Silla Murakami

Retomamos la sección de diseño “muebles y objetos imprescindibles para su biblioteca” con esta fantástica silla balancín Murakami, obra del diseñador Rochus Jacob. Con su lámpara incorporada, la silla permite leer, balancearse y iluminar nuestras lecturas.
Bonita, ¿verdad?

(Aunque esto de tener silla para poder leer cada uno de los autores del fondo no lo acabamos de ver muy práctico.)



(visto aquí)

7 comentarios:

  1. Pues yo me imagino la biblioteca a oscuras, y esa luz balanceándose, y me da un poco de miedo, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Por eso la llaman Murakami: es sentarte en ella, ponerte a leer... ¡y entrarte un mal rollo...! :-P

    ResponderEliminar
  3. Pues imaginad 5 o 6 sillas de esas en una sala de lectura… Y el ñic-ñic constante del balancín contar el suelo.
    (Quizá no sería buena idea…)

    ResponderEliminar
  4. Me pregunto cómo será una silla Stephen King...

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que lo bueno de los ruiditos es que permiten establecer el grado de interés del lector y, sobre todo, la temática del libro.

    ENSAYO DE SCHOPENHAUER: Ñic... (un minuto)... Ñic... (dos minutos)... Ñicñicñiiiiic (el lector acaba de dar una cabezada) .... (el lector se queda dormido)

    NOVELA DE STEPHEN KING: Ñic, ñic (diálogo trivial entre dos paletos)... ñiiiic... ¿ñic? (primer encuentro chungo del niño con el Ser Sobre natural de turno) ... ¡Ñic, ñic, ñ... ¡Ñicñicñicñiiiiiiiiiiiiiiiic! (¡Susto!)

    Etcétera. :P

    ResponderEliminar
  6. acolostico20/5/11 10:36

    El punto de luz que se mueve con la silla, no se yo, no acaba de convencerme, habría qeu probarlo.

    ResponderEliminar
  7. Precisamente, acolóstico. Si el punto de luz se mueve con la silla no se queda el libro en prenumbra cada vez que haces "ñic, ñic" ;-P

    ResponderEliminar

 

Twitter

About