Increíble pero cierto

Cuenta la noticia que en una pequeña ciudad rusa había una bibliotecaria que denunció en su blog haber recibido de las autoridades una lista de libros con la recomendación de no entregárselos a los usuarios de la biblioteca. Al parecer aquellos libros eran perniciosos para la salud de las personas, porque al hablar de las drogas de una u otra forma incitaban al consumo de éstas y en pocos años toda la población sería politoxicómana.

Cuando la prensa de aquel lugar dio a conocer la existencia de la lista resultó que ningún organismo oficial sabía de ella porque admitir que uno prohíbe leer libros queda un poco malamente. Pero la lista existía… bueno… seguro que era obra de algún oscuro funcionario (si es que cómo son) de aquella pequeña ciudad rusa, así que no pasó nada, la lista se retiró y colorín colorado.

MORALEJAS:

Menudo titular se han currado los de la noticia, al principio creí que era un listado de libros cuya lectura atrapa tanto que deberían prohibirse en sentido figurado.

Da igual el país que sea, quienes gobiernan, dirigen, legislan o dígase como se quiera tienen tendencia a pensar que los ciudadanos son memos y por tanto es necesario vigilarlos porque ellos solitos vete tú a saber lo que hacen… si es por su bien. Si es que se leen un libro en el que aparecen las drogas y salen corriendo a buscar al camello más próximo para meterse algo…. claro…y agárrate que ahora están de moda los libros de vampiros, ponte en lo peor, Luis José.

8 comentarios:

  1. porque admitir que uno prohíbe leer libros queda un poco malamente.

    Bueno… Algunos no tienen muchos problemas morales al respecto…

    tienen tendencia a pensar que los ciudadanos son memos y por tanto es necesario vigilarlos porque ellos solitos vete tú a saber lo que hacen…

    A ver…es que a lo mejor la neurona conecta y nos da por pensar. Y menudo papelón les cae….

    ResponderEliminar
  2. resultó que ningún organismo oficial sabía de ella porque admitir que uno prohíbe leer libros queda un poco malamente

    Cuánto cobaaaaaaarrrrdeeee :)

    Y aplausos a la bibliotecaria, con un par, oigan...

    ResponderEliminar
  3. Posats a prohibir, podrian començar per la prensa en general, així la gent no coneixeria les "cafrades" que fan en Putin y companyia per aquests móns de déu.

    ResponderEliminar
  4. No hay nada nuevo bajo el sol... En la biblioteca de mi colegio (no diré cuál, pero imaginen, colegio privado de curas por el sur...) había una censura fantástica... entiendo lo de las obrs de política, pero ¿alguien me peude explicar que de poesía sólo tuviéramos El mío Cid y semejantes? Y ojito, que estoy hablando de hace 10 o 12 años, no más.
    Censura siempre la hubo y la habrá, por desgarcia, pero olé los huevos de los camaradas que se negaron a acatarla

    ResponderEliminar
  5. Pues si,olé a los camaradas,hay que intentar salir de la borreguez como sea...

    ResponderEliminar
  6. Les cuento que acá en Chile estamos en pleno período de elecciones presidenciales y se ha debatido bastante el asunto de bajar el IVA a los libros (acá son carísimos con un 19% de IVA). En medio de un debate el candidato de la oposición propuso rebajar el IVA sólo a los libros "buenos", o sea a los que merecían ser leídos, a los de contenido "confiable". Demás está decir que las reacciones fueron inmediatas...Dios nos libre de ser gobernados por este tipejo que se cree el "gran hermano"

    ResponderEliminar
  7. Vamos, que de lo que se trata es de dirigir de alguna manera las lecturas del personal. Si no se ajusta a su patrón es "caca", no se toca.
    Pues conmigo van listos, siempre me ha gustado nadar (y leer) a contracorriente ;PP

    ResponderEliminar
  8. Pues conmigo van listos, siempre me ha gustado nadar (y leer) a contracorriente ;PP

    Ups...pero lo haces por separado, no Rosa? :-D

    ResponderEliminar

 

Twitter

About