¡Mamá, quiero ser bibliotecario!

Siempre se ha dicho que la biblioteca de la Facultad de Biblioteconomía parece un bar. Muchas personas no entienden el concepto de estudiar para ordenar libros. Y nadie duda de que se tiene que estar zumbado perdido para querer ser biblotecario.

Pero, ¿ésto era necesario? Ahora entenderán que el bibliotecario o nace o se hace durante la facultad de biblioteconomía, pero en cualquier caso nuestro cerebro al final de ese período se asemeja más al gruyere que a su pasado remoto de materia gris.



Mamá, yo a estos no los conozco de nada...

5 comentarios:

  1. mamáaaaaaaaa,
    quiero ser artistaaaa,
    ser bibliotecaria,
    rodeada de libros
    ¡y la ceja arqueaaaar!

    Lo que perdieron las bibliotecas de nuestro país cuando Conchita Velasco se lanzó al artisteo y no a la biblioteconomía...

    ResponderEliminar
  2. Si yo tuviera una biiiblio
    Si yo tuviera una biiiblio
    Si yo tuviera una biblio!

    ¡Cuantas cosas prestaría!

    (Si. Aviso: He empezado a practicar.)

    ResponderEliminar
  3. Pues hasta el primer minuto y medio me recordaba mucho a mis clases de Catalogación Descriptiva.

    Tiene mérito, sobretodo por buscar tiempo para ensayar y grabar esto. Y la coreografia es inmejorable. Eso es indiscutible.

    Claro que no se si nos ayuda mucho a mejorar el concepto de la profesión.

    ResponderEliminar
  4. minutos musicales... imitemos todos a georgie dann...
    la biblioteca,
    la biblioteca,
    ¡cómo me gusta la CDU!

    ResponderEliminar
  5. De la biblioteca a Broadway, nunca lo hubiera pensado...

    Madre mía, qué malamente que están estos.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About