Y se hizo la luz....

Septiembre, temporada alta de “síndrome de vuelta al cole” (“mamá, no quiero ir a la biblioteca ¡la gente me mira mal y es rara!" "Pues te aguantas. No haberte metido a bibliotecario/a!” , de buenos propósitos (“me apunto al gym y por fin conseguiré llevar 5 tomos de la Espasa en cada mano. Se va a enterar el chulito “mira cómo llevo el carrito con una mano” ) y el apasionante mundo de los colecciones por fascículos (Curso de macramé por correspondencia, 48 entregas…Para poder hacer un tapete con las bandas magnéticas antirrobo que la gente arranca y deja en un rincón del W.C.).

Pues les presentamos una opción para matar dos pájaros de un tiro…o 3… Aquí tienen el proyecto de los diseñadores Michael Born y Antoinet Deurloo: las Boeklampen o lámparas libro.







Geniales: ganamos espacio en los estantes reciclando libros (y nos deshacemos del maldito best-seller que nos hemos leído durante las vacaciones y que ha resultado un tostón insoportable) , ahorramos presupuesto en lámparas y hacemos trabajos manuales que nos hacen sentir unos manitas.
Y encima quedan monas. Ya lo dicen, algunas lecturas te iluminan…

7 comentarios:

  1. Me gustan. Haré lista de libros candidatos a ser mutilados (se lo merecen) para como mínimo servir de algo...

    ResponderEliminar
  2. Haré lista de libros candidatos a ser mutilados

    Cuidadín no le salga muy larga.... Que cuando uno tiene el día "expurgueril"...

    ResponderEliminar
  3. acolostico14/9/09 10:35

    Menos mal que prohiben las bombillas de siempre, sino iban a ser lámparas ardientes...

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que prohiben las bombillas de siempre, sino iban a ser lámparas ardientes...

    Una biblioteca con antorchas no parece muy buena idea...no...

    Por cierto, si alguien quiere ver una lámpara de estas en vivo y en directo, se puede dirigir al Bar Lobo, en la calle Pintor Fortuny de Barcelona.

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón... aparcaré el Índex Librorum prohibitorum para otra ocasión!

    De todas formas debo hacer espacio en la biblioteca. Quien fue el torpe que dijo que el saber no ocupa lugar?

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué chulas!, me encanta la que queda como un aplique de pared... aunque fijo que pillan un montón de polvo (maruja soy).

    el apasionante mundo de los colecciones por fascículos

    Deberíamos dedicar una entrada a eso ;D

    ResponderEliminar
  7. Hermosas lámparas. Para alumbrar los intelectos...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About