In vino veritas

Cuando uno es pequeñín se imagina qué será de mayor. Famoso, vividor del cuento, pelagaitas o probador de colchones son algún ejemplo de mis preferencias infantiles. Sin embargo, la cruda realidad te tira atrás y tus padres te obligan a escoger una carrera con la que ganarte el pan de cada día, a ser posible -piensas- sin sudar mucho en el intento. Así que escoges una a boleo, la que más rabia te da o con el nombre más exótico de todas: Biblioteconomía y Documentación. Con esa elección, tienes fiesta asegurada cada vez que abres la boca para explicar que que quieres dedicar el resto de tu existencia a aplastar cenutriousuarios con las AACR2. Luego acabas la carrera y te enfrentas a la difícil elección del tipo de biblioteca en la que te gusta pasar tus aireacondicionados veranos. Infantil, si tienes paciencia infinita. Pública, si eres un sufridor nato. Especializada y privada, si te va el morbo y tienes aguante. Monvínic, si eres un Frikitecari: "Monvínic es un espacio pionero que combina una bodega con 4.000 vinos distintos, donde están representadas todas las regiones vinícolas del planeta, con un wine-bar, un restaurante, una sala de catas y conferencias, y una biblioteca que alberga una completa selección de libros, revistas, guías y catálogos de subastas con el vino como eje vertebrador".
Ya estoy actualizando mi curriculum...

16 comentarios:

  1. acolostico14/7/08 10:04

    Y la cerveza????

    ResponderEliminar
  2. Tendremos que montar algo nosotros, definitivamente....:DDD

    ResponderEliminar
  3. Va a haber tortas para este puesto... ya me estoy cansando de mi puesto de sufridora bibliotecaria.

    A ver... amplios conocimientos (demostrables) en vinos tintos, rosados, blancos y cavas, interés por la materia y además domino todos los idiomas en cuanto me tomo dos copitas de cualquiera de los vinos con denominación de origen... soy la perfecta candidata para el puesto ;)

    ResponderEliminar
  4. Si no tendría que haber dicho nada, y el puesto hubiera sido mío. Tendremos que hacer un examen, Grine...:D

    ResponderEliminar
  5. jeje, disputado el puesto, veo...

    yo de pequeña quería ser paje de los reyes magos, pero por más que envié mi currículum y pregunté nunca me contestó diciendo dónde se estudiaba para eso... seguro que son todos unos enchufados.

    ResponderEliminar
  6. Voluntaria para el examen de cata de caldos, cuando y donde quieran... XD

    Voy a empezar con un reservita que tengo por aquí...

    ResponderEliminar
  7. Yo me pido vividor del cuento, si no os importa.

    ResponderEliminar
  8. Voluntaria para el examen de cata de caldos, cuando y donde quieran... XD

    Ay madre, cuánta competencia...un laxante bien puesto y verás, verás ...:p

    ResponderEliminar
  9. ¿Cuándo vamos? :)
    Eso sí, a la vuelta, en NitBus.

    ResponderEliminar
  10. Se impone quedadita, sí...:D

    ResponderEliminar
  11. ¡Frikitevisita guiada ya!
    (con cata incluida...)

    ResponderEliminar
  12. Uy si!!!
    Yo tambien me apunto! servidora es una experta en los vinos tintos ;P

    ResponderEliminar
  13. Io dambien soy esberda... ¿guando guedabos?
    (*ubps!... berdón. * Esduve bragdigando bara esdar a la aldura guando guedebos*)

    ResponderEliminar
  14. Pbonto, hebmana, guedabemos bu pbonto...


    (Y Mar, nos tienes que demostrar tus conocimientos en vino tinto viniendo a alguna quedada, eeeeeh?....? :p)

    ResponderEliminar
  15. Tienes mucha razón Cristina...cuando leo vuestras crónicas me entran unas ganas!!! A ver si al fin nos vemos las caras! ;P
    Ah! y a practicar a fondo... hip!

    ResponderEliminar

 

Twitter

About