Mobbing de usuarios - Lección I: El libro perdido

Frikitecaris, con su habitual espíritu didáctico, se complace en ofrecerles el Primer curso de mobbing de usuarios (nivel avanzado).

A veces, más allá de técnicas directas como el arqueo de cejas o la patada voladora en el culo, hacen falta otro tipo de técnicas más sutiles, pero igualmente efectivas. Este curso que hoy empieza expondrá alguna de estas técnicas.

Esta primera lección consiste en un ejercicio práctico en el que se pretende socavar la moral del posible usuario. Para su adecuada realización son requisitos indispensables:

- Una biblioteca (aunque esto parezca obvio nunca está de más insistir en ello).
- Dos bibliotecarios compinchados (está claro que cuando digo bibliotecarios estoy hablando en genérico -lo mismo pueden ser bibliotecarios que bibliotecarias o uno de cada- y más habida cuenta que el 80% de nuestra profesión está copado por féminas).
- Un usuario incauto.

Una vez expuestos los requisitos mínimos para llevar a cabo esta técnica no queda más que mostrar de manera práctica cómo realizarla. Así pues, pónganse en contexto: imagínense una biblioteca cualquiera con al menos dos bibliotecarios esperando al incauto usuario para socavar su moral.

¿Pero como se socava la moral de un usuario? Sencillo, pongamos que el citado usuario se acerca al mostrador preguntando por el último libro de Harry Potter. Mientras el bibliotecario número uno va atendiendo al usuario en su petición e indicándole, de manera sumamente parsimoniosa, que el libro se encuentra en la sección de ficción, concretamente en Literatura inglesa y ordenado por nombre de autor, el bibliotecario número dos, que ha oído toda la conversación, se levanta inadvertidamente como si fuera a colocar libros.

En realidad este bibliotecario va raudo y veloz hacía donde se encuentra el libro (o libros, dependiendo de si hay más de una copia), que busca el lector y lo (o los, si hay más de uno) sustrae de la estantería. Posteriormente el bibliotecario número dos se agazapará en una posición que le permita observar sin ser visto la llegada del usuario y sus fútiles intentos de encontrar la obra.

Cuando el usuario, después de rascarse la cabeza (signo inequívoco de su evolución a partir de los primates), desista de seguir buscando más por su cuenta y decida volverse al mostrador para solicitar la ayuda del bibliotecario número uno, el bibliotecario número dos retornará el libro (o libros) a su lugar.

Entre tanto, el bibliotecario número uno esperará pacientemente el regreso del incauto usuario. Cuando éste último llegué, y tras mostrarle que el libro (o libros) no está en préstamo, el bibliotecario número uno acompañará al lector hasta donde se encuentra el libro. Evidentemente el libro estará ahí, el usuario pondrá cara de sorpresa, y, abochornado, tratará de convencernos de que el libro no estaba ahí antes. Entonces el bibliotecario número uno, haciendo gala de sus dotes para la comunicación no verbal, pondrá primero cara de Claaaaaro, y el libro se ha movido solo... y luego, con mirada desaprobatoria, le mostrará su cara de Ande, coja el libro y no me haga perder más mi valioso tiempo pedazo de inútil...

Repita está técnica con el mismo usuario tantas veces como sea necesario (eso sí, es conveniente que los bibliotecarios vayan intercambiando sus papeles, no tanto por qué el usuario pueda darse cuenta -situación harto improbable-, sino por la necesidad de perfeccionar individualmente todos los aspectos de esta técnica) hasta que el usuario:

a) Considere no volver más a nuestra biblioteca o...
b) Decida, por su propia voluntad, ingresar en un centro psiquiátrico o...
c) Caiga al suelo entre terribles espasmos, ponga los ojos en blanco y un reguero de espumarajos brote de su boca.


Aquí tiene la huella dejada por la última víctima, perdón, usuario objeto de esta técnica.

Y eso es todo por hoy. Esperamos que esta lección les haya sido de utilidad y los convocamos en este blog para futuras lecciones de este curso.

35 comentarios:

  1. acolostico10/10/07 10:23

    cuando el diablo no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas...

    o como haciendo públicas su tácticas guerrilleras están pueden tornarse en contra...el usuario esconde libros...terror...

