Sex-libris

Los bibliotecarios y la bibliotecarias somos personas serias, de orden, como venimos manifestando en este blog desde el principio de los tiempos. Nos gusta que cada cosa esté en su lugar, convenientemente descrita y clasificada mediante códigos arcanos y, sobre todo, que esté bien identificada. Es por eso que como armas habituales en nuestro quehacer diario dispongamos de la más variada gama de sellos de goma: el de la biblioteca, el de excluído de préstamo, el de préstamo restringido, el de desafectado, el de la fecha (porque hay quién incluso pone en el libro la fecha de entrada), y cuántos podáis imaginar. En ese mundo de orden y concierto los bibliotecarios y las bibliotecarias nos movemos como peces en el agua.

Pero el demonio todo lo ve y todo lo envidia, y quiso crear un sujeto o una sujeta para torturar al pobre bibliotecario y a la pobre bibliotecaria: el lector, esa subespecie de cenutrio que puebla nuestras bibliotecas y ama e idolatra a los libros con una pasión fuera de medida, con un amor obsesivo que raya en la obscenidad. Lo creó, el demonio, al lector, con muchos de las manías, esto, características, de los bibliotecarios y de las bibliotecarias: el orden (aunque a cualquier cosa le llaman orden) y el afán de posesión. Ese afán desmedido por presumir de poseer libros, llevó al lector a la invención de un símil, una vaga imitación del ilustre sello de la biblioteca: el ex-libris.

Sí, el ex-libris, esa etiquetita ilustrada y habitualmente acompañada de un lema en latín (pero, queridos lectores y queridas lectoras, si no sabéis latín!) que se... que se... (ánimo, querido bibliotecario bloguero, dilo aunque te duela en el alma) que se pega en la parte posterior de la tapa del libro. Pero el lector y la lectora no pudieron evitar que su abyecto y demoníaco origen se reflejara en el ex-libris. Y fue así como ensuciaron los libros con espantosas escenas de ayuntamientos carnales varios, como los que encontró Don Quijote de Bolonia y quiso compartir con nosostros, para escándalo de mentes pudientes y aviso de los peligros de la lectura.

Porque nosotros nunca lo haríamos. Como no hablaríamos de sexo en este blog, ni pondríamos imágenes de hombres y mujeres desnudos practicando el sexo. Porque este es un blog serio. Bueno, pondremos una y el enlace, pero allá ustedes con su conciencia.


14 comentarios:

  1. que se... que se... (ánimo, querido bibliotecario bloguero, dilo aunque te duela en el alma) que se pega en la parte posterior de la tapa del libro

    ¡Aaaarg! ¡Qué dolor!
    (tengo que quitarme esta imagen de la cabeza...)

    Porque nosotros nunca lo haríamos. Como no hablaríamos de sexo en este blog, ni pondríamos imágenes de hombres y mujeres desnudos practicando el sexo

    ...Estoo....Pasapalabra....

    ResponderEliminar
  2. Juro por mis ex-libris latinos que no era mi intención escandalizar a los futuros amos del mundo (desde la sombra yo también apoto la DMF) pero semejantes sex-libris merecían una entrada en un blog tan bueno, jeje

    ResponderEliminar
  3. claro que sí, se agradecen estos ex-libris mil veces más que los que yo me encuentro que son de lo màs aburrido, así por lo menos al abrir el libro te llevas una sorpresita

    por cierto, muy buena prosa

    ResponderEliminar
  4. por cierto, muy buena prosa

    Es que Ferran es muy instruido, taaan culto él...

    Por cierto, mi ex libris (bueno, el de mi curro) es el patrón de los abogados navegando por el mar con un pedazo de capa a modo de alfombra voladora. Es más friki que otra cosa...

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, mi ex libris (bueno, el de mi curro) es el patrón de los abogados navegando por el mar con un pedazo de capa a modo de alfombra voladora. Es más friki que otra cosa...

    Bueno, mejor encontrarse un ex-libris con capa que lo que me acostumbro a encontrar yo (Muchas veces en forma de materia orgánica no identificada... sic...)

    por cierto, muy buena prosa

    Es que Ferran es muy instruido, taaan culto él...


    Hay un nivel (que Ferran sube, si. :-D )

    ResponderEliminar
  6. Un post muy bueno y muy interesante. A ver si tiene continuidad. He llegado a él desde "Un que passava".

    ResponderEliminar
  7. Hay que ver qué incentivos traen los libros!!!

    Ferran, muy instruido sí, pero le he encontrado un fallo:"un amor obsesivo que ralla en la obscenidad",de "rallar", es decir, cortar con un rallador, nada, monada, es rayar, con Y, según la RAE: Dicho de una cosa: Asemejarse a otra, acercarse a igualarla. Rayar EN lo ridículo (pej, y que conste que el ejemplo lo han puesto ellos):p...Claro, con tantos dibujitos de "esos" luego vais y me confundís...los verbos!.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por los piropos y peloteos varios.

    de "rallar", es decir, cortar con un rallador, nada, monada, es rayar, con Y

    No me «ralles» :-p Eso seguro que lo ha cambiado la Frikitejefa para hacerme quedar mal, que io lo hescriví corretamente. (Cuela? No, verdad? Joder, por un rayo que rallé...).

    ResponderEliminar
  9. Que panda el cúnico, que como nos pongamos así que exquisitos con los textos de todos, ni los suyos, Sra. Replicant, aguantan :P

    Tu digues que sí, Ferran, tot el que estigui malament o no funciona és culpa meva :P

    ResponderEliminar
  10. Eso, eso, que no punda el cánico. Y no se me vayan por las ramas, que yo he venido a hablar de mi sex... de mis ex-libris. :-p

    ResponderEliminar
  11. claro, tanto hablar de sex, digo ex, y mira tú lo que pasa...
    Y mis textos no se "rallan"...eh, frikijefa, aunk escriba poco, lo reconozco...

    ResponderEliminar
  12. Llego a saber que organizo tal jaleo y me pongo los sex-libris en las contraportadas a ritmo de bossanova sabrosona jaja

    ResponderEliminar
  13. me pongo los sex-libris en las contraportadas a ritmo de bossanova sabrosona jaja

    Tú ve dando ideas, que verás, verás...

    ResponderEliminar
  14. M'agrada saber que no sóc l'únic que té un problema amb les ll!!
    Molt bo Ferran, que quedi ben clar que aquí no es xerra de sexe, que no se'ns confongui amb altres pàgines menys serioses... :-P

    ResponderEliminar

 

Twitter

About