No necesito carro

En los quehaceres diarios de una biblioteca ordenar los libros que nos han devuelto (en el caso de la acepción 7ª del DRAE del verbo, que se puede dar, no los ordenamos) supone a veces un fastidio: busca un carro, llévalo, cárgalo, vuelve a la sala en cuestión, vigila para que los cenus no vayan a buscar precisamente entre esos libros en lugar de entre los 50.000 restantes...

Por eso a veces pasas de buscar carro, haces una pila enorme e intentas llegar hasta las estanterías cargando los libros como buenamente puedes. Esto presenta el inconveniente de no poder llevar muchos a la vez. Bueno, presentaba, porque ya me he puesto a ensayar esta técnica:



Ya se que lo del vídeo son ladrillos, bueno, algunos libros...

15 comentarios:

  1. "This video is currently not available..."
    Sningff...

    ResponderEliminar
  2. acolostico11/3/09 09:38

    Habilidad al cargar... Pero a ver como se descarga ordenadamente...

    ResponderEliminar
  3. Ay mis cervicales! Han crujido todaaaas!!! Y estoy con acolostico, ¿cómo sueltas eso?

    ResponderEliminar
  4. Ay mis cervicales!

    i els genolls....només de pensar-ho...


    Bueno...ahora voy a probar con los tomos de la Espasa....(luego les cuento...)

    ResponderEliminar
  5. y los brazos? eso no son brazos, son gadgetobrazos!! qué elasticidad!

    ResponderEliminar
  6. Y estoy con acolostico, ¿cómo sueltas eso?

    Yo de momento los dejo caer de golpe encima de un CU cualquiera, pero reconozco que hace falta mejorar ese aspecto XD

    i els genolls....només de pensar-ho...

    genolls son rodillas?, pues también duele... y el pie, al tío se le cae un ladrillo en el pie y ni se inmuta oye.

    son gadgetobrazos!!

    En efesto XDD

    ResponderEliminar
  7. A éste le pagarán en bonos para el fisio ¿no?

    ResponderEliminar
  8. Mi carro me lo robaroooooooooooon... y esta vez literalmente. A nosotros nos desapareció uno de los carritos de libros antes de abrir la biblioteca. ¿Quién se llevó mi carro?

    Habrá que aprender este método de transporte, aunque prefiero el lanzamiento directo al CU con los tomos más gordos...

    ResponderEliminar
  9. A nosotros nos desapareció uno de los carritos de libros antes de abrir la biblioteca.

    Jod... hasta dónde llega la rapiña humana, mare mía... Igual teneis un vórtice de esos a otra dimension ;D

    ResponderEliminar
  10. Nosotros no esque no necesitemos, es que no tenemos carro.
    Tengo una práctica en bajar las escaleras al depósito con un pila de libros que dificulta, cuando no impide, la visión de donde pongo los pies... Vamos, que el del vídeo es un aprendiz a mi lado.

    ResponderEliminar
  11. Eso sí, el usa la cabeza y yo mis manitas (el que sabe, sabe)

    ResponderEliminar
  12. Y qué equilibrio!, parece un número de circo...No sé cuánto pagan en la construcción africana, pero en el Raluy se ganaría la vida fijo...

    ResponderEliminar
  13. Tengo una práctica en bajar las escaleras al depósito con un pila de libros que dificulta, cuando no impide, la visión de donde pongo los pies...

    XDD He sentido alguna vez lo mismo bajando una pila de libros a la sala de préstamo por la escalera, vas pensando "mare mía qué torta me voy a pegar"...

    ResponderEliminar
  14. "mare mía qué torta me voy a pegar"...

    Y si me vieran los de prevención de riesgos laborales...
    O si vieran el corte que me pegué con el canto de una estatería tipo mecano...
    ¡No tenemos peligro ni ná!

    ResponderEliminar
  15. solo tres palabras:

    IM - PRE-SIONANTE

    jajajaja ue buena entrada

    ResponderEliminar

 

Twitter

About