El Escolasticus apuntofagus

El Escolasticus apuntofagus es una especie de estudiante que suele invadir las bibliotecas en determinadas y puntuales épocas del año, ocupando cualquier espacio libre que encuentre con sus montones de apuntes, libros, lápices, bolígrafos y fosforitos varios. Su llegada en masa hace que sea considerado una auténtica plaga por bibliotecarios de todo el mundo, pero al ser una especie protegida lo único que se puede hacer durante el tiempo que dura su invasión es tomárselo con mucha calma y mucho humor.

El Escolasticus apuntofagus, a diferencia del Escolasticus escolasticus, sólo acude a la biblioteca a empollar sus apuntes. Su comportamiento suele ser airado, nervioso, exigente e impertinente. Esto lo diferencia claramente del Escolasticus escolasticus, el cual, al acudir a la biblioteca a lo largo del año, conoce su funcionamiento y sus entresijos, lo que puede exigir y lo que no. El Escolasticus apuntofagus, sin embargo, sólo es consciente de tener derechos: cualquier referencia a deberes le produce una evidente confusión y se bloquea.

El Escolasticus apuntofagus, al igual que el Escolasticus escolasticus tiene una amplia distribución por toda la geografia peninsular. Su vida media suele variar, puesto que no todos los miembros de la familia de los Escolasticae tienen el mismo ritmo de aprendizaje, y su estancia en la universidad puede oscilar desde los tres años hasta la jubilación.

El Escolasticus apuntofagus suele salir de su habitat natural para acudir en masa a la biblioteca en épocas concretas del año: normalmente alrededor del inicio del verano, hacia su final (en menos medida), y alrededor de fin de año. Enero y junio suelen ser la épocas de mayor número de Escolasticus apuntofagus, aunque hay diferencias según las subespecies: el Escolasticus apuntofagus sp. barcinonensis suele abundar en diciembre y enero, y en mayo y junio; el Escolasticus apuntofagus sp. autonomus, en cambio, suele ser más abundante en febrero y junio. Estas dos especies de Escolasticus apuntofagus son típicas de la cuenca mediterránea, concretamente del área de Barcelona.

El comportamiento del Escolasticus apuntofagus suele ser muy parecido: por la mañana muy tempranito acude raudo a la puerta de la biblioteca, donde esperará haga frío o calor desde por lo menos media hora antes, a pesar de saber que la biblioteca no abrirá antes por estar él ahí. Pero esto tiene su explicación: en cuanto se abran las puertas, entrará raudo como Juana la de las rebajas para ocupar un sitio. Un sitio hemos dicho? No, amigos: el Escolasticus apuntofagus ocupará tantos sitios como miembros tenga su manada, no sea que tengan que sentarse al lado de un miembro de otra manada. En ese sitio pasará todo el día, hasta la hora de cierre (hora en la que holgazaneará ostensiblemente para intentar poder quedarse un minuto más), levantándose únicamente para tres actividades: comunicarse, evacuar y alimentarse.

La alimentación del Escolasticus apuntofagus es muy variada. Los restos que suelen dejar tras de si en mesas, suelos, sillas y estantes al final de la jornada nos indican que el Apuntofagus suele alimentarse de chucherías varias, galletas de todos los tipos y medidas, patatas fritas, fruta e incluso bocadillos de chorizo. Su bebida favorita es el agua, aunque algunos prefieren el café, los zumos de frutas, las bebidas refrescantes e incluso el mate.

El Escolasticus apuntofagus se comunica principalmente mediante el teléfono móvil, que suele sonar o vibrar ruidosamente en cualquier momento de la jornada. En estos casos, el Apuntofagus suele optar por ignorarlo, por salir corriendo mientras grita "espera, que estoy en la biblioteca", esconderse detrás de un estante para hablar o, en algunos casos, sin levantarse siquiera de la silla habla el rato que le viene en gana.

Sus costumbres evacuatorias nos son desconocidas, aunque podemos apuntar que tanto las hembras como los machos de Escolasticus apuntofagus acuden en grupos al mingitorio, normalmente en parejas. También las parejas suelen acudir juntas. No sabemos porqué, pero imaginamos que tiene poco que ver con la evacuación.

Hasta aquí, amigos, las características de este simpático cenutrousuario que puebla nuestras bibliotecas, el Escolasticus apuntofagus.

26 comentarios:

  1. Me ha gustado la lección de zoologia. Sólo me ha faltado la voz de Felix Rodríguez de la Fuente...

    ResponderEliminar
  2. acolostico8/2/08 09:45

    Hace unos días en el programa de la mañana de RAC 1 se fueron de caza a una biblioteca nocturna...

