Lecturas en la cama

Tengo que reconocer que servidora es limitadita. Me gusta la rutina. Cuando la abueleta que da codazos para subir la primera al autobús no está, la echo en falta. Si el asiento del fondo del bus está ocupado, me irrita. Por no mencionar el cabreo que pillo cuando en la panadería se les han acabado las barras de pan de cereales que tomo cada día, ¿¡y ahora con qué hago yo mi bocata matutino, eeeh?! ¡Qué poca consideración! Y mejor no hablemos de las veces que me encuentro trabajo urgente a primera hora. ¡Salvajes! Mi primera media hora es para tomarme con toda la calma chicha del mundo el café mientras leo el periódico, ¡será posible que alguien ose estropearme mi momento zen! ¿Y qué me dicen de la última hora antes de acostarse? Después de haber tomado un baño relajante, luego de haber hecho estiramientos de yoga, toca evadir la mente con una buena lectura y un buen Gintonic con Hendrick's para acompañar el momento. Sin embargo, no sé si lo habrán notado, pero el alcohol ensucia mucho si se derrama. Sí, sí, créanme, que me ha pasado. Palabrita de frikitecaria buena. Por eso hay que buscar un sitio para la copa, un sitio para ella sola, un sitio donde alargar un poco la mano (sin hacer malabarismos, que tenemos la espalda ya fastidiada de tanto acarrear libros y no es plan) y dar un trago sin dejar caer el libro (que fastidia mucho).

La respuesta nos la ha ofrecido Don Quijote de Bolonia: la estantería con reposabebidas. ¡Y olé!



[Visto aquí]

Preveo fascinantes lecturas...

9 comentarios:

  1. ...y un buen Gintonic con Hendrick's para acompañar el momento...
    personalmente prefiero el larios con cocacola, pero vaya, que ya es bastante que compartamos todos el gusto por la ginebra jeje

    ResponderEliminar
  2. el larios con cocacola

    Que rule el alcohol :D

    ResponderEliminar
  3. como me dijo un amigo mío, te va a pasar lo que a Sir Lanzarote... "tu desmedido amor por la ginebra te va a llevar a la ruina" (desde luego, qué leídos sons los chicos de hoy día)

    ResponderEliminar
  4. ¡Brindo por el invento! (y me pido uno...)

    "tu desmedido amor por la ginebra te va a llevar a la ruina"

    Juàs!
    Yo desde que dejé mi relación con Mr. Martini lo veo todo más claro (y menos borroso).
    Hendrick’s rules!

    ResponderEliminar
  5. acolostico30/4/10 12:08

    Curioso invento... Ginebra en la cama...joder, están ustedes fatal...

    Yo me quedo con mi cervecita...

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que este artilugio lo tendrían que regalar o bien cuando acabas la carrera, o cuando te vas a colegiar. Así se promocionaría la facultad y seríamos el colectivo con más colegiados del mundo.

    ResponderEliminar
  7. joder, están ustedes fatal...

    Dígame, sr. acolostico, sólo ha tardado...¿cuánto? ¿dos años? en darse cuenta. No estaremos tan mal...

    lo tendrían que regalar o bien cuando acabas la carrera, o cuando te vas a colegiar

    Pues los de Madrizzzz que están luchando por conseguir colegio propio, pueden tomar nota. A ver si así rascan algo...

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que con un poquito de maña, una chapa metálica y un cuñado aficionado a Bricomanía podríamos intentar hacernos un sujetaginebras de estos...

    ResponderEliminar
  9. cuantos litros aguanta?????
    besos!!!!
    pasen por mi blog!!!!!

    ResponderEliminar

 

Twitter

About