Lecturas higiénicas

No. No les vamos a hablar de libros que ayudarán a limpiar su mente. Hoy, en nuestra sección “La crisis aprieta. Recicle, aproveche y hágaselo usted mismo”, les presentamos la fantástica bañera literaria. O biblioteca bañera. O llámenla como quieran.
Es un proyecto de Vanesa Manzini, quien se propuso realizar esculturas funcionales.

Bueno, no sabemos si será funcional, lo que se dice funcional; pero no me van a negar que queda de película.
Ya lo saben: libros, una estructura, resina y manos a la obra. Y a sumergirse en el conocimiento.

(Haga clic en “Me gusta”.)


(Visto aquí vía acolostico)

6 comentarios:

  1. Con yacuzi ya sería la leche. :-D

    ResponderEliminar
  2. Y si te pudieras leer los libros, más aún. :P

    ResponderEliminar
  3. ¿Alguien ya lo ha probado? Es que tiene una pinta de acabar todo inundado...

    ResponderEliminar
  4. Siempre había pensado que lo de “lecturas húmedas” era otra cosa...

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien ya lo ha probado?

    Parece que esta sí, y funciona http://vi.sualize.us/view/41532e62e4710f614cc87d11799493dc/

    Siempre había pensado que lo de “lecturas húmedas” era otra cosa...

    Qué se puede añadir después de eso...

    ResponderEliminar
  6. Esto lo copia Ikea para el verano. Pero en versión barata y rápida con listines telefónicos.
    Al tiempo.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About