El extrañamiento y la suspensión de la incredulidad

¿Convencido de que sus cenus no solo no pueden pertenecer a su misma especie sino que a veces no son de este planeta, e incluso sus biologías no parecen basadas en el carbono? No se preocupen: a la bibliotecaria Allison le pasó lo mismo con su cenu favorito, Bob.
Pero claro, Bob es un extraterrestre, y no debería contar. O tal vez sí: por lo menos, él aprende. Desde que Allison le dio la charlita sobre la CDU sabe buscar solito los libros que más le interesan, y molesta a la bibliotecaria lo menos posible.
Bob ya no es un cenu: es un usuario majomajo. ¿Porque es un extraterrestre? No: porque se ha molestado en aprender, y en escuchar a su bibliotecaria.
Si son ustedes cenus y nos están leyendo, a estas alturas se habrán dado cuenta de que esta historia tiene moraleja.

6 comentarios:

  1. Ooooh, qué tierno. Pero para ser un extraterrestre no impone mucho, es más ET que Alien :P

    a estas alturas se habrán dado cuenta de que esta historia tiene moraleja.

    ¿Seguro que lo pillan?

    ResponderEliminar
  2. ET es un cenu: "Teléeeefonoooo, mi caaaasaaa". ¡Pero por favor, que la biblioteca no es sitio para ponerse a llamar por teléfono! ;)

    ResponderEliminar
  3. Claro, extraterrestres así molan, pero a ver quién tiene cojones para explicarle al octavo pasajero cómo se utiliza la CDU

    ResponderEliminar
  4. ¿Un cenu que se aprende los rudimentos de la clasificación decimal? 'amos, anda... No hay quién se lo crea, por muy extraterrestre que sea ;)

    ResponderEliminar
  5. Está claro que mi biblioteca no la visitan los aliens: llevo trece años intentándolo y no lo he conseguido aún ;-)

    ResponderEliminar
  6. Está claro que mi biblioteca no la visitan los aliens:

    Tendremos que montar un touroperador o algo a ver si nos viene alguno de vez en cuando XD

    ResponderEliminar

 

Twitter

About