R.I.P.

Cualquier biblioteca tiene un gran Enemigo (así, en mayúscula): el cenutriousuario. No voy a ponerme a declamar sobre su mísero cerebro ni sobre el asco que me provoca cuando viene a mí mascando chicle con la boca abierta al más puro estilo yanki, salpicando babas y soltando estupideces a partes iguales. Me refiero a sus consecuencias en los libros. Sí, nuestro tesoro, nuestro y de nadie más, se ve vapuleado y destrozado por arte y (des)gracia de sus zarpas. Propondría coger el hacha de Grine y arrancar de cuajo la mano al primer maltratador de libros que aparezca en nuestros dominios, pero como no creo que me dejen (y la verdad, no entiendo por qué), os ofrezco una alternativa. Menos ecológica, menos sangrienta y más impactante: hacer en vuestra biblioteca un cementerio con los libros más esquilmados de nuestra colección, para escarnio público y amenazar a todo aquel que ose coger entre sus manos una joya cuyo valor no sepa apreciar. Si no escarmientan, las represalias subirán de tono. Creedme, la Letra Escarlata a mi lado os parecerá asquerosamente abrazanenúfar.

Podéis poner fotos terroríficas y sutiles señales de amenaza para acompañar nuestro particular museo de los terrores, acompañado por la banda sonora de El silencio de los corderos de fondo.



Fotos sacadas vilmente de aquí



¿Capisci, usuario?

11 comentarios:

  1. acolostico19/2/09 09:46

    Una biblioteca de libros no leídos?

    ResponderEliminar
  2. Una biblioteca de libros no leídos?

    Eso es lo de menos, chatín...

    ResponderEliminar
  3. propongo un doble cementerio: el del libro y el del usuario :P

    ResponderEliminar
  4. propongo un doble cementerio: el del libro y el del usuario :P

    Lo he pensado, lo he pensado. Pero es que al usuario yo lo incineraba, directamente...

    ResponderEliminar
  5. a banda sonora de El señor de los corderos de fondo.

    ¿El señor de los corderos? Me imagino a Hannibal Lecter gritando "¡¡Essss nuesssstro, ssssucia agente del FBI! ¡Mi tessssooooroo! ¡Mi possstre!". :-P

    ResponderEliminar
  6. Arreglado, gracias. Pero más bien he hecho un cruce entre el Señor de las moscas y El Silencio de los corderos :p

    ResponderEliminar
  7. Ah, pues esa variante me gusta aún más: el jovencito Hannibal Lecter sobrevive a un accidente de aviación y se come a todos sus compis de colegio. :-D

    Oh, El Señor de las Moscas se puede leer en clave de metáfora: deja sueltos a sus instintos a un grupo tocho de cenutriousuarios adolescentes, y verás la que montan...

    ResponderEliminar
  8. deja sueltos a sus instintos a un grupo tocho de cenutriousuarios adolescentes, y verás la que montan...

    Por ahí van los tiros...

    ResponderEliminar
  9. Mira...se podría poner también el CD del chucho del otro día...

    Bonito homenaje a los libros caídos en acto de servicio. Así se pueden pensar bonitos epitafios de despedida: “Murió con las hojas puestas” y tal…

    ResponderEliminar
  10. Que lastimita de libros, pero la idea me encanta. Es a la vez una puesta en evidencia del usuario descuidado (por decir poco) y un homenaje al libro defenestrado...
    Añadiría un rótulo: "ES POR TU CULPA, MALDIT@ CENUTRI@"

    ResponderEliminar
  11. Yo añadiría otro título: es la incultura, estúpido!

    Heavyyy

    ResponderEliminar

 

Twitter

About