Punto de apoyo

El atril: ese objeto que se supone que tiene que contribuir a la comodidad de la lectura pero acaba pareciendo una herramienta de tortura.
Aquí les presentamos un intento de reinventarlo: el atril Leselotte.


Se trata de un cojín (disponible en ocho colores para combinarlo con los colores de las portadas de los libros) con forma triangular y una cubierta de tela, con tiras de velcro (para poder ajustar el libro en casi cualquier posición) .



Para utilizar en el coche, en el suelo, encima de la mesa… Y si la lectura es aburrida, siempre se puede quitar el libro y poner la cabeza en su lugar: ¡brillante!


9 comentarios:

  1. Ostras, ahora con mi estupenda patita nueva me iría de vicio...tengo que mantener la pierna por encima del nivel del corazón, y así leer es difícil...

    ResponderEliminar
  2. ¿pierna por encima del nivel del corazón?

    Uix...se me sube la sangre a la cabeza solo de pensarlo....
    Complicat, complicat...

    atril-cojín blandito= siesta... mmm...

    ResponderEliminar
  3. Dada mi afición a encontrarle los "peros" a todo manifiesto que plantea un importante inconveniente: dada su blandura resulta un arma arrojadiza sin ninguna efectividad. No podremos abrirle un boquete con él en la cabeza al/a la desgraciad@ que venga a interrumpir nuestra lectura en el momento mas inoportuno.

    ResponderEliminar
  4. Cap problema Rosa!
    ¡Se le tira el libro, no el atril! ;-)

    ResponderEliminar
  5. Noooo, pobre libro. Además, no me puedo quedar sin lectura
    ;P

    ResponderEliminar
  6. Per fí la gent anirà a la platja a fer el que realment li agrada: LLEGIR! XXXD

    ResponderEliminar
  7. Noooo, pobre libro. Además, no me puedo quedar sin lectura
    ;P


    Una buena encuadernación lo resiste "casi" todo, Rosa...
    (eso si...después hay que recuperar el libro...Dudo que el cenutrio de turno lo devuelva...)

    Per fí la gent anirà a la platja a fer el que realment li agrada: LLEGIR! XXXD

    Juàs! Si... llegir...si... ;-)

    ResponderEliminar
  8. mmm y si le cambias el relleno???, una que otra piedrecilla!!!! misma utilidad... mayor dolor!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Tu si que sabes, Bibliotekaro!
    ;DD

    ResponderEliminar

 

Twitter

About