Pupita

No entiendo cómo puede ser que todos los bibliotecarios tengamos problemas de espalda. Uy. Ay. Uyuyuyuyuy...Mierda, creo que se me acaba de pinsá el nirvio asiático otra ves. Si es que no lo entiendo...


9 comentarios:

  1. acolostico29/8/08 09:34

    Por abusones? Quién mucho abarca...

    ResponderEliminar
  2. Por "abusados"? Que a veces trabajar sin medios humanos ni materiales es duro... (y con esto no digo que no los haya, es que a veces es como si no estuvieran).

    Uf, qué mal empiezo...

    ResponderEliminar
  3. Va a ser por eso que hoy estoy con un principio de lumbalgia que veremos a ver cómo acaba... Yo por si acaso no levantaré un libro en lo que queda del día.

    ¿¿Premonitorio??

    O hay alguna que tiene poderes o es que está la 'pofesión' al completo mu malita ;)

    ResponderEliminar
  4. :-) hacía que no me podía pasar por aquí XDD

    veo que falta presupuesto para carritos, jeje... ¿y si contratamos un ejercito de Wall.e(s)para contratar los libros?

    ResponderEliminar
  5. Y no sólo la espalda... ¿alguien tiene una bonita calcificación en alguno de sus hombros?, tanto colocar libros marrones en estanterías altas tiene su peligro :(

    ResponderEliminar
  6. Os recuerdo que era ya una costumbre antigua el capturar usuarios y alimentarlos para que previo adiestramiento (nada sencillo por su poca capacidad) den masajes en nuestras torturadas espaldas,en las no muy lejanas casas de reposo del bibliotecario.
    XDD

    ResponderEliminar
  7. casas de reposo del bibliotecario

    Coñe! es cierto, se me había olvidado...

    ResponderEliminar
  8. capturar usuarios y alimentarlos para que previo adiestramiento ... den masajes en nuestras torturadas espaldas
    Jmmmhh... Siii. Masajitos en mi espalda... Aquí arriba, en los hombros y el cogote...

    ResponderEliminar
  9. Sí, yo también quiero de esos para mi maltrecha espalda y no las torturas a las que me somete el quiropráctico :D

    ResponderEliminar

 

Twitter

About