Libricos de colores

Si esto es lo que pasa por ir por el mundo dando ideas («Dedicado a ti, cenutrio de mi corazón»). No diré que fuera culpa nuestra, no; aunque los tentáculos del frikitecarismo se han extendido por la Profesión (sí, sí, tú, no disimules, sabemos que nos lees a escondidas de Las Grandes Voces de la BiD), no creemos que nuestra influencia llegue tan lejos.

Pero lo adelantamos, aunque no fuimos capaces de prever su expansión. Cuando aún suenan los lamentos porque ha desaparecido la etiqueta 440 del MARC21, nos encontramos con esto: «Rangement».

Para qué queremos la clasificación decimal universal o la clasificación decimal de Dewey? Para qué la clasificación de la Library of Congress? No amigos bibliotecarios y afines, no: para gustos, los colores, y nunca mejor dicho.

No han tenido suficiente con lo anterior? Les van las emociones fuertes? Pues pasen y vean, porque todavía hay más: bookshelf & color.

El enemigo está ahí afuera. Venzámoslo a golpe de CDU, de Dewey o de lo que sea. Pero que vuelva al redil... o nos unimos a él y empezamos a redecorar nuestras bibliotecas?

7 comentarios:

  1. ¡Por San Dewey bendito!

    La pregunta es…en ese caso, los criterios de compra ¿también se basan en la gama de colores? Es decir…¿me faltan 3 libros naranjas y 2 de la familia de los verdes? Y expurgo los marrones de economía (que total, no los pide nunca nadie..)

    ResponderEliminar
  2. los criterios de compra ¿también se basan en la gama de colores?

    Por supuesto que sí, que sean los libreros los que pierdan la cabeza buscando libros que se adecúen a nuestras exigencias estilísticas.
    La verdad, sería bonito poder hacer la bandera gay a base de estanterías y libros...

    ResponderEliminar
  3. La verdad, sería bonito poder hacer la bandera gay a base de estanterías y libros...

    Uy, sí, y la republicana también :)

    Tengo que ir a mirar el pantone, a ver qué color queda mejor con mi cutis para forrar la biblioteca con libros de esa tonalidad...

    ResponderEliminar
  4. El propietario de esas bibliotecas sólo se merece una cosa: un bibliotecario daltónico para catalogarla. :-P

    ResponderEliminar
  5. acolostico22/1/09 14:30

    Peor no solo se acumulan si no que además se les supone ordenados... Puf...

    ResponderEliminar
  6. Pues sí que hay gente aburrida por el mundo. Mándenme alguno de esos a casa para redecorar mi vida, que se ha quedado sin color ;)

    ResponderEliminar
  7. o nos unimos a él y empezamos a redecorar nuestras bibliotecas?

    Mmmm, tendría sus problemillas también:

    "Pero hombre, si me has puesto este libro verde piscina al lado de uno verde racing... que los dos son verdes pero..."

    Habría que precisar:

    "Me de cuatro libros azul Summa Artis mayormente"

    ResponderEliminar

 

Twitter

About