    ResponderEliminar
  2. el usuario esconde libros...

    Pues que no lo pillen porque sino el arqueo de cejas y la patada voladora van a parecer una caricia comparado con lo que se le hará al usuario esconde libros...

    AVISADOS ESTAIS COBARDES!!!

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero donde están todos?¿No me estareis haciendo mobbing?

    ResponderEliminar
  4. Deuen estar perfeccionant la tècnica per fer mobbing als seus usuaris... o el cafè emb llet encara no ha fet efecte :PP

    ResponderEliminar
  5. En mi caso, perfeccionando la técnica y creando nuevos horrores y torturas, que hoy ya me tienen calentita de buena mañana...

    ResponderEliminar
  6. Hay un fallo en el primer capítulo de esta interesante y prometedora serie: no hacen falta dos bibliotecarios para eso, el usuarius comunis es bastante hábil a la hora de no encontrar el libro en su sitio, sin necesidad de escondérselo. Y cuanto más gordo sea el libro, más probabilidad de que no lo encuentre.

    Seguiremos apostillando. ;-)

    ResponderEliminar
  7. Si, y despues viene el usuarius comunis toca-pelotis, que amás de no encontrar el libro aunque esté en su sitio, le hagas un detallado plano de situación y éste sea de tamaño descomunal y naranja fosforito... amás amás, te pierde todo lo que toca (aunque en realidad no le interese, es pá jodé) "descolocándolo en cualquier sitio de lo más inverosímil

    ResponderEliminar
  8. amás amás, te pierde todo lo que toca aunque en realidad no le interese, es pá jodé

    Te refieres al usuario tipo acolostico, ¿verdad? :p

    ResponderEliminar
  9. Snif! Menos mal. Ya pensaba que el karma me estaba jugando una mala pasada...

    Ayer me desaparecen los guionistas y hoy nadie decía nada...

    Hay un fallo en el primer capítulo de esta interesante y prometedora serie: no hacen falta dos bibliotecarios para eso, el usuarius comunis es bastante hábil a la hora de no encontrar el libro en su sitio

    Cierto, cierto. Pero hay que asegurar, no sea caso que la flauta suene por casualidad.

    ResponderEliminar
  10. Y ahora, muy a mi pesar, me desconecto. Hay ciertas obligaciones que me reclaman (cachís con las ganas que tenía de seguir este hilo).

    ResponderEliminar
  11. Je je.. ¡Muy bueno!

    Apuntado queda.

    Otra forma.

    Ingrediente necesario:

    1)usuario con ínfulas pero sin muchas luces.

    2)Compañero de préstamo discreto y/o ausente.

    Truco: decir que las novelas se ordenan por título sin decirlo. Ahá, Harry Potter; busca en N Har. Sino lo encuentras en N Pot.

    Volverá gimoteando(imposible que lo encuentre o venga quejándose, sólo tiene la posición usuariocenutrio): no lo encuentro, no lo encuentro...

    Entonces te levantas con esa flexibilidad sintética que caracteriza a todo bibliotecaria/o, vas a la estantería y se lo das con mirada fija e inexpresiva.

    Su moral ya está por los suelos, su voluntad doblegada, su amor propio hecho añicos.

    ¿Volvera?

    Si es el caso repetir la maniobra: Busca en N cod, ¿Código Da Vinci me has dicho no?

    No habrá tercera ocasión.

    Con el PI se pueden hacer virguerias para aturdir a los usuarios.

    Prometo post especial "mobbing a viejecitas abyectas"

    Muajajajaja.

    ResponderEliminar
  12. el usuario esconde libros...

    buff, cuando yo estudiaba en la bilbioteca de la uni, anda que no habia libros entre las revistas en la hemeroteca!
    Aunque esas bibliotecarias, imponer imponer... mes aviat no...

    ResponderEliminar
  13. Claro, y así sus usuarios les escondían los libros. Y luego tenemos los usuarios que tenemos, normal...

    ResponderEliminar
  14. Prometo post especial "mobbing a viejecitas abyectas"


    Deseosos estamos de leerlo.

    ResponderEliminar
  15. buff, cuando yo estudiaba en la bilbioteca de la uni, anda que no habia libros entre las revistas en la hemeroteca!


