Hay aromas que matan

Existen los usuarios pestosos, pero no pestosos por cansinos (que a veces también) sino por el tufo a eau de sobac que van desprendiendo a su paso por la biblioteca. Como diría mi abuela: "huele que trasciende". No sé si será un problema de su olfato o del desconocimiento de la existencia del agua y jabón, pero algunos días y, especialmente cuando el calorcillo aprieta y hay quien no se pasa por la ducha, me gustaría poder desvanecerles cual geniecillo de la lámpara y plantarles en Pernambuco, por lo menos, a ver si desde allí no marean tanto...

Se han debido creer que son más valiosos por su olorcillo, intentando emular el aroma que liberan los libros antiguos que según han publicado recientemente, además de inconfundible (e insoportable algunas veces, según me cuenta mi fuente de la BNE...), puede resultar de utilidad a la hora de valorar su estado de conservación.

Visto en: Eoi.

20 comentarios:

  1. qué hay libros que desprenden lignina con olor a vainilla??? pues aquí en la Bne ya le digo yo que los libros no deben tener de eso porque precisamente a vainilla no huelen

    eso sí, sin saber distinguir los elementos o gases que desprenden, sí que es cierto que en según qué zonas del depósito y según el fondo que allí se encuentre huele d euna u otra forma y nunca demasiado agradable

    lástima que la última vez que vino no le enseñara el depósito para que hubiera podido escribir con conocimiento de causa

    ResponderEliminar
  2. Pues en mi zulo, entre mis libros, el olor es tirando a raro. Los cenus dicen que a libro, a mí me parece algo más picante...

    Por cierto, debería haber una ley que obligara a los cenus a la ducha matutina...

    ResponderEliminar
  3. Servidora detectó hace unas semanas la llegada de la primavera, no gracias a la campaña publicitaria de ciertos almacenes, sino a los nuevos aromas detectados en el vagón de metro. Empieza la temporada chunga del transporte público….
    ¿Olor a vainilla? Ya me gustaría… El olor a polvo, papel rancio y humedad no me encaja con la vainilla…

    ResponderEliminar
  4. Que envidia me dais, yo no tengo un documento mas antiguo de ¿10 años? Es lo malo de un centro de documentacion. Por otro lado la mitad de los libros huelen a tabaco y eso que han prohibido fumar en los centros de trabajo.

    ResponderEliminar
  5. ¿también se puede valorar el estado de conservación de un cenu por su olor?

    ResponderEliminar
  6. parafraseando a Sabina
    ... porque el olor cuando no muere mata, porque olores que matan nunca mueren...

    ResponderEliminar
  7. valorar el estado de conservación de un cenu por su olor?

    Sí, eeeekkkks!

    ResponderEliminar
  8. ¿también se puede valorar el estado de conservación de un cenu por su olor?

    Pues creo que sí, sin ir más lejos el otro día pasó uno por la biblioteca que debía estar mal enterrado...

    ResponderEliminar
  9. lástima que la última vez que vino no le enseñara el depósito para que hubiera podido escribir con conocimiento de causa

    Nada, nada, en la próxima visita lo remediamos, Guiseval.

    ResponderEliminar
  10. la mitad de los libros huelen a tabaco y eso que han prohibido fumar en los centros de trabajo.

    Como la mitad de los libros que devuelven a la biblioteca, mire una cosa que tenemos en común, Walklem ;)

    ResponderEliminar
  11. debería haber una ley que obligara a los cenus a la ducha matutina...

    A la entrada de la biblioteca tenemos un cartelito (sí, de esos que nunca se lee nadie) de normas que dice en primer lugar:

    "1. Será de obligado cumplimiento el respeto de las condiciones higiénicas adecuadas para el personal y usuarios."

    Le garantizo que esta norma se la saltan unos cuantos...

    ResponderEliminar
  12. los nuevos aromas detectados en el vagón de metro. Empieza la temporada chunga del transporte público…

    Ahí sí que huele a eau de sobac, Anna, es insufrible :(

    ResponderEliminar
  13. Pues creo que sí, sin ir más lejos el otro día pasó uno por la biblioteca que debía estar mal enterrado.

    No me lo recuerde usted, que me acabo de almorzar el sándwich y me entran ganas de salir corriendo al baño. ¡Dios, eso era la roña personalizada!

    ResponderEliminar
  14. ¡Dios, eso era la roña personalizada!

    Sí, la mejor parte era la cazadora de Telepizza que llevaba que ya no era roja, desde entonces me niego a pedir pizzas a domicilio :S

    ResponderEliminar
  15. Creo que tod@s tenemos algún cenu "mal enterrado" (me gusta la expresión, me la apropio) que no se conforma con yacer en su hoyo sino que se pasea zombi entufándolo todo a su paso.
    Eeeekks

    ResponderEliminar
  16. no se conforma con yacer en su hoyo sino que se pasea zombi entufándolo todo a su paso.

    Es cierto lo de que van zombis, ¿será su propio tufo lo que les tiene mareados?

    ResponderEliminar
  17. ¿y ustedes han sentido ese olorcillo que viene de los pequeños cenus, cuando han corrido todo el día y llegan a trabajar a la biblioteca? .... para eso tengo mi mascarilla y cuando es mucho meto mis narices en libros viejooooosssss

    ResponderEliminar
  18. cuando han corrido todo el día y llegan a trabajar a la biblioteca

    Pues por aquí ha venido uno directo de kárate, hasta el quimono a traído. Menos más que tengo un tóner de tinta cerca...

    ResponderEliminar
  19. Creo que inhalar el tóner de tinta te pondrá tan "feliz" que hasta gustarás del tufillo de los cenus, mejor otro método.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About