Periodicidades

Hoy vamos a desvelaros el significado de uno de los misteriosos términos de la jerga bibliotecaria: periodicidad. Que tiene que ver con el período, sí, pero no con ese, sino con este otro: según los miembros y las miembras de la Real Academia que Limpia, Fija y da Esplendor, la periodicidad es la «cualidad de periódico» (que no hay que confundir con la calidad del periódico, aunque este sea periódico...) y periódico es algo «que se repite con frecuencia a intervalos determinados»... y sí, amigos, los cenutriousuarios se repiten, y no sabeis como, y aquí os voy a ofrecer unos ejemplos de su periodicidad (tengan en cuenta que nos basamos en el ámbito universitario; en otros, las periodicidades pueden variar):

  • Periodicidad no determinable: le gusta sorprender. Nunca sabemos si vendrá o no, ni siquiera a devolver los libros que tiene en préstamo. También es aplicable, en el ámbito universitario, al profesorado —para este colectivo tendríamos que crear la periodicidad virtual: se manifiestan únicament por teléfono o correo electrónico.
  • Anual: aparece una vez al año. Suele abundar entre el profesorado universitario y, antiguamente, entre algunos estudiantes que se lo jugaban todo a un examen final y sólo aparecían para prepararlo. Desde que funcionamos por semestres, son más raros y suelen confundirse con los bienales y los trienales: total quien se acuerda de su careto al cabo de un año?
  • Bimestral: como el trimestral y el cuatrimestral, es uno de los grandes misterios de la biblioteca. Sus visitas no coinciden ni con períodos de préstamo, ni con la entrada de nuevas adquisiciones... pero existe. Le hemos visto. Nos hemos quedado con su cara.
  • Bisemanal (dos veces a la semana): el más abundante es que aparece los lunes y los viernes. Los lunes, para contar a los amigotes o a las amiguitas lo que ha hecho durante el fin de semana; los viernes, para contar a los amigotes o a las amiguitas lo que hará durante el fin de semana.
  • Diaria: es la más habitual en muchos estudiantes, que ya están en la puerta antes de que llegue el primer bibliotecario y no salen hasta que el último bibliotecario insiste en hacerle abandonar la sala. Otros muchos acuden diariament a buscar a los amigotes o a las amiguita para irse al bar. La más habitual también después de la puesta en marcha de los nuevos estudios de grado.
  • Quincenal (cada dos semanas): un bimensual al que no le gusta que pongan en duda su orientación sexual.
  • Semestral: periodicidad habitual entre los que sólo van a la biblioteca a estudiar para sus exámenes... finales. Durante unos días su periodicidad es diaria, pero no se les ve el pelo durante el resto del año. Se le reconoce porque se me estresa en cuanto se le dice que todos los ejemplares de tal libro están prestados.
  • Bienal (cada dos años): la biblioteca no es para él/ella. Frecuente entre profesores e investigadores. Lo más habitual es que cada vez que vienen busquen el único libro que está perdido o que tengas que darles de alta de nuevo porque ya se había borrado su registro de usuario...
  • Trienal (cada tres años): como el anterior, pero este siempre llega un año más tarde.
  • Trisemanal (tres veces a la semana): es el que además de venir los lunes y los viernes (cfr. Bisemana), vuelve los miércoles para contar lo que ha hecho durante el fin de semana a sus amigotes o a sus amiguitas que no estaban el lunes...
  • Tres veces al mes: que a treinta días por mes de media y diez de préstamo, es el que sólo viene a devolver libros y llevarse otros. Y, además, no suele renovarlos.
  • Actualizado contínuamente: tiene la rara habilidad (Un sexto sentido? Una percepción extrasensorial? Consulta nuestra página web?) de aparecer por la biblioteca cada vez que se renueva el contenido del expositor de novedades: saca todos los libros, sean del tema que sean, los amontona en una mesa, (hace que) los consulta... y se va dejando los libros en cualquier parte menos donde los encontró.
  • Mensual: este entra normalmente en la biblioteca por error o porque está buscando a alguien.
  • No aplicable: estamos tan hartos de él, que ni nos importa si entra, si sale, si viene, si va... Lo único que queremos es perderlo de vista. Aplícase también al que pasaba por allí, vio una biblioteca y entró a ver que había dentro. No suelen volver.
  • Trimestral: cfr. Bimestral. Solía aplicarse también a los que acudían al final del trimestre a preparar los exámenes de la asignaturas trimestrales. En vías de extinción, por cambio de planes de estudios.
  • Bimensual (dos veces al mes): como el quincenal, pero sin complejos de ninguna índole.
  • Cuatrimestral: cfr. Bimestral. Solía aplicarse también a los que acudían al final del cuatrimestre a preparar los exámenes de la asignaturas cuatrimestrales. En vías de extinción, por cambio de planes de estudios.
  • Desconocida: el que no ha pisado la biblioteca en su p... vida, vamos. Cómo vamos a conocer su periodicidad si no le hemos visto nunca el pelo? También puede aplicarse a los del primer grupo.
  • Semanal: este sólo viene a la biblioteca los lunes, para contar a sus amigotes o a sus amiguitas lo que ha hecho durante el fin de semana. Molesta menos que el bisemanal y que el trisemanal (sólo tenemos que oirle y reñirle una vez a la semana).
  • Otras: los que sólo acuden a la biblioteca los fines de semana o los días festivos, que haberlos, haylos. Los que fluctúan. Los que vienen a recoger a su amorcito. Los cacos (menos los formales, que vienen siempre el mismo día a la misma hora).

