A dedo

Siempre vivo en un mundo de Yupi, donde la gente no se da de hostias por ocupar un asiento en el tren, no pone el aire acondicionado a 19º en verano para llevar rebequitas y no se pisa en la cola del súper. Normalmente mi mundo de Yupi particular dura cinco minutos, el tiempo que tardo en llegar a la parada del bus. Lo único que me alegra ese momento es ver que ha llegado el clon de David Boreaznaz a la parada. Es clavadito a él, y cada día espera la llegada del 75 con su traje y corbata, mientras yo espero el 15. Eso anima a cualquier alma torturada.
A lo que iba. En el mundo real no es de esperar que la gente siga las normas del juego limpio: os juro que en mi despachito veo las hachas volar cada cinco minutos para ver quién jode más a quién y cómo se favorece más al vecino amigo, pero sí es de esperar que tengan la decencia de no hacerlo público y oficial. Vamos, todos conocemos el caso del hijo tonto del jefe que trabaja en un puesto ficticio con un sueldo cuatro veces mileurista, o en el caso de la administración pública, que la hija del alcalde sea la jefa de una biblioteca en la que no pone un pie. Que las oposiciones en muchos casos estén ya adjudicadas es un clásico, y no hay más que ver los requisitos para presentarse. Pongamos un caso, muy real y nada Yupi, para una plaza de técnico en biblioteconomía del Ayuntamiento de Torre Pacheco. Veamos los méritos.

Los méritos alegados que sean justificados documentalmente por los aspirantes en el momento de presentar la instancia, mediante original o fotocopia compulsada, serán valorados con arreglo al siguiente baremo:

Y dice en Antigüedad...

1.- Antigüedad: por cada año completo de servicio en el Grupo C-1, como Encargada de Biblioteca en el Ayuntamiento de Torre-Pacheco, o en cualquier otra entidad de las que integran la Administración Local: 0,50 puntos por año, hasta un máximo de 4 puntos.

Eh, oigan, ¿y no podían poner ya su DNI en la convocatoria? Para quitarnos unos cuantos problemas de encima y dejar de perder el tiempo, que no sé ustedes, pero personalmente prefiero gastarlo rascándome la barriga que estudiar para nada.

Ah, y mi más sentida enhorabuena a la encargada de marras, supongo que estará encantada de ser -al fin- funcionaria gracias al sudor de su frente y gracias a unas oposiciones limpias y transparentes. Porque más claro, el agua.

[Vía IWETEL, ellos no nos quieren, pero nosotros a ellos sí ;)]

13 comentarios:

  1. Cada vez son más descarados. En mis tiempos de opositor cuidaban más las formas, y dejaban alguna que otra plaza para la gente "de fuera".

    Por lo menos no pedían especificaban en las bases el nombre de la aspirante. Algo es algo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que esto ya se escapa de lo que se llama "menudo lapsus".

    Bueno...Al menos ahorran a mucha gente un intento inútil y fustrante de presentarse a un examen....

    (peroquefuerte, peroquefuerte... así, todo junto...)

    ResponderEliminar
  3. Realmente vergonzoso. Y estoy con Juanma: si quieren amañar una oposiciones por lo menos que lo hagan bién y con disimulo (auque eso está feo de todas las maneras)

    ResponderEliminar
  4. ¿Y si a lo mejor era una forma de ayudar a un pobre viejecita, que ha sido la encargada de la biblioteca durante un montón de años, pero sin estar reconocida? Yo sé de un caso parecido, una señora que se pasó media vida limpiando mi colegio, pero sin estar contratada oficialmente, y al final se inventaron unas oposiciones a bedel (!?) para que las ganase esta mujer.
    No sé, que sí, que parece muy descarado, y segruamente lo sea, pero a lo mejor, quizá, tal vez, por un casual, puede darse el caso que todo sea de buen rollo para ayudar a alguien que le haga falta.
    (antes de llamarme ingenuo, recordad que soy bastante quijotesco...)

    ResponderEliminar
  5. Eso no te lo discute nadie, don Quijote, y quizá sea una excelente profesional, además. Pero lo que repatea es la falta de tacto y respeto al resto de compañeros de profesión...

    ResponderEliminar
  6. Buenas, querida Cristina, me acabo de leer la convocatoria íntegra y me inclino a pensar que tiene razón nuestro amigo don quijote de Bolonia...más que nada porqué uno de los requisitos necesarios para participar es ser funcionario del ayuntamiento en cuestión, o sea, que hablamos de promoción interna directamente, con lo cual es muy posible que se trate de arreglar la plaza para la susodicha que la ocupa ahora...
    Aunque eso no quiere decir que el lapsus es feo, muy feo...ya no saben ni como co**o disimular...ains!

    ResponderEliminar
  7. se trate de arreglar la plaza para la susodicha que la ocupa ahora...

    ¿Y no nos la pueden arreglar a todos los que queramos entrar en la función pública? ¿O a todos lo interinos que llevan decenios como tales? Porque yo me apunto ;)
    La verdad es que no me he leído todas las bases, sólo en diagonal y de aquella manera.
    Sea como sea, un poco de discreción no les hubiera ido mal...:D

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que es de un descarao bestial poner ya la plaza en femenino...solo espero para mi salud mental que se trate de regularizar la situación de una persona interina desde hace años que llegó a su puesto mediante diversas oposiciones y pruebas varias... (lo digo más que nada porqué somos muchos los interinos (por los siglos de los siglos)que soñamos, como bien dices tu, con lograr una plaza fija ya...

    ResponderEliminar
  9. Me voy a pedir una plaza a medida de jefa de la sección de biblioteca que llevo todo el año ejerciendo sin reconocimiento alguno. Hay que fastidiarse lo que hay por ahí...

    ResponderEliminar
  10. Pues vale, me parece bien que se quiera arreglar la vida de alguien pero no me parece bien que se haga recurriendo a un apaño en unas oposiciones.
    Lo primero porque es una patada total al principio de igualdad y lo segundo porque cuando has conseguido aprobar una oposición sin ayuda ninguna (como debe ser) fastidia que haya gente que lo consiga gratis y, sobre todo, que se pueda meter a todo el mundo en el mismo saco y se dude del esfuerzo de los que no tienen padrino. Fin de la homilía.

    ResponderEliminar
  11. Amén, Biblioteclaria.

    No creo que sea justo arreglarle la vida a nadie regalándole una plaza porque hay muchísima gente estudiando y trabajando muy duro y que también merecen una oportunidad... El que quiera peces que se moje.

    ResponderEliminar
  12. También podemos pensar que la gente que redactó esas bases tenía muuuy asumido que lo de trabajar en una biblioteca es, aún hoy, una profesión de dominio femenino ;P
    (vamos, lo digo y no me lo creo...)

    ResponderEliminar
  13. Bueno, perdón por el retraso. La verdad es que sí, es injusto. Pero he de reconocer que en ese caso particular la muchacha ha trabajado bastante por y para la biblioteca, con una escala y sueldo deplorables. ¿Se hace justicia? No sé, afortunadamente no estudie derecho...(me encorvo mucho sobre la mesa).
    Si ser interino durante años hace que "se te saque tu plaza", pues ...eso. Nihil novum sub sole (jeje, perdón por lo pedante)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About