Lecturas constructivas

¿Hartos las estanterías Billy del Ikea? ¿No sabemos que hacer con los libros víctimas del expurgo? ¿Toca un canguro inesperado de los sobrinos y no hay plan ocioso para entretenerlos? Solución multifuncional: ¡construya un iglú con libros! ¿Útil? No. Y requiere espacio… pero oigan … ¿y lo entretenido que tiene que ser?Y lo que ser farda después con las visitas… (eso es lo que debió pensar el Sr. Miler Lagos al realizar su instalación)




(visto aquí via acolostico )

7 comentarios:

  1. Juas. Si juntamos nuestros expurgos construimos una catedral. O una ciudad que ríanse ustedes de la burbuja inmobiliaria... Cuanto "ladrillo" desperdiciado

    ResponderEliminar
  2. Ostras, me acaba de salir "meando" en el reconocimiento de caracteres ese... Caramba con el gúgel

    ResponderEliminar
  3. Luego, cuando quieras sacar un libro para leerlo, será como el juego ese de palitos que tienes que sacar uno de la mitad de la torre sin que se te caiga, ¿no? :P

    ResponderEliminar
  4. ¿Y si monto un iglú en mi zulo? ¡Cómo molaría!

    ResponderEliminar
  5. Si juntamos nuestros expurgos construimos una catedral.

    Creo que algo parecido ya se les ocurrió a los de Acuarius para un anuncio.

    Es como una regresión a mi infancia, cuando desmantelaba las estanterías para hacerme guaridas y usaba las muñecas de contrafuertes.

    ResponderEliminar
  6. ¿no había un cuento de Cortázar en el que había ya tantísimos libros que empezaban a construir ciudades con ellos? pero seguían publicando más y más y acababan echándolos al mar, pero se deshacían y el agua se convertía en pulpa de papel y se solidificaban los océanos y los cenus quedaban aislados en sus yates, mientras los escritores y los frikitecaris conquistaban la tierra?
    Pues sepan ustedes que se empieza por los iglús de libros y las catedrales de expurgo...

    ResponderEliminar
  7. "FIN DEL MUNDO DEL FIN" se llama el cuento

    ResponderEliminar

 

Twitter

About