¡Uno doble, por favor!

Ya decía yo que el tener dos manos tenía que ser por algún motivo mucho mejor que para poder ordenar los libros mientras se arrastra el carrito de los libros...



8 comentarios:

  1. Vaya. Eso explica por qué muchas fichas de Ariadna están como están.
    XDDDDDDDDDDDD

    :-*********

    ResponderEliminar
  2. Libros y alcohol, qué gran idea :)
    Vaya, vaya...eso explica muchísimas más cosas... ;)

    ResponderEliminar
  3. Ya lo decía Ramoncín:

    Libros y alcohol
    corren por mis venas, mujer.
    No tengo problemas de amor.
    Lo que me pasa es que estoy loco por catalogaaaar.


    O igual la letra no era exactamente así. No sé, hace mucho que no la oigo...

    ;-)

    :-*******

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno...

    Otro día, posts con canciones sobre bibliotecarias :DDDD

    ResponderEliminar
  5. manu o.e.g.c.22/11/06 12:41

    Que sofisticás sois las bibliotecarias, andevé.

    ResponderEliminar
  6. Estamos entre la mongil y la destrozacorazones. No hay término medio ;)

    ResponderEliminar
  7. Y en España, la mejor idea ha sido «en una mano, el Bollycao; y la otra, para ganar» (casposo anuncio publicitario de los ochenta).

    ResponderEliminar
  8. Eso era un anuncio de Bollycao? pos no lo recuerdo; pues así, qué poco originales los bibliotecarios americanos...

    ResponderEliminar

 

Twitter

About