Y llegó la crisis...

Llegó la crisis, y no porque lo haya dicho el Presidente. Tampoco porque los abogados concursalistas estén haciendo su agosto, ni siquiera porque el índice de morosidad se esté triplicando, ni porque mis cenas en el Tempura Ya cada vez se estén espaciando en el espacio-tiempo. La crisis la vengo notando desde que me miran con cara rara cada vez que tengo que comprar un libro. Sí, señores jefes, un libro: esa cosa de papel con láminas llamadas páginas y que contiene palabritas que luego subrayarás y garabatearás, porque resulta que tú necesitas ese libro. Tú y todos, vamos. La sociedad en general, se entiende. O al menos aquella que se interesa en culturizarse y que no dispone de espacio, dinero o ganas para comprarse ellos mismos los libros. Que sí, que sí: que como cada vez hay menos dinero para gastarlo en ocio, el número de usuarios está aumentando. En resumen: que hay que reforzar los servicios públicos en estos momentos. Sería lógico, pero no para todos, y parece ser que para la Generalitat de Valencia ese hecho se les escapa, ya que ha propuesto dar 1'2 millones de euros para sus 400 bibliotecas como presupuesto para la adquisición de libros, y -supongo- que suscripciones a revistas y periódicos. La mitad de lo que habían prometido. Si se entiende que por convenio el estado central debe poner la misma cifra (ponen medio y medio, aunque la Generalitat Valenciana indica que si el Gobierno quiere poner más, que lo haga libremente, qué cachondos), la cifra resultante es de 6.000 € por biblioteca. Ni para pipas tal como está el patio. Como siempre, lo mejor son las justifiaciones: "No se entiende por qué hay que duplicar la partida cuando 1 millón o 1,2 millones es una cantidad suficiente y razonable dada la capacidad de gestión de las bibliotecas" (ah, bueno, como tenemos una birria de bibliotecas, en vez de mejorarlas y asignarles más presupuesto, lo que hacemos es hundirlas más en el fango impidiendo toda posibilidad de mejora).


Cualquier día de estos me inmolo abriéndome las venas con las hojas de la CDU.


[Gracias a Manu por la noticia]

12 comentarios:

  1. No sé de qué os quejáis: lo hacen por los bibliotecarios, para que no vayan cenutriousuarios chés. :-/

    Mola el modelo de cultura de la autonomía más moderna del Estado español. No quiero ni pensar cómo será el modelo educativo... :-(

    ResponderEliminar
  2. hacen por los bibliotecarios

    Me da a mí que somos lo último que tienen en mente, pero queda bonito...:p

    ResponderEliminar
  3. los fondos "quedarían en muchos casos almacenados en cajas", debido a que la mayoría de centros de lectura no están preparados para dar salida a un volumen tan elevado de libros nuevos.

    ¿Y más presupuesto para más personal o para mejorar los centros?

    Flipins...
    No quiero ni pensar cómo será el modelo educativo... :-(

    Pues podria ser que el portavoz de la consejeria sea productor de este modelo...
    (Si no, no se explica...)

    ResponderEliminar
  4. ¿Y más presupuesto para más personal o para mejorar los centros?

    No creo que entre en su estrecha mente mejorar el servicio...;)

    ResponderEliminar
  5. Pero si es mucho más sencillo...Quien gobierna en la Comunitat Valenciana? El PP. Es lo que tiene la derecha, que le interesa más Marina d'Or y Terra Mítica y urbanizaciones que se comen la costa(cosas todas ellas que dan mucha pasta)que las bibliotecas públicas. Moderna queda, la autonomía, pero ya se sabe que es a costa de recortar los servicios públicos, empezando por el sector que, por otra parte, menos ruido hace, que es la cultura.
    Pero si la gente vota PP, que luego no queje de que las bibliotecas están mal. Ellos deciden en las urnas...

    ResponderEliminar
  6. No sé si el problema es exclusivamente con el PP, pero hay que reconocer que las inauguraciones de Espe de bibliotecas vacías también tienen su miga...
    En fin, en crisis lo primero que se jode son los servicios sociales, esos que deberían aumentarse precisamente en estos momentos.

    ResponderEliminar
  7. Ah, y bienvenido, Arturo ;)
    (es que claro me enviáis un mail y ya me despisto de daros la bienvenida oficial...no puede ser... ;) )

    ResponderEliminar
  8. uf, qué mal andamos, leche! (jeje, x fin puedo despotricar en lengua que se entiende, que con tanto alemán y suizo funcionando no puedo quejarme XD)

    ResponderEliminar
  9. Total, si hay presupuesto se repate mal (la mitad para mí y la mitad para repartir entre esas otras tropecientas...)
    gghghg

    ResponderEliminar
  10. En fin...en tiempo de crisis somos los primeros a los que recortan, y en tiempo de bonanza somos los últimos a los que reparten...es lo que tiene ser el patito feo de la cultura y dedicarse a estas áreas tan ninguneadas...

    ResponderEliminar
  11. no se preocupen que aqui en chilito pasa los mismo, e el area de las bibliotecas escolares publicas es un pena.... saludos y mucha fuerzaaa

    ResponderEliminar
  12. Doncs jo també crec que el govern s'esforça per que no hi vagin usuaris als serveis públics a base de degradar-los...Que què hi podem fer...Contraatacar!, inundar d'usuaris les biblioteques, els transports públics, els hospitals comarcals, els ambulatoris (ah, que ja està inundat?, és igual, donde comen dos...)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About