ya no trabajo en una biblio. Pese a ello me solidarizo como buen frikitecario.

    En todo caso nada que no arregle un aparato de esos de ultrasonidos que les reseñe el otro día.

    ResponderEliminar
  14. y aqui a mi me llego el inviernoooo, se me mojaron los libros y no es chiste... vean mi blog si no me creen... pero esta nueva biblioteca es muy heladaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. "después del "invierno"... llegan las vacaciones". Pues no, fins la tardor o finals d'estiu na de na...

    @Enric, en llenguatge de Nazgul, efectivament el MIR és un infienno, me lo va a contar a mi...i al Harrison sobat! anys fa.

    ResponderEliminar
  16. Pensaba que el enlace escondido detrás del "sino un lugar de reunión y ocio" sería al párrafo en el que se defiende literalmente ese modelo de biblioteca (pública, en este caso) del Pla de Biblioteques de Barcelona XD.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About