Ese es el espíritu (y X)

A veces no hace falta arquear la ceja. De hecho, no hace falta mover medio músculo facial, tan solo mirar fijamente con cara de panda bonachón y hacer unas cuantas maldades (pocas pero efectivas).




Resultados garantizados. Estoy por contratarlo para mi biblioteca, a ver quién es el guapo que me descoloca los libros entonces.

(Gracias por el enlace, Laura)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Twitter

About