    No iba la gente a estudiar precisamente parecía...

    ResponderEliminar
  3. Despues podemos encontrar otra especia a la que tb se le podría dedicar un post. "La pijuseconomicus", que junto con el apuntografus son protagonistas de cortejos amatorios "pa mear y no exar gota".

    ResponderEliminar
  4. Qué callaos todos. ¿esto es la resaca del volumen de comentarios de ayuer? enga, animaos...que escolasticus apuntofagus se merece que le lancemos miles y miles de hachas...

    Sólo me ha faltado la voz de Felix Rodríguez de la Fuente...

    Es que es más bien NAtional Geographic, pero sí...

    ResponderEliminar
  5. Qué callaos todos. ¿esto es la resaca del volumen de comentarios de ayuer?

    Más bien creo que se han quedado catatónicos con el postazo de hoy. Qué largo me ha salido, redior...

    Veo que FEP ha captado el "tono". ;-)

    ResponderEliminar
  6. guiseval8/2/08 12:35

    señor ferrán, su postazo ha sido fantástico y muy descriptivo, real como la vida misma

    siéntolo mucho, pero he de decir que este silencio se debe simplemente a que los madrileños no hemos podido participar antes, si no, ya andaríamos por el segundo maki de pollo o incluso por el de salmón

    ResponderEliminar
  7. Buscando sobre cosas del extraño mundo de las bibliotecas, y de los todavía más raros seres que las habitan, me encontré con este blog.

    Me he enterado de algunas cosas,me he reido de otras, pero en general me quedo con la sensación de que ser medio loco, reirse de sí mismo,odiar al usuario, ser medio ñoño (friki) viene dentro del paquete de ser bibliotecario.

    Yo también lo soy, mejor digo,soy bibliotecólogo, porque en esta parte del mundo la carrera se llama Bibliotecología y Documentación, pero la cosa es la misma.

    Eso. Estaré al tanto de lo que acá se escriba y a ver si es que desde aquí les aporto con algo. Cualquier cosa me dicen al correo.

    Saludos y felicitaciones desde Chile.

    ResponderEliminar
  8. guiseval8/2/08 12:46

    has acertado carlos, el fatídico o glorioso día en el que decidimos ser bibliotecarios/tecólogos firmamos un contrato de cambio de personalidad con todas esas cualidades/defectos, quién nos lo iba a decir...

    otro saludito desde el otro lado del gran charco, yo desde Madrid concretamente

    ResponderEliminar
  9. Bienvenido a la famiglia, Carlos ;) No estamos medio locos, es que Dewey nos hizo así :p

    ResponderEliminar
  10. Bienvenido, Carlos, a este rinconcito de la red. Esperamos que lo pases muy bien leyéndonos y, sobretodo, comentando en este blog.

    Aquí algunos somos más ñoños que otros, pero frikis lo somos todos. Y no odiamos al usuario, sólo nos gusta martirizarlo un poquito ;-)

    ResponderEliminar
  11. Aunque aquí al ñoño lo llamamos abrazanenúfar...:p Ferran es un gran ejemplo ;)

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la bienvenida. Ya he leido casi todo el blog,(salvo las cosas en catalány una que otra entrada) asú que ya estoy más o menos al tanto.
    Y claro que lo he pasado bien leyéndolos.

    En principio no cachaba algunas palabras, pero leyendo una entrada a modo de vocabulario, ya las entiendo. De a poco me voy acostumbrando

    ResponderEliminar
  13. yo creo que con estos usuarios se puede aplicar muy bien lo de "divide y venceras", visto sun alto grado de dependencia con su manada u pareja...
    Felicidades por el post y bienvenido carlos

    ResponderEliminar
  14. guiseval8/2/08 13:07

    carlos, no te preocupes, yo me he incorporado relativamente hace poco y también me costó al principio enterarme de lo que hablaban, pero luego ya te vas acostumbrando y al final casi, casi, hasta les coges cariño y todo

    ResponderEliminar
  15. Como decía, entender no es difícil, porque la mayoría de las códigos son propios de la profesión y esos no distinguen país. En que quedaba colgado era en uno que otro chiste interno y palabras de jerga (tanto españolas como las propias de este blog), pero eso es el gaje de vivir en otra parte y ser pajarito nuevo en esto.

    Y lo del cariño, habrá que ver como se dan las cosas

    ResponderEliminar
  16. al final casi, casi, hasta les coges cariño y todo

    No sé si la palabra es cariño o adicción MUAJAJAUJAJAUA...

