San Herodes...

Los niños son graciosos cuando estás con ellos cinco minutos. Después de dos horas son insoportables, y al cabo de cinco horas, insufribles. Un bibliotecario en la sala infantil tiene que tener los nervios de acero y un aguante que haría de Job un impaciente. Los progenitores de cachorros humanos son conscientes de ese hecho, y se aprovechan. No es raro que los abandonen ahí como si la biblioteca fuera una guardería gratis o como si los críos fueran un saco de patatas del que deshacerse, y para muestra un botón. Duro, pero cierto.
Claro que si los progenitores tienen la cara dura, nosotros más.




Por si a alguien la lengua de Shakespeare no es su fuerte, el letrero viene a decir que los niños dejados desatendidos [en la biblioteca] serán echados a cuenta y riesgo de los tutores.

Amén.

[Dedicado a Grine :p]

40 comentarios:

  1. Después de dos horas son insoportables, y al cabo de cinco horas, insufribles.
    Que me vas a contar...

    ResponderEliminar
  2. Si necesitas un cable, Manu...:)

    ResponderEliminar
  3. acolostico18/1/08 09:51

    Ale, el día de las señales...

    El hecho de que existan según que advertencias da poco que decir sobre la capacidad humana de tener un mínimo de sentido común... eso y los abogados...

    ResponderEliminar
  4. En ese último caso, soy yo la que digo: qué me vas a contar...

    ResponderEliminar
  5. Ahora mismito me imprimo la señal para colgarla a la puerta de la biblioteca. Después del día de ayer de cuenta-cuentos y niños desatados en mitad de la biblioteca (sin que sus padres les dijeran ni mu) la necesito mucho.

    Y gracias por la dedicatoria :*

    ResponderEliminar
  6. Qué paciencia tenéis que tener, Grine...:)

    ResponderEliminar
  7. Qué paciencia tenéis que tener,

    Ni te cuento las ganas de estrangular niños (y progenitores) en esos momentos...

    Si es que no hay nada como la sala infantil para sacarnos de quicio.

    ResponderEliminar
  8. Como método de desahogo, Frikitecaris es muy bueno. Cuenta...o haznos posts ideando torturas, sí...:DDD

    ResponderEliminar
  9. A mi me tocó trabajar en verano en la sala infantil de una biblio pública. Como mi particular parroquia estaba de vacaciiones venía más relajada que, imagino, cuando van al cole.
    No solo era bibliotecaria, si no profe, porque para entretenerlos ellos mismos me pedían que les pusieran deberes y claro despues a corregirlos... (ya casi ni me acordaba de las tablas de multiplicar).
    Hasta que un niño se me acercó un día y me dijo "que no queria complicaciones que eran dificiles" si hasta su propio nombre lo indica.

    ResponderEliminar
  10. Me apunto a la terapia Frikitecaria para los momentos de mayor tensión :p Será mucho mejor (y más barato, dónde vamos a parar) que el psiquiatra...

    ResponderEliminar
  11. Juas, llámalo tonto al crío! :DDD

    ResponderEliminar
  12. Tortura número uno (dos puntos)
    1.Afilar el látigo de 7 colas.
    2.Atar a los padres a una silla tabuerete o columna más cercano.
    3.Encollejarlos hasta el cansancio a la vez que con cada colleja les haces repetir: la biblio no es una guarderia...

    ResponderEliminar
  13. La 2 y la 3 pueden ir juntas, no? o combinándolas con otras...

    ResponderEliminar
  14. Esta entrada me recuerda a una compañera mia que esta en la biblioteca de young learners. En la llegada y la marcha de los chavales más pequeños le convierten la biblioteca en una sala de espera: niños correteando y berreando mientras los padres hablan entre ellos cual tertulia vespertina.

    Seguro que le encanta esta entrada.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja! precisamente estos días estoy haciendo la adaptación de mi enano en la guardería y es un espectáculo. Los niños son adorables... pero los tuyos! tanto moco suelto y tanto llorete... ui, ui. Y eso que yo estoy encantada con el mío. Realmente la sección infantil debe ser un poco rollo, aunque yo estoy deseando q mi enano se entere para ir a la hora del cuento (eso sí, yo en primera fila)

    ResponderEliminar
  16. Los niños son adorables... pero los tuyos!

    Me temo que sí ;) Suerte al Roc en su nueva aventura :)

    ResponderEliminar
  17. En Burgos las salas infantiles de 5 a 7 son el lugar de encuentro de las mamás, los niños correteando alrededor de las mesas, merendando y las madres sentadas en las mesas de los niños a carcajada limpia, no hay nada que hacer...
    Los sábados por la mañana les dejan y se van a hacer la compra...
    un Sr. ¡oíga que un niño ha salido fuera! ¿y?,¡pues que ha salido!, mire si no está su padre para atenderle lo siento mucho, ya le lloraremos.... ;P

    ResponderEliminar
  18. ya le lloraremos.... ;P

    Pero no mucho, sólo lo justo ;DDDD

    ResponderEliminar
  19. los niños dejados desatendidos [en la biblioteca] serán echados a cuenta y riesgo de los tutores.
    A cuenta y riesgo dequién puedo echar a los mayores?
    Esos también charlan, se rien... Y corren desesperados cada vez que les suena ese móvil al que no han encontrado la opción de "silencio" (o sea, cada 3 minutos. Ni que fuesen médicos de guardia!!)

