Bibliotascas

No sé qué manía les ha entrado al personal de algunas bibliotecas que ahora se dedican a mezlar la lectura con la manduca, o los libros con la bebida, cuando no todo a la vez. ¡Y además abierto a cualquier cenutrio que se apunte! No me entiendan mal. Me encanta la idea de tomarme unas tapitas en la biblioteca, pero en la entrada se debería pedir el carné de bibliotecario. O de archivero, documentalista, o de becario de biblioteca...
Les explico: varias inicativas están en marcha para tratar de convertir las bibliotecas en tascas: Bibliocatas, maridajes de vinos y lecturas, mas vinitos (¡con música y todo!). Parece que cualquier excusa es buena para fomentar el vicio.
En concusión, que si eso se hace gratis será la (aún mayor) ruina de las bibliotecas. Pero si se cobra estoy por traerme unos termos de chocolate caliente y poner a mi madre a freír churros en mi trabajo, a ver si al menos nos sacamos un sobresueldo y salimos de la madita crisis.

10 comentarios:

  1. Estas iniciativas me encantan, aunque tendría que ser sólo para el personal bibliotecario XDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me gusta. Especialmente la del maridaje vino y lectura ... a partir de ahí podríamos ir un poco más allá. Para cuando un taller teórico práctico de novela erótica en la biblioteca?

    ResponderEliminar
  3. Nooo, mujer, pueden venirnos bién los cenus. ¿A quién ponemos de camarero? ¿Quién recogerá después los vasos vacíos y las migas?

    ResponderEliminar
  4. Yo lo del maridaje de vino y libros puedo entenderlo: no me leería ciertas cosas ni jarto de güisqui. XDDD

    ResponderEliminar
  5. no me leería ciertas cosas ni jarto de güisqui No sé que aguante tiene usted a las bebidas espirituosas, pero yo, jarta de güisqui seguro que no leería nada de nada. Como mucho podría quedarme dormida soltando mis babillas sobre cualquier libro.
    La falta de costumbre

    ResponderEliminar
  6. Yo no quiero criticar, pero luego la fama de borrachos nos la llevamos los asturianos (con lo formalinos que somos).

    ResponderEliminar
  7. Estamos a tiempo de organizar una feria de abril en la biblioteca, yo no digo nada y lo he dicho todo...

    ResponderEliminar
  8. guemmal, vosotros tendreis que organizar, si no se ha hecho, un maridaje de culines y letras... slurpss...
    Don Quijote: si estoy que me meriendo al graciosillo de los politonos no le diré lo que haré con el que haga sonar una sevillana en la biblo o_Ô
    Ya tengo bastante con los ensayos de la banda de cornetas dos salas más p'allá (AGGHGHG)

    ResponderEliminar
  9. No sé yo como iría lo de la espicha en la biblioteca. Al escanciar la sidra siempre salpica, y a lo mejor alguien se ofende si usamos los libros de César Vidal como papel secante... ¿o no?
    Rosa, ¿qué carajo hace una banda de cornetas al lado de una biblioteca? Más aún ¿por qué permiten la existencia de semejante espanto?
    Yo cada vez entiendo menos el mundo... acabaré dándome a la bebida.

    ResponderEliminar
  10. ¿por qué permiten la existencia de semejante espanto?

    Yo tampoco lo entiendo... No veas que sonido tan infame, igual es que los que van borrachos son ellos.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About