Sin límites

No hay obstáculos para un bibliotecario: sólo retos. ¿Dificultades geográficas / orográficas? ¿Problemas de acceso? Minucias. ¡Ni un niño sin acceso a una biblioteca!
Imaginación al poder.



No me digan que esta profesión no es una maravilla (..a veces…)

5 comentarios:

  1. es una maravilla (..a veces…)

    A veces...y cada vez menos veces...¡pero mola!

    ResponderEliminar
  2. Maravilla sí... pero si yo me aparezco con un biblioburro en mi colegio, no te digo la que se arma.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que los niños harían cola para montarlo, con lo bruticos que son :D

    ResponderEliminar
  4. Aquí los burros tienen dos patas. Y de biblio... más bién poco ;P

    ResponderEliminar
  5. Don Quijote ha vuelto después de innumerables aventuras con suséneca en Canarias... ahora estoy en Las Palmas, por eso dejé de dar señales, querido frikitecarios míos...
    Me parece impresionante la idea de este pequeño gran héroe cotidiano, rozo el momento abrazanenúfares, pero sin exagerar, ¡olé sus cojones! Atravesarse Colombia en burriquito para llevar la cultura a estos niños... ¿para cuándo un premio y el reconocimiento que merece?

    ResponderEliminar

 

Twitter

About