El verdadero motor de búsqueda

¿Deberíamos alarmarnos si los ordenadores de la biblioteca se estropean y a los cenus les resulta imposible hacer búsquedas en Google? ¡En absoluto!, porque aquí está... --redoble de tambores, por favor--: ¡el bibliotecarioooo!

(Esta ilustración ¿les parece mona, muy mona o achuchable? Pues están de enhorabuena: tienen muchísimas maneras de comprar en línea este póster de Sarah McIntyre y, en un momento dado, lucirlo en su biblioteca. Eso sí: si se lo ponen, no sean bordes con sus cenus. Demuestren que tienen corazón. Ay, que me da.)

2 comentarios:

  1. De acero..."Corazón de acero".

    El cartel está incompleto
    (si no, mal lo tenemos para imponer orden)


    Pero vaya, que el cartel es "requetemono" :-D

    ResponderEliminar
  2. No creeré lo que dice ese cartel hasta que alguien me traiga el corazón palpitante de un bibliotecario.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About