Bibliotecarias susssias encadenadas

¿Cansada de tu collar de perlas? ¿El estilo Charlotte de Sexo en Nueva York se te ha quedado pequeño? ¡Bienvenidos a la nueva colección Dirty Librarian Chains, que, a pesar del título pretencioso del post (es mi vena periodística, les ruego que me disculpen) es una colección de joyería pensada para bibliotecarias. Lamentablemente, no hay ningún pendiente con su CDU favorita, ni ningún collar con inscripciones de Ranganathan. Ni tampoco un brazalete que ponga "Amor de bibliotecario". De hecho me gustaría hablar con la persona que haya diseñado la colección para que me explique la relación entre esto y nosotras:






Bueno, vale, lo admito: la relación más evidente es que es una colección bonita, de un diseño elegante y discreto, como (huelga decir) nosotras. ¿Qué os parece? Personalmente aún tengo que pensármelo, sobre todo lo de "dirty", que no sé si es porque todas somos unas guarronas o porque la colección está pensada para guarronas (y no le veo el guarrindongo a ninguna pieza de la colección, la verdad).


Creo que mejor me voy a tomar un café con mi supertaza y dejo para más tarde cualquier intento de pensamiento a estas horas.

7 comentarios:

  1. Y no será que las dirty librarians son las diseñadoras? Aunque tampoco así le veo yo el dirty por ninguna parte...

    ResponderEliminar
  2. Es un reclamo para atraer público fetichista. Seguro que alguno pica. :-P

    ResponderEliminar
  3. Ni después del café consigo saber qué tienen de dirty o de librarian, la verdad...Si es como reclamo, si nos toman por tontas lo llevan claro.

    ResponderEliminar
  4. La bisutería de la foto no hay por dónde cogerla.

    ResponderEliminar
  5. Pues menuda gracia que te compres un collar y te lo den “dirty”…andevamosaparar…

    (creo que he oído un “crac” dentro de mi cabeza… voy a por otro café…)

    ResponderEliminar
  6. Lo mismo lo de dirty es más por los precios que por las diseñadoras o las compradoras, pero vaya, que justo debajo de mi casa hay unos chinos que tienen los mismos collares pero mucho más baratos, ¿quién se apunta al dirty librarian style a precios populares?

    ResponderEliminar
  7. El genio al que se le ocurrieron estas joyitas no tiene ni idea de cuál es el estilo de una bibliotecaria con pedigrí. ¿Qué es eso de reciclar materiales? Nosotras solo usamos metales nobles y pedrolos de tropecientos quilates o más. Los collares de hojalata están muy bien para los talleres de manualidades de los campamentos de verano, pero no para unos ejemplares de mujeres de semeante categoría.

    Y servidora se ducha todos los días, así que ojito.

    ResponderEliminar

 

Twitter

About