Entrevista a Andrew Wylie (II)

Esta mañana, Cristina compartía con nosotros los "momentos estelares" de la entrevista a Andrew Wylie en este post

La entrevista completa no tiene desperdicio y la recomiendo a cualquiera que no se la haya leído. Tengan en cuenta que las declaraciones no provienen de un tertuliano cualquiera de telecirco, sino de un graduado "magna cum laude" de Hardvard, que ahí es ná. 

La aseveración repetida de que los Kindles provocan cáncer, sin aportar ningún dato que lo respalde, junto a la invitación a fumar que hace, insinuando que es más seguro que usar dichos dispositivos es sin duda la "joya de la entrevista". Pero hay más. Del autor de "no me contrataban en las editoriales porque leía a Tucídides" llega:
"la lectura de e-books es la parte más desechable del mercado. Se usa mucho para los thrillers o las novelas románticas. Basura, libros que no querés mantener ni mostrar porque te daría vergüenza que te vieran leyendo esas pavadas."
"Quizá beneficia a los lectores pobres [los precios bajos de Amazon]. Pero al final de cuentas, los lectores pobres no tienen educación y, probablemente, van a comprar basura. Por eso no me importa. "
Parece que este caballero desconoce el dato de que uno de los primeros proyectos de digitalización de libros -si no el primero-, el Proyecto Gutenberg, comenzó con textos clásicos que habían pasado al dominio público, y a día de hoy ofrecen gratuitamente unos 45000 ebooks, entre ellos, las obras de su querido Tucídides que tantos problemas laborales le causó. Actualmente, numerosos organismos culturales y universidades han imitado los esfuerzos de Michael Hart, creando sus propios repositorios de obras clásicas, libres ya de derechos de autor, para que los pobres también podamos acceder a la "literatura de calidad", y podamos tratar de educarnos. A lo mejor por eso, el señor Wylie quiere que los derechos de autor sean eternos, debe de ser un fastidio que los pobres puedan llegar a leer gratis a los clásicos griegos.

Sinceramente, hasta ahora había pensado que en Harvard formaban mejor a los alumnos, y estos no caían tan fácilmente en estereotipos o generalizaciones absurdas, o que al menos se documentaban un poquito antes de dar por supuesto cosas tan estúpidas como que lo único que lee la gente en formato digital es lo que venden las distribuidoras comerciales (ya sea comprado o no, pero ese es otro tema). 

Por cierto, como dato curioso, según wikipedia, este enemigo de los ebooks creó en 2010 Odissey Editions, para distribuir... e-books. No comments.


1 comentarios:

  1. ¿Quién no se ha quedado sin amigos al leer a Cervantes?
    Ahora los podemos leer en el Kindle y decir que estamos leyendo Las cincuenta sombras de Crepúsculo... o lo que sea el top de ventas de los quioscos ahora mismo.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About