Google y los yogures caducados

No me miren así. La culpa de que haya elegido este título para el post no la tengo yo (demasiado ocupadas tengo ya las neuronas como para ser creativos a estas alturas). Por una vez en la vida, el título ha venido rodado. Y todo gracias a un hombre: Rafael Bravo.

En su último post (a día de hoy) habla de la importancia que nuestro querido Google ocupa en el devenir diario de los médicos, concretamente de los de Atención Primaria (AP, para los amigos). A cuenta del décimo aniversario del buscador californiano, desglosa las múltiples utilidades que tiene este recurso online para todos aquellos médicos que le quieran dar una oportunidad. Y hasta la mitad del post un servidor asiente con la cabeza y proclama que este señor tiene razón, puesto que yo también soy un fan de la mercadotecnia googleniana.

Pero luego se empieza a torcer. La primera comparación con Pubmed, tachándolos a los dos de "rivales" merece una primera puntualización. No son rivales porque obviamente no tocan los mismos temas, no siguen las mismas pautas de inclusión de la información (ni mucho menos las de tratamiento de la misma) y no están respaldadas por las mismas entidades de prestigio. Google Inc. tiene prestigio, pero la National Library of Medicine más. Muchísimo más.

El broche, aún así, está por llegar. En un enlace que de forma cauta el autor elimina dos días de su publicación, carga contra las "bibliotecarias danone", llamadas así no porque estén buenas, sinó porque están caducas, al no recomendar a sus usuarios médicos el uso frecuente de Google como herramienta de trabajo. ¡Toma ya, tres topicazos en uno ("son mujeres", "son viejas", "están demodé")! Cocretamente, cita a este nuestro blog a través de este post.

No me gustaría que Don Rafael Bravo se tomara a mal esta entrada. Los que trabajamos en el ámbito de las fuentes de información sanitarias le admiramos como pilar hispano de la Medicina Basada en la Evidencia. Pero conocemos bien a nuestro buscador preferido, y de todas las posibles "novias" que pudiéramos tener, es la menos fea y la más simpática de todas (cualquier cosa antes que usar Micro$oft Live). Pero precisamente porque la conocemos no podemos dejarle en sus manos la obtención de información médica de calidad. Si muchos de nuestros "cenutrousuarios" (dicho aquí con todo el cariño del mundo) prestaran atención a las clases que en las bibliotecas de sus centros se dan del uso de PubMed, otro gallo nos cantaría (y no lo haría desde el Googleplex).

13 comentarios:

  1. Podría largarme largo y tendido, cómo ha ido a ofenderme (el enlazado era un post mío) gratuitamente una persona que, evidentemente, ni se molestó en ver de qué iba el blog, mucho menos el post. Me tengo que morder mucho la lengua para no caer a su nivel. Hemos intentado hacer una crítica constructiva y el resultado es el presente post. Gracias, Enric. Aprenda, Sr. Bravo.
    Sólo puedo concluir que estoy convencida de que buscó en Google "sistemas de gestión de la información", le apareció mi post, y dedujo lo que quiso y que no es. Es decir, fue víctima de la "tupenda de la muerte" herramienta que promulga. Si es que no aprenden...

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, que mis piernas no tienen absolutamente nada de caducas. Habráse visto...

    ResponderEliminar
  3. Cristina, respira...
    Ommmm...

    ni se molestó en ver de qué iba el blog,
    O la gent té poc sentit de l'humor i no ens capta...


    Excel•lent resposta, Sr. Pineda.

    ResponderEliminar
  4. Ben dit Enric.
    Fantástiques les teves cames, Cristina... Ens morim d'enveja ;PPPP

    ResponderEliminar
  5. Ens morim d'enveja ;PPPP

    Si al capdavall deu ser això, fijo ;)

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, que mis piernas no tienen absolutamente nada de caducas.

    Lo corroboro. Y el que no lo quiera entender, que se vaya al laboratorio a hacer recuento de hongos en yogures. :-P

    ResponderEliminar
  7. Joer,
    què passa que ara ens posam seriosos o què?...
    Jo ratifico el que posa l'article, com les cames d'una bibliotecària no hi ha res (i molt menys el google, que és intangible). I vaig estar al Congrés de A Coruña i vaig poder comprovar-ho per mi mateix, la pols conserva el cos :D...
    Quin sopar de gala férem, i jo sense afeitar, jiji
    Uuuuf, ja m'he perdut. PErdò per l'Off Topic

    ResponderEliminar
  8. Jaume, la pols a tu no et conserva les neurones, pel que veig :DDDD
    I què, no ens faràs una crònica extraoficial del congrés?

    ResponderEliminar
  9. sí,
    quan m'hagin llevat els queixals ;) Ara no puc pensar, com be saps

    ResponderEliminar
  10. "estoy convencida de que buscó en Google "sistemas de gestión de la información", le apareció mi post, y dedujo lo que quiso "

    Sure. Sólo decir que conozco muchos médicos que trabajan en MBE y jamás usan google y si Pubmed y otras bases de información biomédicas...Y no creo que tengan problemas con las piernas femeninas en general ni con las bibliotecarias...(no me consta, ull!)

    ResponderEliminar
  11. Una cosa es que se haga la defensa de las busquedas por internet-que en casos puntuales puede ser util-y otra cosa es que se defiensa el diagnostico buscando lso sintomas por internet, que me parece una idea francamente temible.
    No se yo si esos señores confiaran su coche a un mecanico que se fuesea buscar en internet que significa KWARSTT que hace le carburador al arrancar sin mas, una averia a un fontanero que tuviese que saber que tuerca necesita en el navegador o un avegador que se guiase por "el abogado en casa" porque francamente ese es el nivel del acceso a los buscadores de internet.
    Si hay acceso a información de otro nivle se trata de articulos publicados en revistas cientificas. Es decir que NO es Google sino las revistas cientificas las que habria que alabar.
    Honradamente esto me recuerda el comentario de Bernard Shaw qde que todas las profesiones liberales son conspiraciones contra los legos.

    ResponderEliminar
  12. ¿Le vais a decir a un médico de prestigio, gurú entre gurús, dios omnipresente, cómo utilizar el Google?
    Estos bibliotecarios -plebe de pacotilla- no respetan nada... Callad y no molesteis, como buenos pacientes.
    Además, ¿tiene Dios la capacidad de aprender?. ¡¡Por supuesto que no!!
    Dedicado a mi dentista preferida (Sara Pova), que ayer me dejó sin dos muelas del juicio (perdón por usar tan basta terminología)
    PS: Espero no se ofenda la señorita en cuestión, el tono es cariñoso ;)

    ResponderEliminar
  13. Ara que ho dius, Jaume...em sembla que tens raó. Menys seny, però raó sí...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About