Sin revistas me quedé

¡Pues sí! Ya era hora que álguien pusiera a los usuarios de bibliotecas médicas en su sitio. Ha tenido que ser en Madrid (la capital del Reyno), donde con un par de cojones bien puestos y peludos la Consejería de Sanidad de Madrid, a través de su Agencia Laín Entralgo, ha dejado sin revistas científicas a toda la red hospitalaria de la Comunidad de Madrid. ¿Qué se habían creído? ¿Que esto era jauja? ¿Que siempre podrían ir chupando del bote? No, amigos míos, no. La paciencia (y la cartera) tienen un límite.

El colectivo médico se quejará de que se quedan sin su herramienta de trabajo. Pero ya se sabe que los médicos son una panda de aburguesados que están demasiado bien acostrumbrados a encontrarse en sus mesitas de trabajo o en sus mails los artículos que desean cuando lo desean. Ellos no saben lo que cuesta eso. Cuesta dinero, muuuuuuuuucho dinero. Y tanto dinero para que al final no se lean las revistas carísimas que les hemos comprado, no compensa. Es como comprarle una PlayStation a un niño para que la use como soporte para una mesa que cojea. Es tan gratificante ver a hospitales apuntándose a iniciativas de ayuda al tercer mundo para poder consultar un paquete de revistas básico... ¿Será esa la Alianza de Civilizaciones que propone el malvado ZP?

Primero fue el proyecto de privatización de los hospitales, y ahora esta medida. Conociendo el buen hacer de los gobernantes de la Comunidad, seguro que los dineros que se van a ahorrar se invertirán en cosas útiles para la comunidad. Aunque si por mí fuera, se debería construir una estatua de Esperanza Aguirre del tamaño del Coloso de Rodas, hecha de bronce, para colocarla en la Puerta del Sol de Madrid, con la cabeza de oro para reflejar los rayos del sol y así iluminar a esta España deshecha y desorganizada en manos de los socialistos.

Lo único que lamento es que Madrid se haya apropiado del tópico diferencial catalán por excelencia - la adhesión inquebrantable a la Virgen del Puño. No sé qué esperan los directivos del Servei Català de la Salut para hacer lo propio con los hospitales catalanes. Vamos, chicos, que no es tan difícil.

P.d. Obviamente, he escrito este post desde la ironía. Si las revistas no fueran tan tremendamente caras, y la información fuera más libre, nada de esto estaría pasando. Eso sí, lo de la estatua lo mantengo: sería un tremendo cagadero para la población de palomas de la capital y alrededores.

10 comentarios:

  1. acolostico30/4/08 09:43

    Espe espe espe es cojonuda, como espe no hay ninguna...

    Pero vamos, que se tiene lo que se vota...

    Y otro tema es lo de tener que pagar por ese tipo de información... Pero eso sería entrar en otros temas..

    ResponderEliminar
  2. Pero eso sería entrar en otros temas..


    entremos, entremos...

    ¿crees que el científico que felizmente se dedica a investigar debe publicar gratuitamente sus años de trabajo?

    ResponderEliminar
  3. Así es ella: liberal hasta los tuétanos.

    Hablamos de alguien que ha inaugurado hospitales a medio construir, que está privatizando toda la sanidad pública, que se ha intentado quitar de enmedio a todo un servicio de anestesistas de un hospital público... ¿Qué más le darán cuatro revistas?

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué más le darán cuatro revistas?

    En realidad mucho... como los bibliotecarios le dan miedito intenta por todos los medios quitarles fondos

    ResponderEliminar
  5. ¿crees que el científico que felizmente se dedica a investigar debe publicar gratuitamente sus años de trabajo?

    Yo creo que se conformarian con no tener que pagar para publicar...

    ResponderEliminar
  6. Y yendo a la pela, un triste testimonio de la vida real.

    Si las cosas van bien, es más que probable que me den una sustitución (una baja por enfermedad) durante el mes de mayo en una importantísima editorial científico-médica. Si el sector público empieza a suprimir sus suscripciones a revistas científico-médicas, el mercado de éstas se va a reducir drásticamente, ya que suelen vivir de suscripciones. Si una de las pocas editoriales que está creciendo ve disminuida drásticamente su cuota de mercado, ¿cómo solucionará la crisis? ¿Lo adivináis?

    Pero total, esta editorial está en Barcelona, y eso sí que no es problema de Espe. Bien por Espe y su reducción de gastos en los hospitales públicos privatizados de Madrid.

    ResponderEliminar
  7. Contentos nos tiene la Espe a los de Madrid.

    Últimamente tengo el hígado deshecho de tanta patada que nos da: que si curas en los comités éticos de los hospitales públicos de la Comunidad que pueden decidir sobre los casos de aborto o de cuidados paliativos, que si regalando escuelas infantiles públicas (además de los hospitales) a la gestión privada, que si restricciones a las publicaciones médicas...

    La liberalización al poder... por qué c*** no se liberalizará ella misma y se vende a las empresas privadas como su querido Zaplana??????????

    Brrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!! No me toquen el temita que estoy que muerdo.

    ResponderEliminar
  8. Eso sí, lo de la estatua lo mantengo: sería un tremendo cagadero para la población de palomas de la capital y alrededores.
    Així m´agrada, amb dos collons!!! Alguns polítics "conservadors" no tenen límit, mai es sap com et poden sorprendre...
    salutacions

    ResponderEliminar
  9. "Pero vamos, que se tiene lo que se vota..."
    O lo que se alían los otros...
    Respecto a lo de las suscripciones...Así sin más?, de un plumazo?...Pues no me estrañaría que el ICS o allegados lo copiaran, de momento ya se han cargado otras "cosillas sin importancia"...como el personal...y después se quejan de que no hay médicos...

    ResponderEliminar
  10. Pues Juanma, a medio plazo, si la editorial no reinventa su negocio, se irá a pique. Pagar el trabajo de edición hay que pagarlo. Pero la manera de hacerlo no será la que hemos conocido hasta ahora. O, al menos, así parece.
    ¿Igual nos despiden a nosotros y con los sueldos que se ahorren pagan la edición de artículos que después estén en libre acceso?

    ResponderEliminar

 

Twitter

About