Nuevas tecnologías al servicio de la biblioteca

Estamos en la era de la telefonía móvil.

Con un teléfono puedes llamar, mandar mensajes, navegar por Internet, realizar compras y un sinfín de actividades más.

Pero, ¿que pasa con el mal uso que se hace de estos aparatejos? ¿Porqué suenan siempre en los entierros, en las reuniones y lo que es peor, en las bibliotecas?

Si estáis cansados de colgar cartelitos que nadie lee: "Apaguen los móviles antes de entrar"

Si estáis hartos de esas carreras por los pasillos para salir a hablar por el móvil: "Espera que salgo, es que estoy en la biblioteca" y "cotoclop, cotoclop, cotoclop" del galope cenutril.

Si ya no soportas a ese merluzo que YA, NI SE MOLESTA EN SALIR e intenta mantener una conversación por teléfono en la zona de hemeroteca. (Breve, eso sí, el/la warrior librarian aparece enseguida armado/a de alzamientos de cejas y botas con punta de hierro)

Si os suceden todo este cúmulo de circunstancias a prueba del santo más paciente existe la tecnología para combatirlo: los inhibidores de frecuencias.

Para bibliotecas os aconsejo el siguiente modelo. Es barato, disuasorio, efectivo y además tiene la ventaja que igual puedes usarlo con el teléfono de marras o... con su propietario.


15 comentarios:

  1. Pero si va con su cajita, qué monoooo...me pido dos: uno para chafar móviles y otro para romper dedos...:DDDD

    ResponderEliminar
  2. me pido dos
    Mira, m'acabes de resoldre el dubte.... No tenia clar si l'aparatejo és per bloquejar mòbils o per bloquejar usuaris...

    ResponderEliminar
  3. jajaja... yo tb necesito... pero con el complemento "trapito limpia sangre".

    ResponderEliminar
  4. yo tb necesito... pero con el complemento "trapito limpia sangre".
    Cómo quieras, pero ten en cuenta que un "inhibidor" de estos chorreando sangre en una biblioteca también tendría un efecto disuasorio...

    ResponderEliminar
  5. Me gusta este nuevo ingenio disuasorio de teléfonos móviles, sobre todo su diseño y embalaje, pongan el enlace a la teletienda que les compro un par ;)

    ResponderEliminar
  6. pongan el enlace a la teletienda que les compro un par
    Un secreto: si te haces con un cajón de vino (vacío, o lo vacías tu, je), un trapito del color que a ti te guste para poner al fondo de la caja y te acercas a la ferreteria más próxima puedes obtener un "inhibidor" que de el pego (nunca mejor dicho).
    No será de marca, pero pegar, pegará casi igual de bién.
    ¡¡Que aproveche!!

    ResponderEliminar
  7. uyyyyyyyyyyyyyyy que bonito juguetito!!!!! me gustooo, es una buena herramienta para darles en la cabeza... me puedo disculpar diciendo que cerre los ojos jajajajajjajajaja, un besote cariño...

    ResponderEliminar
  8. ¿Has visto, Bibliotekaro? Se trata de una herramienta fácil de encontrar en qualquier país.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pobre niños, con lo callaítos que están ahora en época de exámenes ;-)

    ResponderEliminar
  10. Pobre niños, con lo callaítos que están ahora en época de exámenes ;-)
    Seran los tuyos... Por aquí, con el estrés muy calladitos no estan

    ResponderEliminar
  11. ¿Puedo usarlo también con todos aquellos usuarios que se colocan en el aula multimedia sin reservar y que hacen que tenga que ir constantemente a desalojarlos para dejar libres los ordenadores...?

    ResponderEliminar
  12. I jo, el puc fer servir jo?, o em carregareu algun impost addicional pel fet de no ser bibliotecari?...Prometo no agredir a ningú del vostre gremi!

    ResponderEliminar
  13. Querida, por supuesto que pueden usarlo. Cuando consideren que la ocasión lo requiere, libre de impuestos y a discreción

    ResponderEliminar
  14. Perdón, quería decir "Queridas" en plural
    :)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About