Fahrenheit 451..., o 2012... o 2013...

Eso sí, ¡qué frase! Nada menos que del visionario Ray Bradbury. Esperen, que se la traducimos:

No necesitas quemar libros para destruir una cultura.
Solo hay que conseguir que la gente deje de leerlos.

Ray Bradbury pone el genio y la frase, y Ryan Sheffield, la ilustración. 



2 comentarios:

 

Twitter

About