Y seguro que a todos vosotros se os ocurren más casos que podríamos poner para ejemplificar cada categoría. Porque para gustos, los colores, y para cenutriousuarios, los de nuestras bibliotecas.

PS. Por cierto, si un periódico es una «publicación que sale diariamente», no es muy redundante definir un diario como un «periódico que se publica todos los días»? No habría bastado con «periódico»? En fin, misterios de los sabios académicos.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Jua, juas y rejuas! Lo has clavado. Aquí estamos en plena época de exámenes y se nos mezclan todas la periodicidades posibles. Tenemos una sub-especie (por llamarle de alguna manera) que vienen de lunes a viernes cada día, a eso de la 17,30h que es cuando más estudiantes hay. Se dan dos vueltas por la biblioteca sin consultar nada, se ponen a hacer cola para usar los ordenadores. Ahí, pegaditos a la oreja de los que están usándolos para intimidar y que no se pasen ni un segundo del tiempo establecido (o para cotillear, que de todo habrá) y entonces les suena el móvil o les llama el colega a grito pelado desde el pasillo, salen corriendo y... hasta mañana a la misma hora.
    Vivir para ver

    ResponderEliminar
  3. Què bo, Ferran.
    También hay el usuario experto en “vengo 5 minutos antes de cerrar el servicio de préstamo y me pongo a hacer cola con más libros de los que me puedo llevar”. Con un poco de suerte, no viene cada día.

    ResponderEliminar
  4. jaja, y si esto se aplicase a las bibliotecas universitarias necesitaríais un equipo de National Geographic para catalogar tantísimas especies y subespecies, pero bueno, de los usuarios (semi) majos que pasamos de vez en cuando a saludar a las bibliotecarias no habéis hablado, jaja

    ResponderEliminar
  5. de los usuarios (semi) majos que pasamos de vez en cuando a saludar a las bibliotecarias no habéis hablado, jaja

    Eso se merece un post aparte, o "De cómo los cenus intentan ligar con la Diosa Bibliotecaria" ;)

    ResponderEliminar
  6. y si esto se aplicase a las bibliotecas universitarias necesitaríais un equipo de National Geographic para catalogar tantísimas especies y subespecies

    De hecho, esto está basado en una biblioteca universitaria... pero no podía alargarlo eternamente, Don Quijote.

    Me habéis cogido por sorpresa, por cierto, no creía que la Frikitecaria Máxima publicaría hoy esta entrada!

    ResponderEliminar
  7. Me habéis cogido por sorpresa, por cierto, no creía que la Frikitecaria Máxima publicaría hoy esta entrada!

    Lunes, máxima audiencia...

    (i si haig de ser sincera, em pensava que avui ja treballaves! per quan m'he adonat que no, ja era massa tard...xorri!)

    ResponderEliminar
  8. Buiiino... Podría hacerse un compleja clasificación de los cenutriousuarios qu pueblan nuestras praderas... Digo, bibliotecas: por periodicidades como nos muestra Ferran, por soporte (supongo que una apabullante mayoría se englobarían en "no hay quién lo soporte"), por materia (materia gris, materia blanda, plasma, hectoplasma, "yo a este lo matería"...), por características físicas, etc.
    Ejem, perdón por los chistes malos... La neurona se me duerme... Zzzzzzz Efectos del paracetamol... Zzzzzz

    ResponderEliminar
  9. Actualizado contínuamente, Mensual y No aplicable

    De estos también tenemos en las bibliotecas públicas... y dan ganas de matar a más de uno.

    ResponderEliminar
  10. i si haig de ser sincera, em pensava que avui ja treballaves!

    Sí que treballava, Cristina, però em vaig passar el matí en una formació... no ho vaig veure fins tard.

    "yo a este lo matería"

    BRAVO! BRAVO! Que me «desorino» de tanto reír!

    ResponderEliminar
  11. También está el usuario inédito, el que aparece como el espíritu santo, pero en forma de paloma para "defecarlo" todo

    ResponderEliminar

 

Twitter

About