Bienvenidos a la olvidoteca

El hotel Conde Duque de Madrid ha puesto en marcha una iniciativa encomiable: una Olvidoteca. Sus bien nutridas estanterías (500 volúmenes) albergan los libros que los clientes se dejaron olvidados. Los clientes que están de paso pueden hojearlos, e incluso leérselos (y suponemos que, en un momento dado, llevárselos, aunque desde aquí desaprobamos ese tipo de prácticas).
Pese a que se trata de una iniciativa hermosísima, tanto como el nombre, 'olvidoteca' (que han tenido que patentar), lo más hermoso de esta historia es el emplazamiento de la Olvidoteca: el antiguo bingo del hotel, que acababa de cerrar. ¡Abriendo bibliotecas en bingos abandonados! ¿Cabe imaginar declaración de amor a la cultura más simbólica y emocionante?




1 comentarios:

  1. La idea me parece grande.
    Yo he leido Shampoo Planet gracias a un ejemplar olvidado en un albergue irlandés.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About