    ResponderEliminar
  20. A cuenta y riesgo dequién puedo echar a los mayores?

    A esos directamente se les enseña el hacha en actitud agresiva mientras se señala la puerta...

    ResponderEliminar
  21. Hay que verlo por el lado bueno. Por ejemplo, se pueden hacer prácticas de patada voladora.

    Me explico. Van dos bibliotecarios/as a la sala infantil, uno de ellos se pone a tirar niños al aire a la voz de "¡¡¡NIÑO!!!", mientras el que a proferido la voz ensaya su patada voladora con los niños lanzados. Evidentemente hay que ir intercambiándose los puestos entre el lanzador y el pateador.

    Si no fuera porque nos acusarían de maltrato infantil...

    ResponderEliminar
  22. Conlo buenos que son los niños y los padres... troceaditos y al horno con patatas! jijijiji
    Ainsss que me sale la vena bibliopsicopata.
    Os olvidais de las comadres... es así como yo llamo a las mamis qwue vienen con el niño los dejan sueltos mientras te desmontan media biblioteca y ellas sin inmutarse de chachara...de comadreo, vamos...

    ResponderEliminar
  23. hacer prácticas de patada voladora

    Mapuntuuu!!!! :DDDDDD Hay que mejorar, y así tiernitos y pequeñitos, cuestan menos de patear...

    ResponderEliminar
  24. Si no fuera porque nos acusarían de maltrato infantil...
    No seas tan políticamente correcto, filo (**!?). Si se tienen que patear, pues se patean i listo.
    ¿Algún forzudo/a que lance usuarios adultos por los aires?
    ¿O me compro una catapulta?

    ResponderEliminar
  25. Yo a mis hijas las tengo aleccionadas si venís a la biblioteca, tenéis que ayudar, colocan de maravilla, prestan que da gusto... ;P

    ResponderEliminar
  26. Ostras, tendré que ir moldeando mis bíceps, pero mientras, tendremos que usarnos de catapultas...

    ResponderEliminar
  27. colocan de maravilla, prestan que da gusto... ;P

    Ya. ¿Y ellas cobran la parte proporcional del sueldo de su mami por el trabajo que ella deja de hacer? :p estas madres....:PPPPPPPP

    ResponderEliminar
  28. a mis hijas las tengo aleccionadas si venís a la biblioteca, tenéis que ayudar, colocan de maravilla, prestan que da gusto...

    ...Y si ha sido buenas, por la noche una fábula del maestro Frikite-Zen :D

    ResponderEliminar
  29. Y ellas cobran la parte proporcional del sueldo de su mami por el trabajo que ella deja de hacer? hala!!exactamente eso me dijeron ellas... van a tener razón,y una mi.... ya se comen todo. XXDD

    ResponderEliminar
  30. ...Y si ha sido buenas, por la noche una fábula del maestro Frikite-Zen :D
    Por supuesto, todo el día dibujando mandalas, ;P

    ResponderEliminar
  31. hala!!exactamente eso me dijeron ellas...

    Te van a salir bibliotecarias :DDDD

    ResponderEliminar
  32. Te van a salir bibliotecarias :DDDD

    ¡Qué bien! Sangre nueva para la DMF, eso está muy requetebién, aleccionarlas desde bien pequeñitas :p

    ResponderEliminar
  33. Sangre nueva para la DMF
    no lo sabéis bien, todo el día, llamándome mafaldia frikitecaria.... y sí ya dicen lo de ser bibliotecarias..., ayyyy, recogeré el charquillo de baba no vaya a ser que se resbale alguno... pensándolo mejor... que se demoñen... XXDD

    ResponderEliminar
  34. ¿Enseñaras a las niñas a mandar callar a los revoltosos y a repartir patadas voladoras?
    Deben ser adorables...

    ResponderEliminar
  35. mafaldia frikitecaria

    Suena a música celestial en mis oídos XDDDD

    Son la "next generation" ;)

    ResponderEliminar
  36. todo el día, llamándome mafaldia frikitecaria.... y sí ya dicen lo de ser bibliotecarias...

    Así sí que me gustan los niños... los demás con patatas bien guisaditos. ¡Ñam, ñam!

    ResponderEliminar
  37. Bah. Con los niños es suficiente acercarse por la espalda y dejar caer un enorme tomo de la Salvat encima de una mesa.

    PATTTTTAAAUUN!

    En seguida se hace el silencio :-P

    ResponderEliminar
  38. jajajajajajj ..pero habria que limpiar el tomo despues ¿no? que si no se quedara perdido de tripas y esas cosas de las que estan compuestos los niños por dentro

    ResponderEliminar
  39. Suerte que en mi biblioteca no hay niños... bueno, menores de edad, porque criajos y criajas hay para hartarse :-p

    ResponderEliminar
  40. Siempre he dicho que Herodes fue un incomprendido.
    Recuerdo a una niña que se pilló un rebote de campeonato porque no podía llevarse material a casa. Se puso a berrear con tanta fuerza que se oía por toditita la biblioteca.
    Yo la miraba y alucinaba, estaba atacadita, tanto que se le empañaban las gafas por las lágrimas y la congestión (lo juro)... y la mamá tan terne!

    ResponderEliminar

 

Twitter

About