Acampada en la biblioteca de la UB

Los tiempos están cambiando. Si usted era de los que creía que los jóvenes sólo se reunían en la calle para beber y fumar porros estaba muy equivocado/a. Ahora lo que se lleva es acampar en espacios públicos para protestar por lo jodido que está el mundo de la mayoría en relación con lo bien que está el de unos pocos (políticos y banqueros en su mayoría).

En Mallorca algunos estamos emocionados, es un momento histórico. Ver a un isleño quejarse en domingo es más complicado que ver al Atlético de Madrid volver a hacer un doblete. Gregorio Manzano, antiguo y sincero entrenador bermellón, lo dijo hace tiempo: en Mallorca no hay Dios que movilice a la gente. También tengo curiosidad por ver la reacción del nuevo gobierno llegado el momento. A ver si dos de las frases más estúpidas que se oyen comunmente -"Todos los políticos son iguales" y "A mí no me afecta la política"- dejan de utilizarse durante una temporadita, al menos.

En Cataluña estas cosas son más normales, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. (Prometo no mentar en esta entrada la manta de palos que repartió la policía, ya que no viene a cuento.) Otra muestra de ello es que un grupo de estudiantes de las facultades de Geografía e Historia y Filosofía han decidido acampar en la biblioteca universitaria del Raval para protestar "contra les retallades a la universitat pública, la desaparició de la 2a convocatòria d'exàmens al mes de setembre, l'empobriment de les condicions laborals dels professors associats i el tancament de biblioteques a l'agost."

Me alegro de que sean los estudiantes de esas facultades, y no los de Economía o Derecho, los que la llevan a cabo. El ruido de tacones por la noche hubiese sido bastante molesto. También me alegro de que no sean los de Biología, capaces de haber montado una biofiesta en la biblioteca y cobrar entrada a los sufridos y sufridas bibliotecarios/as para entrar a trabajar.

Y yo me pregunto, dado que esto va a suponer un trabajo extra para el personal bibliotecario -entre otros-, ¿por qué coño, ya que piden mejoras, no las piden también para el PAS? Que pedir no cuesta nada, señores, y el que el personal que les atiende esté bien formado y contento no es algo a despreciar.

Pero bueno, hecho este inciso quería nombrar los acuerdos a los cuales han llegado con los responsables de la biblioteca en cuestión y que nos ha llegado por una vía extraoficial:

Los alumnos/as se comprometen a:
  1. No consumir alcohol ni sustancias psicotrópicas. En caso contrario serán requisiados por el siempre atento personal bibliotecario
  2. Usar el espacio de cafetería para las ingestas de comida y bebida. En caso contrario me remito al punto anterior.
  3. Respetar el estudio ajeno roncando sólo en los lugares habilitados para ello, siempre lejos del mostrador.
  4. Respetar la ordenación del fondo y a no sacar más de un libro por manifestante.
  5. No utilizar el carro como medio de transporte colectivo.
  6. Evitar comportamientos poco decorosos y a no practicar el sexo en público [sin la presencia del personal de servicios].
En el ámbito bibliotecario estas reuniones serían inconcebibles. Se crearían asambleas, comisiones, subcomisiones, órganos, normativas, reglamentos, convenios entre subcomisiones, etc. Para llegar a saber lo que se exigiría harían falta tres meses de arduas reuniones. Aun así, los acuerdos se firmarían por mayoría simple de presentes y con un elevado número de votos en blanco y abstenciones.

Al final habría dos facciones, la de los titulados que exigirían la licenciatura y la diplomatura para acceder al lugar de la acampada, y la de los no titulados con más de cinco años de experiencia en el sector, que hacen el mismo trabajo que los primeros pero no se molestaron en visitar una universidad. Estos, acusados de competencia desleal, acabarían montanto su asamblea anternativa antisistema. Los autónomos aprovecharían para asistir a las asambleas de ambos grupos y dar alguna ponencia con el siempre recurrente powerpoint.

Los puntos a tratar serían, aumento salarial, reducción de jornada, mayor visibilidad dentro de la organización, desmitificación de que leemos en el trabajo, web social, software libre, canon de préstamo y derechos de autor.

Una vez expuestas las posturas, inventariadas, guardadas, catalogadas, clasificadas y ordenadas las actas llegaría el momento de pasar a la acción. Para ello elaboraríamos un manual de procedimientos según los estándares de calidad. Nos dividiríamos en grupos de trabajo y...


4 comentarios:

  1. I sembla que això només és el començament: les ocupacions es faran de dilluns a dijous, diuen...

    ResponderEliminar
  2. A ver, si es que aunque no lo parezca los jóvenes nos manifestamos para algo más que exigir zonas para el botellón, y no sólo los perroflautas, que en estas acampadas se ve de todo, hippies, rockers, modernos, emos,mods, canis, algún que otro pijo... y todas las etiquetas de tribus urbanas que los sociólogos nos quieran poner

    ResponderEliminar
  3. ¿por qué coño, ya que piden mejoras, no las piden también para el PAS?

    Supongo que por el mismo motivo por el que lo único de lo que se quejaron los sindicatos después de la carga policial de Plaça Catalunya fue porque habían herido a un periodista... Ignorancia mutua, vamos. Y así nos va.

    ResponderEliminar
  4. Totalment d'acord. Hi ha qui ha dit que queda clar que es pot obrir les biblioteques a qualsevol hora sense personal ni material... cadascú fa la seva interpretació del fets (Quin perill!!!)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About