Más lecturas constructivas

Si tienen un poco de memoria histórica con respecto a nuestros contenidos, ya hemos visto algún que otro ejemplo de iglús contruidos a base de libros. Pero claro, formaban parte de exposiciones artísticas y tenían una finalidad más o menos estética. Lo que no habíamos visto hasta ahora es esta simpática mezcla de iglú y agujero de una cueva donde vivía un hobbitt. Toda una casita del árbol para niños, pero en plan biblioteca.


Obsérvese la profesionalidad con la que el niño de la puerta bloquea a la niña toda posibilidad de entrar en el recinto. ¿Nos hallamos ante un bibliotecario y una cenutriousuaria en ciernes? Es muuuuuy probable.

4 comentarios:

  1. Precioso. Lástima del riesgo de derrumbe por plaga de pececillos de plata...

    ResponderEliminar
  2. Yo sigo pensando que este tipo de iniciativas las realiza algún cenutriousuario que ha hecho limpieza en la biblioteca de su casa ;-)

    ResponderEliminar
  3. jajajaja atención al cartel del lateral "prohbido trepar" ¿imagináis la catástrofe de un ataque cenu por sorpresa?

    ResponderEliminar
  4. Yo me lo pensaría muy mucho. Quedar atrapado por un iglú de libros no debe ser muy agradable ;-)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About