¿Miedo? ¿Quién dijo miedo?

Seguimos con una nueva entrega de Cine Frikitecario, esta vez rebuscando en los clásicos.

Hoy le toca el turno a Los Cazafantasmas. Seguro que recuerdan el salto que pegaron en la butaca cuando vieron esta escena.



Un claro ejemplo de error de producción y mala gestión de presupuesto. Ya se ha hablado aquí de los métodos bibliotecarios para controlar situaciones indeseadas. Todo el mundo sabe que a un buen bibliotecario si le piden un libro marrón de economía se le inyectan los ojos en sangre. Si al apuntófago postadolescente de turno le suena el móvil dentro de la biblioteca, cae una patada voladora. Y si al cenutrio de turno se le escapa la gran frase “ perdone, pero su sueldo sale mis impuestos y exijo que …” les aseguro que el bibliotecario/a pasará a dar mucho más miedo que el holograma que nos ocupa.

Que malgasto de tiempo y dinero con efectos especiales innecesarios. Lo que se habrian ahorrado contratando a un bibliotecario de extra.

(imágenes obtenidas gracias a nuestro miembro del Comité Pro-Usuarios, el excelso Sr. Acolostico. Sabemos que, en el fondo, nos aprecia)

15 comentarios:

  1. No hay color...un arqueo de cejas y una patada voladora es mucho más efectivo...

    ResponderEliminar
  2. ... una mirada fulminante mientra bajas las gafas para mirar por encima... eso no tiene precio XD

    ResponderEliminar
  3. Sin duda alguna, un bibliotecario da más grima que el fantasmilla ese... una buena patada voladora con efecto sorpresa es mucho más efectiva que cualquier fenómeno paranormal...

    ResponderEliminar
  4. Vaja,
    com es nota que ja hi ha ganes d´anar de vacances :D
    No hi ha res pitjor que un bibliotecari que no té vacances.

    ResponderEliminar
  5. acolostico23/7/08 14:29

    pero muy muy en el fondo...eh

    ResponderEliminar
  6. "cualquier fenómeno paranormal..."

    mi proposito despues de la muerte???

    ser un fantasma debibliotecaria y dar patadas voladoras fantansmalmente terrorificas ajajajjajawuwuwuuwuuaauauaua

    ResponderEliminar
  7. BiblioteKaro, tú sí que das miedo!!! :DDDDD

    ResponderEliminar
  8. Juyyy! a algún colega le pilló la cámara sin peinar esa mañana
    :PPPP

    ResponderEliminar
  9. Seguro que ese bibliotecario fantasmagórico era un interino ;-)

    ResponderEliminar
  10. La señora de la limpieza de la biblioteca tampoco estaría mal como holograma. Ese arqueo de cejas cuando un simple usuario intenta colarse en el lavabo recién fregado de los bibliotecarios... todo se pega.

    Yo a Bill Murray le hacía morritos, eso sí.

    ResponderEliminar
  11. una buena patada voladora con efecto sorpresa es mucho más efectiva que cualquier fenómeno paranormal...

    Bueno...ahora que lo pienso...algun miembro de mi promoción tenia bastante de fenómeno paranormal...

    Juyyy! a algún colega le pilló la cámara sin peinar esa mañana

    ¡Eso no es nada!...Jo, acabadeta de llevar, entre les bosses als ulls i el pentinat creatiu que em queda....ehem....

    ResponderEliminar
  12. pero muy muy en el fondo...eh

    Que ranci que arriba a ser sr. acolostico...

    (ai no, que era soso...oi? :-P )

    ResponderEliminar
  13. mi proposito despues de la muerte???

    ser un fantasma debibliotecaria y dar patadas voladoras fantansmalmente terrorificas ajajajjajawuwuwuuwuuaauauaua


    Diosss....¡se me acaban de erizar los pelos del cogote!

    (como mola...¡Yo también quiero!)

    ResponderEliminar
  14. Doncs a la facultat vam tenir una bibliotecària que no li calia pas fer el fantasma, amb fer de "sifon" ja se'n sortia prou bé. A més era alta i corpulenta com una walkiria...La realitat sempre supera a la ficció

    ResponderEliminar
  15. Doncs a la facultat vam tenir una bibliotecària que no li calia pas fer el fantasma, amb fer de "sifon" ja se'n sortia prou bé. A més era alta i corpulenta com una walkiria...La realitat sempre supera a la ficció

    Jaja, era una bibliotecària ben entrenada, pel que sembla. Si ja de per sí imposen, grans i corpulentes més que més...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About