    En la mía no sólo los escondían, los robaban. Recuerdo que, uno a uno, fueron desepareciendo todos los tomos de las obras completas de Freud ¡Y eran 23 volúmenes!

    ResponderEliminar
  16. Como sigáis así alguna universidad os va a contratar para dar clases de "atención a usuarios" ;-)

    Pero no una cualquiera, quizás alguna de Transilvania o el inframundo. ¡Mira que sois malos!

    ResponderEliminar
  17. ¡Mira que sois malos!


    ¿Malos? ¡Qué va! BWHA-HA-HA-HA-HA-HA-HA

    ResponderEliminar
  18. BiblioteKaro10/10/07 15:02

    Aunque no lo crea yo vivo a diario el goce de burlarme de esto pequeños usuariosengrendros de dios, nunca encuentran nada, pero además me llenos los bolsillos de menesteres.... como es eso... les paso el libro solicitado, (por color, porte, nunca por el nombre... Dios mió!!!! ) Ellos me miran como diciendo y ahora que hago????? Índice hijo mió, índice.... y viene la lo que estoy esperando... no esta ... la información no esta!!!!, entonces les digo cuanto apostamos????, un dulcecillo, un bebestible o comestible .... y al final, termino bebiendo o comiendo algo rico JAJAJAJAJAHUAJAHUAJAHAUJAHUAJAHUAWAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHJAJAJJAJAJJAJA
    (que malita soy)

    Saludos cordiales!!!!

    ResponderEliminar
  19. BiblioteKaro10/10/07 15:08

    yaaaaaaaaaaa, lo encontre!!!!! lean esto, esta en la webbbb, podemos aplicarlo a los deudores!!!!

    Libros encuadernados en piel humana

    "En mis escasos diez años como bibliotecario jamás había oído hablar de algo así. Pero lo ha publicado Livescience hace un par de días y curiosamente ha pasado desapercibido y de puntillas por la blogosfera: muchas de las mejores y más reputadas bibliotecas del mundo poseen libros encuadernados en piel humana.

    Según la citada página web se trata de una práctica bastante común en siglos pasados, aunque siempre semioculta a los ojos de la sociedad.

    Las mejores colecciones de estos singulares ejemplares se hallaban entonces en manos de doctores, principalmente de aquellos que tenían acceso a miembros amputados y cuerpos que nadie reclamaba. Pero en ocasiones bibliófilos, de mente insana diría yo, compraban piel de criminales ejecutados, cadáveres de las escuelas de medicina o personas pobres fallecidas, para poder encuadernar sus volúmenes más preciados.

    Por supuesto hoy en día las bibliotecas que poseen alguno de estos raros ejemplares no permiten su circulación, sólamente la consulta por estudiosos y expertos.

    Entre las bibliotecas propietarias de al menos un libros encuadernado con piel humana estarían la de la Universidad de Harvard, la Brown’s John Hay de Providence, el Colegio de Físicos de Filadelfia, y la Biblioteca Nacional de Medicina en Maryland. Seguro que hay muchas más.

    En cuanto a anécdotas, las hay tan curiosas y sorprendentes como que la Biblioteca Pública de Cleveland guarda un Corán encuadernado en la piel de su anterior propietario, un lider tribal árabe.

    Puede parecer repulsivo que existan semejantes artefactos, pero no olvidemos que los museos arqueológicos están llenos de huesos humanos. Incluso las momias, cadáveres al fin y al cabo, se exponen alegremente al público.

    “Otra cosa sería que los libros procediesen de la Alemania nazi” dice Paul Wolpe del Centro de Bioética de la Universidad de Pennsylvania. Y es que los nazis fabricaron hasta pantallas de lámparas con la piel de sus víctimas.

    Sobre el tema de la encuadernación con piel humana existen incluso artículos de revistas. Realmente asombroso y escalofriante."

    fuente: http://www.labrujulaverde.com/2006/01/12/libros-encuadernados-en-piel-humana/

    no sera mucho!!!?????

    ResponderEliminar
  20. Lo había leído en alguna ocasión, pero sobre todo referente a las barbaries nazis. Me da escalofríos. Al fin y al cabo no hay que olvidar que el pergamino es piel...

