Del cenu todo se aprovecha

Una, que es una bibliotecaria más bien chapada a la antigua, contempla con resquemor los avances técnicos en el sector editorial, no tanto por la supuesta amenaza que entrañan sobre el factor humano (que a buena parte de los curritos del gremio nos manden a la puñetera calle, vamos) como por la pérdida del parte del encanto de nuestra profesión favorita. Son muchos y poderosos los argumentos a favor y en contra del tan cacareado libro electrónico, pero servidora, a título personal, prefiere el libro de toda la vida, con su papel y su encuadernación, a ser posible en cuero. Los libros de lujo son los más bonitos, y una se siente embriagada por las texturas y olores de esas encuadernaciones añejas. Ni punto de comparación con el e-book, oiga.
Y, además, asumámoslo: cuando el libro electrónico gane definitivamente la partida al libro de lujo, con esas gonitas encuadernaciones de cuero, ¿cómo demonios me las arreglaré para solucionar los problemas disciplinarios en mi biblioteca?, ¿cómo me las apañaré para dar a mis cenus ese castigo ejemplar que, sin duda, merecen? En una palabra, señores lectores, ¿adónde irá a parar el noble arte de la bibliopegia?


Lo cierto es que me resisto a vivir en un mundo donde no exista la bibliopegia. Y no sólo por mis adorados cenus más recalcitrantes, sino por los hermosos carnets que elaboro con las sobras. Si es que, del cenu, todo se aprovecha...

[Gracias, Don Quijote de Bolonia]

7 comentarios:

  1. Esto se lo explicaba yo a los niños en los cursos de ecología: RRR, Reducir, Reutilizar, Reciclar. Y encima biodegradable. ¡Si son todo ventajas!
    Yo cuando me muera donaré mi cutis a "Las ciento veinte jornadas de Sodoma"

    ResponderEliminar
  2. Hay que ver qué post más didáctico. Cuando no sepamos qué hacer con los morosos ya tenemos un castigo a su medida. Ideal para decorar cualquier biblioteca...

    ResponderEliminar
  3. Sí Grine, en Iwetel hace no mucho solicitaban un castigo similar para un moroso. Es que además de moroso era confeso el muy pecador...

    ResponderEliminar
  4. Y porque limitarse a las tapas... En la genial pelicula "The Pilow Book" de mi bienamado Peter Greenaway podeis encontrar un ejemplo magnifico de como transcender casi cenobiticamente el concepto de "hombre-libro" yendo (mucho) más allá del de "Fahrenheit 451" de Ray Bradbury.

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien sabe donde se hacen cursillos de bibliopegia?
    …simple curiosidad…(no sean malpensados ;-) )

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Sí Grine, en Iwetel hace no mucho solicitaban un castigo similar para un moroso
    Vaya, yo que pensaba que en iwetel eran mucho mas besat... digoo, moderados, oiga. Que sorpresas tan agradables se lleva una ;-P

    ResponderEliminar

 

Twitter

About