    ResponderEliminar
  17. beatriz (gemela malvada)8/2/08 13:56

    esoy por cambiarme el nombre y ponerme la niña de los enlaces...
    Aqui os dejo un ejemplo de la peor especie de Escolasticus apuntofagus.

    http://es.youtube.com/watch?v=fa1NSBAx0OI

    ResponderEliminar
  18. el Escolasticus apuntofagus.
    No es especie protegida ¿verdad?, igual se parece al topillus empollinius que abunda por la meseta castellana, su erradicación es sencilla, veneno en las madrigueras, con dejar una o varias bolsas de "aparentes conguitos" es suficiente y posteriormente es ineludible acudir al lanzallamas o a la cal viva, lo que se prefiera. :)

    ResponderEliminar
  19. No es especie protegida ¿verdad?

    Nooooo, qué va, deberían estar en peligro de extinción pero cada día hay más. Tomo nota de los conguitos rellenos de cicuta... y posteriormente yo prefiero el desmembramiento por medio de hachita.

    Enhorabuena, Ferrán, me ha hecho usted reírme de lo lindo según he llegado a trabajar.

    ResponderEliminar
  20. Pos por aquí estamos en plen aplaga de estos marditos apuntofagus de los ...ines. Tenoms la subespecie "unedensis" y otra dificilmente clasificable que debe ser un endemismo, pero estamos a rebentar, oiga.
    Os regalo unos cuantos, pa que practiqueis el lanzamiento de hacha, la patada voladora o lo que sea, que no damos abasto
    ;PP

    ResponderEliminar
  21. Felicidades Ferran! has descrito perfectamente esta especie que abunda y mucho en las bibliotecas, y yo aunque trabaje en cercanias tambien puedo confirmar que la especie se difunde más allá del area metropolitana de Barcelona...por aquí lo que suele suceder es que no entienden que los de pueblo vamos a"otro ritmo" y les pasa como el protagonista de Doctor en Alaska... sus gritos, improperios y idas de la olla sobre el horario de las bibliotecas de pueblo hacen que mi instinto frikitecario esté por las nubes como debe ser...parece ser que no comprenden que las bibliotecas pequeñas y con poco personal (es decir yo mismamente y nadie más)no podemos tener abierto las 24 h del dia durante épocas de examenes...por si ellos fuera me atarian a la pata de la mesa durante estos dos meses... ;P
    Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  22. Gracias, gracias! Celebro que les haya gustado.

    No sé si estarán en peligro de extinción o no, pero me temo que hasta que cambie la ley liquidarlos está feo...

    ResponderEliminar
  23. Ferran, t'acompanyo en el sentiment, no ets pots imaginar com! Has fet un retrat d'antologia i me'l guardo al del.icio.us, de consol per quan no pugui més.

    ResponderEliminar
  24. Por estos lados también los hay. El caso má extremo que conozco, y por desgracia de manera directa, fue cuando trabajaba en la biblioteca de una escuela de teatro. Fue horrible. Si ya las características propias de este tipo de personas son detestables, se le suma las de los pseudo actores (histrionismo, exageración de los gestos, etc.)la cosa hastía a cualquiera.

    Gritos (porque la pequeña sala de lectura era ocupada para ensayar los textos), por lo mismo, tipos tirámdose al suelo, entraban y salían disfrasados, empezaban a hacer ejercicios de pantomima, imatándome mientras buscaba el libro, etc. En definitiva un asco. Cosas que me tenía que mamar porque, según mis jefes, "la bibliioteca de teatro no es como el resto de las bibliotecas, tiene que ser un lugar vivo, sin restricciones, en donde los estudiantes sientan que es como las demás partes de la escuela, una extensión del escenario" (más o menos sic.)Aparte estaba solo.

    Resultado obvio. La renuncia.

    ResponderEliminar
  25. L'Escolasticus apuntofagus fabrensis ens envaeix ara!!! La seva característica és que, després de la seva hivernació, ocupa territorialment les biblioteques de la especie fabrensis 3 cops l'any sense comptar l'estiu.

    La seva dieta és similar a la de l'espècie principal encara que fa intents d'ampliar-la (s'han descrit casos de macarrons gratinats a la seva alimentació).

    ResponderEliminar
  26. 'Escolasticus apuntofagus fabrensis ens envaeix ara!!!

    Caram, és que no fan vacances mai aquests apuntofagus??!!!

    Benvinguda a frikitecaris, Livia ;)

    ResponderEliminar

 

Twitter

About