    En fin, sin comentarios. Y yo no sé si quisiera quedarme con un libro encuadernado o hecho con la piel de mis usuarios. No quiero ni ese "recuerdo" de ellos :p

    ResponderEliminar
  21. Pues no sé... las obras completas de Lovecraft, tal vez las querría encuadernadas así, pero las demás... Soy de los usuarios que prefiere el libro en rústica. :-P

    ResponderEliminar
  22. La táctica teine sus riesgos. Como bien ha dicho Ferran el usuarius comunis se basta por sí sólo para equivocarse, pero si la equivocación se convierte en comportamiento habitual, nos requerirá diariamente para que le vayamos a buscar cualquir material. Y eso no es viable.
    Propongo dirigir al usuario al depósito más recóndito que exista darle un golpe en la cabeza y meterlo en una nevera o trituradora.
    Para eso sólo se necesita un bibliotecario y una nevera o trituradora (el usuario ya lo ponemos nosotrs xDD)

    ResponderEliminar
  23. Pero qué radical, Jaume. Me encanta!!! ;)

    ResponderEliminar
  24. Radical seria fer ses cobertes des llibres de pell humana, com pel que sembla ja han fet alguns...
    sempre n´hi haurà que ens portaran sa davantera, jeje.

    ResponderEliminar
  25. Home, pensa sempre que la pell dels teus usuaris deu ser ben tendre i suau...

    ResponderEliminar
  26. la pell dels teus usuaris deu ser ben tendre i suau
    Aquest comentari amb veu fluixeta i a l´orella es semblaria al de Màxim Huerta a un nin que li deia quelcom semblant a "ya te enseñaré yo donde escondo la varita".
    Evidentment l´emisor no es mereix el mateix respecte que la nostra il·lustre bibliotecària...

    ResponderEliminar
  27. Evidentment l´emisor no es mereix el mateix respecte que la nostra il·lustre bibliotecària...

    Ejem...

    ResponderEliminar
  28. Esto estaría mejor si se grabara al incauto humillado y luego se colgara el video en el yutuve.

    ResponderEliminar
  29. BiblioteKaro10/10/07 23:04

    Y eso no es viable.
    Propongo dirigir al usuario al depósito más recóndito que exista darle un golpe en la cabeza y meterlo en una nevera o trituradora.

    la trituradoria podria manchar nuestras bibliotecas??? me quedo con la nevera.....

    ResponderEliminar
  30. BiblioteKaro10/10/07 23:37

    Con quien hay que hablar aqui, para que me autoricen la dfucion de "Mobbing de usuarios - Lección I: El libro perdido" ?????

    GRacias Totales

    ResponderEliminar
  31. En tanto que redactor de esta entrada tienes todo mi permiso para difundirlo tanto como quieras.

    Lo cual es extensible a cualquier entrada pasada o futura redactada por mí .

    ResponderEliminar
  32. meterlo en una nevera o trituradora
    ¿Hay de eso en las bibliotecas? Señores guionistas, seamos serios.

    ResponderEliminar
  33. Lo cual es extensible a cualquier entrada pasada o futura redactada por mí .

    Lo mismo por mi parte, siempre y cuando se mencione la fuente ;)

    ResponderEliminar
  34. lo mismo que ellos, así me ahorro tener que pensar...

    ¿Hay de eso en las bibliotecas? Señores guionistas, seamos serios
    Trituradora no porque el presupuesto se gastó en el último volumen de la CDU editado por la excelentísima AENOR pero, ¡¡¡nevera SÍ!!!

    ResponderEliminar
  35. ¿Hay de eso en las bibliotecas? Señores guionistas, seamos serios.

    Nosotros también tenemos nevera. Nevera, microondas y dos cafeteras de esas de filtro para hacer café aguado... Y acabo de tener dos flashes: flash number guan, un gremlin estallando dentro de un microondas en la película Gremlins, of cors; flash number tú, Grenouille intentando sacar el perfume de los seres humanos a base de manipulaciones varias de cuerpos.

    Qué de ideas se me ocurren leyendo este blog. o_Ô

    ResponderEliminar

 

Twitter

About