A prueba de idiotas

Ay, el usuario. No podemos vivir sin él, pero la mitad de las veces y algunas más desearíamos que desapareciera de nuestra vista en medio de una llamarada que lo consumiera hasta la médula o hendido por un rayo como aquel famoso olmo viejo y en su mitad podrido. Otras veces, fantaseamos con someterlo a las más atroces torturas —recitado de la CDU del derecho y del revés, auxiliares comunes y especiales incluídos; tejuelado y posterior arrancado de tejuelos en las partes pilosas de sus cuerpos; noqueamiento por patada voladora, etc.— o con hacerle notar nuestro desprecio ignorándole. Pero no nos engañemos: por mal que nos trate, no podemos vivir si él, pues a él servimos. Aún así, quién de nosotros no ha soñado alguna vez con tener una máquina de autopréstamo que hiciera el trabajo por nosotros? Pues en la Malville Public Library la tienen; sería completamente perfecta si encima tuviera mando a distancia...

La tira, de Gene Ambaum i Bill Barnes, procede del web Unshelved y está protagonizada, entre otros personajes, por Dewey, que aquí aparece con su jefa Mel. Dewey tiene, sin género de duda, un considerable espíritu frikitecario.

5 comentarios:

  1. acolostico1/3/10 12:17

    Sustituir bibliotecarios por máquinas... Que ideas tan buenas...

    ResponderEliminar
  2. Pues en la Malville Public Library la tienen; sería completamente perfecta si encima tuviera mando a distancia...
    Oh si! Amb comandament!
    Me voy a mirar la máquina del café con cariño. A ver si la puedo "tunear".

    Sustituir bibliotecarios por máquinas... Que ideas tan buenas...

    Si. Dar collejas a los usuarios sin ensuciarse las manos... ¡Genial! :-P

    ResponderEliminar
  3. Creo que acolostico no quiere entender el conceto: no se trata de sustituir a los bibliotecarios por máquinas, sino de dar a los bibliotecarios máquinas anti-cenutrios.

    Que es que se lo tenemos que explicar todito :-p

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué gran idea!! Me pido una que lance los libros a más de 300 km/hora. Diversión asegurada toda la jornada laboral...

    ResponderEliminar
  5. Parecería Humor Amarillo, pero con libros... ¡Mola! ¡El bibliotecario Cudeiro ya está aquíiiiii!

    ResponderEliminar

 

Twitter

About