La biblioteca 4.0

¿Ansioso por comprobar en qué medida afectarán los cambios tecnológicos a la biblioteca 2.0? ¿Esperanzado por el giro que el libro electrónico puede dar al sector de cara a la implantación de la biblioteca 3.0? ¿Mosqueadísimo porque la quiebra del estado del bienestar va a descojonar todos los equipamientos públicos, incluidas las bibliotecas públicas y expúblicas pero privatizadas? ¡No es para menos! La biblioteca 4.0 promete llegar antes de lo que esperábamos, y será estéticamente preciosa, a la par que poco funcional. ¿Quieren hacerse una idea algo más gráfica? Aquí la tienen. Con todos ustedes... ¡la biblioteca 4.0, la biblioteca del futuro!
 
Vimos la imagen por ahí, pero, como tenemos miedo de que pertenezca a Grupo Planeta o a María Kodama (digooo, Jorge Luis Borges) y nos obliguen a retirarla, preferimos hacernos los olvidadizos.

10 comentarios:

  1. Buaaaaa. Lo triste es que es cierto que nos abocamos a eso...

    ResponderEliminar
  2. Pues mucho me temo que sí:

    http://blogs.elpais.com/oppenblog/2011/10/requiem-por-las-bibliotecas.html

    :-(

    ResponderEliminar
  3. Pues lo del verde tiene su punto, a mí me gusta de hecho :) Parece que los bibliotecarios fueran ENTS tolkinianos.

    http://www.tuckborough.net/treebeard.html

    ResponderEliminar
  4. Uy, no creo, seguro que Saruman y sus huruk-hai talaron los bosques de ents para vendérselos a alguna papelera de Mordor y editar con ellos más libros de Tolkien.

    ResponderEliminar
  5. A mí también me gusta. Además cuando se deje de producir papel a nivel industrial tendremos que cultivar nuestros propios árboles para seguir editando libros vintage. Cultivándolos in situ reducimos el impacto ambiental al eliminar el transporte.
    Además ya me estoy imaginando llegar a trabajar y que los pajarillos salgan a recibirnos posándose en el moño, y las ardillitas trepando a un zapato, y un cervatillo que viene empujando el carrito de los libros para ahorrarnos trabajo...

    ResponderEliminar
  6. Ay, Dios, el espíritu de bambi ha poseído a nuestra viocanto...A ver, ¿quién eres tú y dónde está Viocanto, eeeeh?

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué pasa! Yo también tengo mis momentos tiernos.
    Venga Cristina, que a ti también te gustaría. Piensa que podríamos criar un par de lobetes en la biblioteca para que nos hiciesen expurgo de cenus.

    ResponderEliminar
  8. Viocanto, eso ya no es el espíritu de bambi, eso es el espíritu de la Navidad Disney!!!

    ¡Soltad a mi viocanto, coñe!

    ResponderEliminar
  9. ¿Y si amaestramos cuervos para que se lancen a los ojos de los que devuelven los libros con retraso?

    ResponderEliminar

 

Twitter

About